Coche del día: BMW Turbo Concept (E25)

Coche del día: BMW Turbo Concept (E25)

El primer prototipo de BMW con turbocompresor


Tiempo de lectura: 4 min.

Presentar prototipos suele ser cosa habitual en las marcas, bien por mostrar sus señas de identidad de futuro, nuevas tecnologías o tan solo por llamar la atención del público en un salón del automóvil. Nuestro intérprete de hoy fue el primero turboalimentado de la marca de Múnich, y aunque hoy todos sus modelos -quitando los eléctricos-, se muevan gracias a la magia de un turbocompresor, este fue también el primero de la casa Bávara en equipar uno. Aventajado en ambos aspectos, el coche del día de hoy es el BMW Turbo Concept.

Presentado en 1972 en el marco celebración de los Juegos Olímpicos de verano de ese año, tenía sentido que así fuera, ya que fueron acontecidos en la ciudad que vio nacer a esta marca, Múnich. Dichos JJOO se hicieron tristemente célebres por el atentado contra varios deportistas israelíes por terroristas de Septiembre Negro. Volviendo al coche, la obra de Paul Bracq -ex diseñador de Mercedes-Benz y responsable de diseño de BMW desde comienzos de los años 70-, sería entre otras cosas un ejercicio de diseño que influiría profundamente en los posteriores M1 (E26), Serie 8 (E31) y Z1 -sobre todo en el primero-.

Con código interno E25, sería creado a partir de un chasis modificado del inminente BMW 2002, teniendo además el honor -y ya van tres con este- de ser el primer BMW con motor en posición central trasera -tampoco vendrían muchos más después: el M1 y el i8-.

BMW Turbo Concept E25 1

Si empezamos por su espectacular exterior, una carrocería de 4.150 milímetros de longitud, 1.890 mm de anchura y 1.110 mm de altura, que, además del impepinable perfil en cuña setentero, eran protagonistas sus faros escamoteables y los dos riñones de la parrilla de la marca situados en posición muy baja y más pequeños que nunca -su frontal lo copiaría casi sin cambios el M1-.

Siguiendo por su lateral: unas puertas en forma de alas de gaviota -¿tal vez herencia del pasado en Mercedes-Benz de Paul Bracq?-, culminando en unas ventanillas traseras rejilladas para ayudar a refrigerar a su motor y unas ruedas traseras carenadas casi al completo.

Deslizándonos en el interior de este coupé biplaza, un interior tapizado completamente en piel negra -asientos, contrapuertas, volante y salpicadero-, con un moquetado en rojo para contrastar y otorgarle una nota bien deportiva; además de un salpicadero orientado al conductor con una instrumentación demasiado muy completa -un total de 12 indicadores abrumaban con información al conductor, y como curiosidad, el cuentarrevoluciones estaba situado en la consola central en una zona poco legible-, al que se sumaba un primitivo ordenador de a bordo situado a la izquierda del volante.

BMW Turbo Concept E25 2

No todo en este coche era ejercicio de diseño. Desde BMW usaron este prototipo para desarrollar tecnologías que hoy en día están presentes en cualquier coche, como los cinturones de seguridad de carrete inercial, que permiten el deslizamiento del cinturón para su ajuste, pero se bloquean al tirar de él en seco en sentido contrario. Además, si el conductor no se lo ponía, el coche impedía su encendido.

El carácter tecnológico y futurista de este prototipo se encontraba también debajo de su capó trasero, ya que las cifras de su motor eran las propias de un motor actual: con una cilindrada de 2 litros y con un esquema de cuatro cilindros en línea, generaba 280 CV a 7.200 vueltas. Caballaje que era servido al eje posterior a través una caja de cambios manual de cinco velocidades. En ambos ejes se encontraban discos de freno ventilados.

Gracias a un peso inferior a la tonelada y a sus aerodinámicas proporciones alcanzaba 245 km/h de velocidad máxima. Fue uno de los impulsores del despegue de la tecnología turbo apoyando a motores pequeños, efecto que se acrecentaría solo un año después con la llegada de la Crisis del Petróleo. Un bloque menos “apretado” sería el que daría vida al BMW 2002 Turbo en 1973, con 170 CV, esta vez el primero en ser de producción en serie.

BMW Turbo Concept E25 4

Galardonado con el título de Concept Car del año 1973, solo se fabricaron dos unidades para mostrarlas en diferentes salones y eventos. Hoy en día ambas siguen vivas, y si quieres conocerlas, una de ellas podrás encontrarla en el museo BMW de Múnich -museo que, por cierto, fue abierto al público poco después de la celebración de los JJOO- y la otra en el Museo BMW Zentrum de Spartanburg.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!