Coche del día: BMW 323 ti Compact (E36)

Coche del día: BMW 323 ti Compact (E36)

El GTI según BMW


Tiempo de lectura: 4 min.

El BMW Serie 3 Compact (E36) fue lanzado en el año 1993 como el primer compacto premium que se presentaba en años. Su principal rival, Mercedes-Benz, había hecho público un proyecto bajo el nombre de Schulz 190E City que no llegó a ver la luz y que no era más que un 190 recortado. Lo mismo que este BMW Compact, aunque la marca bávara había tenido en el 2002 Touring Hatchback (1974) lo que podría ser su antecesor.

Comercialmente, para el gran público el Compact era un coche de una marca de lujo en formato pequeño y estética juvenil, pero para algunos se trataba del peor BMW de la gama. Esto se debía a su configuración mecánica porque, aunque estaba basado en el Serie 3 (E36) lanzado en 1990, la suspensión posterior y algunos elementos del interior se tomaron del E30, siendo el resultado un tanto difuso para los más puristas.

Se mantenía la misma distancia entre ejes de la berlina (2,7 metros), pero su longitud se reducía en 22 centímetros para quedarse en 4,21 metros. Era, por tanto, de los compactos más largos, y como mantenía cierto estilo cupé, su habitabilidad o maletero no eran destacables. A pesar de esa imagen, y la deportividad general que trasmitía la marca, inicialmente se comercializó con versiones de potencia modesta entre 102 y 140 CV. Un par de años más tarde llegó el Turbodiésel de 90 CV y por fin en 1997 aterrizó el 323 ti.

BMW 323 Ti Compact E36 2

Con un poderoso seis cilindros en línea que entregaba 170 CV, el 323 ti Compact no destacaba tanto en cuanto a potencia, sino en la configuración de cilindros y su propulsión trasera, puesto que no había ningún otro compacto que recurriera a esta última. Y así ha sido hasta la generación saliente de la Serie 1 actual, ya que su sucesor será de tracción delantera.

Con respecto al caballaje en sí, Volkswagen ya vendía el VR6 de 174 CV y PSA andaba en 167 CV para los ZX y 306 GTi. Un par muy superior de 245 Nm le servía para brillar en prestaciones y ofrecer un medio régimen que pocos GTI lograban, aunque en la zona alta no resultaba tan rabioso o deportivo como otros modelos atmosféricos menos aburguesados. Por ejemplo, mientras el 306 ofrecía su potencia máxima a 6.500 RPM, el 323 ti lo hacía a 1.000 vueltas antes.

Algo parecido ocurría con el comportamiento, pese a que un modelo de propulsión fuese aparentemente de lo más apetecible. Sin embargo, el Compact resultaba delicado de conducir en algunos terrenos, como al circular muy rápido si se presentaban pérdidas de adherencia. Eso sí, había control de estabilidad ASC+T y suspensión deportiva M de serie.

BMW 323 Ti Compact E36 3

Pero con las cifras de prestaciones en la mano, cuando el 323 ti fue lanzado, se convirtió en el compacto con mejores prestaciones con la excepción del especialísimo Lancia Delta HF Turbo de 193 CV al que, sin embargo, superaba en velocidad máxima gracias a los 230 km/h que declaraba BMW. Frente al resto de compactos GTI de la época, el 323 ti se colocaba a la cabeza en la aceleración larga, siendo el único que rebajaba los 29 segundos en el 0 a 1.000 metros.

También era con diferencia el más caro, con una tarifa muy superior incluso a la del Audi A3 1.8 T. En 1997, el 323 ti costaba 4.500.000 pesetas, lo que hoy en día serían unos 43.000 euros. Se justificaba en parte por su exclusividad y la calidad del interior, sobresaliente en todos los aspectos. Además, entre su larguísima lista de equipamiento opcional encontrábamos elementos que no contemplaban sus rivales aunque para ello hubiese que tirar de cartera y engrosar el presupuesto todo lo que quisiésemos.

El BMW 323 ti Compact podría considerarse el primer GTI de la marca tanto por su potencial como por las diferencias estéticas y mecánicas con respecto al resto de la gama. Hoy en día, es posible encontrar un Serie 1 de apenas un centenar de caballos con la misma apariencia que un 125i con el doble de potencia, e incluso que un M140i, quizá la versión actual tan especial como en su día lo fue el 323 ti.

BMW 323 Ti Compact E36 4
COMPARTE
Sobre mí

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pablo Mayo
Editor

Recuerdo su carácter nervioso al conducirlo, propio de su batalla más corta. En cuanto a diseño, se nota demasiado el hachazo a su trasera respecto al E36 Coupe, y parece que le falta algo.

Jose
Invitado
Jose

EN su momento se le criticó heredar casi tal cual el salpicadero de los E30, pero visto desde ahora….es infinitamente más bonito y atemporal que el de los E36.

Kanz
Invitado
Kanz

Objetivamente, el Compact es más feo que sus hermanos coupé y berlina de la generación E36, pero el ser un híbrido a caballo entre el E30 y el E46 le hizo estar mejor rematado, debido a que sus paneles de puertas no se desintegraban y a que la guantera permanece en su sitio. Eso sí, el techo sigue cayéndose al igual que en el resto de E36…


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablarán de velocidad y seguridad y sobre todo mujeres que aportarán información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!