Menu

Coche del día: Citroën C15

La furgoneta de Chuck Norris

Coche del día: Citroën C15

Solemos tender a considerar como viejas glorias a los más chulos clásicos deportivos pero también tienen cabida aquellos que marcaron una época o forman parte del imaginario colectivo de una generación debido a su frecuente presencia en nuestras carreteras y calles. Aquí encaja nuestra protagonista del día, la Citroën C15.

Si Chuck Norris necesitara hacer una mudanza, elegiría una Citroën C15. De hecho, se rumoreó que fue el mismísimo Chuck Norris quien, sacándose a pelo y sin anestesia una costilla de todas las que tenía, dió vida a la más indestructible entre las furgonetas -muchas blancas- habidas y por haber: la Citroën C15.

Salió al mercado en 1984 fabricándose en Vigo y Mangualde (Portugal) hasta el año 2005 y fue tal su éxito que se siguió produciendo a la par de su sucesor, el Citroën Berlingo, hasta el año 2007. Doy fe de ello, conduje una como vehículo de mi empresa y era un cacharro indestructible. Aunque se fabricó como un vehículo comercial, también se le dió un uso lúdico los fines de semana por la amplitud de su zona trasera y un buen rincón para hacer alguna fiestuqui con algún [email protected]

Tenía una oferta mecánica reducida, todas atmosféricas, y eran dos mecánicas de gasolina -1.124 cc de 60 CV y 1.360 cc de 75 CV- junto con una diésel -1.769 cc de 60 CV-, la misma que montaba el Peugeot 205. Se basaba en el Citroën Visa y tuvo bastantes versiones: con y sin ventanillas laterales, isotérmica, pick-up, de policía, incluso una autocaravana.

Citroën inauguró el concepto de vehículo industrial con el mismo nivel de confort que un turismo, y por lo que ha ido demostrando el tiempo ha sido un concepto evolucionado y desarrollado con gran éxito. Surgió a raiz de buscar un sustituto a la versión furgoneta del 2CV probando en primer lugar con el Citroën Acadiane, versión comercial del Dyane 6.

Uno de sus eslóganes comerciales fue «Se lo carga todo» y su capacidad de carga empezó con 500 kg, aumentando hasta los 600 kg y 800 kg. Fue tal su éxito comercial, que a los cinco años su producción ya habían saludo 111.502 unidades y se tuvo que instaurar un turno de noche. El 38% de la producción se destinó al mercado nacional y el resto a Polonia, Francia, Bélgica, Reino Unido, Luxemburgo y Chile. En 21 años se vendieron 1.181.407 unidades y como curiosidad, de las tres últimas unidades, una se mandó al ayuntamiento de Vigo, otra se envió al Conservatoire Citroën en la ciudad francesa de Aulnay-sous-Bois y la tercera se quedó en la factoría de Citroën en Vigo.

Su recuerdo se nos quedará fijado para siempre, inamovible e indestructible y con un estatus legendario que se ha ganado a pulso.

COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

6
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
LoseJuis
Invitado
LoseJuis

Siempre pensé que la sucesora de la C15 fué (y que también convivió con ella) la Berlingo.

Pablo Mayo
Invitado
Pablo Mayo

Tienes toda la razón, desliz corregido.

Txesz
Mecánico
Txesz

No es dificil cogerle cariño pese a los defectos inherentes a su diseño, como un acceso a las plazas traseras bastante escueto o la posición de algunos mandos que los hace algo complicados de accionar.

Lo cierto es que a veces llega a sorprender lo que cabe dentro pese a un tamaño exterior tan reducido, sobre todo bajo los estándares actuales.

El punto débil: la carrocería, a la que el óxido con cierta facilidad. El resto, indestructible. Siguen circulando unidades con matricula de 2 letras mientras que las Express y Kangoo coetaneas ya escasean (casi desaparecidas las primeras)

Txesz
Invitado
Txesz

Desde luego que sus orígenes condicionan el resultado final. Pero aun así, en lo relativo al emplazamiento de los mandos de la calefacción o la radio, se podría haber llevado a cabo un rediseño a principios de los 90, cuando se abandonó el volante de un solo radio. Ójala hubiesen aprovechado para incorporar un diseño de la consola central más similar al del AX Y el hueco del reloj horario, que en algunos modelos modelos simplemente llevaba los 2 cevrones, bien podría haberse usado para un termómetro del refrigerante, algo bastante útil en un vehículo destinado al trabajo. A cambio… Leer más »

JrgExp
Invitado
JrgExp

Que bomba. Indestructible. Y ojo con ahuecar el acelerador en mojado XD

Txesz
Invitado
Txesz

Añado esta web británica con imágenes de diversas carrocerías. http://www.citroenet.org.uk/utilities/c15/c15-1.html Me llama muchísimo la atención esta en concreto: No se si será algo oficial, pero me ha recordado inmediatamente la conversación con un medio vecino al poco de que comprásemos la nuestra, sobre 1995. El tenía una, del 88, y decía que planeba cambiarla por un nuevo modelo que iba a salir… con puerta lateral trasera, lo que facilitaba mucho el acceso a la banqueta posterior. En fin los años pasaron, apareció la Berlingo al año siguiente, y al otro, la Kangoo. Y fue la Renault la primera en ofrecer… Leer más »


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.