Coche del día: Aston Martin Rapide S

Coche del día: Aston Martin Rapide S

Una gran berlina deportiva de primera para cuatro pasajeros de primera


Tiempo de lectura: 5 min.

El Aston Martin Rapide S es la denominación dada al rediseño del Aston Martin Rapide a secas, la primera berlina de cinco puertas que fabricó la casa británica, aunque realmente la primera fue el Aston Martin Lagonda. Era una gran berlina que rebasaba por poco los cinco metros, aunque con una preciosa línea coupé. Esta actualización se realizó en 2014.

Estaba configurado para que cuatro personas fueran realmente cómodos, aunque los pasajeros traseros andaban escasos de espacio para los pies, debido al diseño de los asientos delanteros.

Era un rival directo del Porsche Panamera o el Ferrari GTC Lusso, aunque con matices, sobre todo a nivel de emociones y sensaciones

Era un lujo sin comparación para sus ocupantes. Un gran automóvil ágil y equilibrado, con un reparto de pesos 49/51, se podía considerar un deportivo de cuatro puertas. Con un peso relativamente liviano -2.065 kg-, su corazón V12 no tenía grandes problemas para moverlos con elegancia y deportividad.

Aston Martin Rapide S Interior

Sentarse a los mandos de este coche implicaba entrar en otro mundo. Bastaba con arrancarlo y pasabas a deleitarte con la música celestial que emanaba de su corazón mecánico, y es que era -y es- una máquina para disfrutarla y sentirla. Observabas a tu alrededor y quedabas asombrado cómo se podían conectar de manera tan mágica ingeniería y artesanía.

“Cada línea trabaja en conjunto para crear un forma ágil y pura” – Miles Nurnberger, Director Creativo de Diseño Exterior

Repasemos un poco de historia de su predecesor, el Aston Martin Rapide. Su lanzamiento se produjo en el año 2010, con un aspecto muy semejante al DB9, algunos lo consideraban un DB9 alargado. En sus entrañas llevaba una mecánica  de seis litros V12 atmosférico, que entregaba 477 CV a 6.000 RPM y 600 Nm de par a 5.000 RPM.

Sus prestaciones básicas eran una velocidad máxima de 296 km/h y un 0 a 100 km/h en 5,3 segundos. Su configuración mecánica era la misma que la de los modelos DB9/DBS, con el motor en disposición delantera/central, dotado de un cambio automático de seis relaciones Touchtronic II.

En la versión S se introdujo una nueva caja de cambios Touchtronic III ZF de ocho relaciones, más eficaz, realizando un cambio en tan solo 130 milisegundos, que los realizaba  de forma imperceptible y sin tirones violentos. Estaba situada en la parte trasera del coche (transaxle), enviando la potencia del motor al eje trasero. Esta nueva caja tenía cuatro modos de conducción: “Drive”, “Drive Sport”, “Paddle Shift” y “Paddle Shift Sport” (estas dos últimas implicaban el uso de las levas situadas detrás del volante).

Aston Martin Rapide S Motor

En esta nueva versión se realizaron algunos cambios, como una nueva rejilla frontal de aluminio o las branquias de sus aletas delanteras. Acompañaba un interior hecho con los materiales nobles montado de forma artesanal, consiguiendo un acabado nunca antes visto en un deportivo de cuatro puertas.

Se nos obsequiaba con faros de xenón, bluetooth, sensores de presión de neumáticos, navegación por GPS, tapicería de cuero, asientos eléctricos y calefactados, y un envidiable equipo de audio Bang & Olufsen de 1000 vatios de potencia.

Entre su equipamiento de serie Aston Martin nos ofrecía el control dinámico de estabilidad, que trabajaba en armonía con el cambio automático. Este sistema detectaba el giro irregular de las ruedas, actuando sobre la dirección, el equipo de frenos y la tracción, activando los frenos o reduciendo el par motor.

También se introdujo una nueva evolución de la planta motriz, aumentando su potencia máxima hasta los 560 CV y su par  motor hasta los 630 Nm, consiguiendo reducir las emisiones a 300 gramos de CO2 (-11 % ) y mejorando ligeramente sus prestaciones, con una velocidad máxima de 327 km/h, y rebajando hasta los 4,4 segundos el 0 a 100 km/h.

Aston Martin Rapide S Trasera

Mencionar los consumos en estos coches no es muy correcto desde el punto de vista ecológico, pero comentar que su consumo medio homologado era de 12,9 l/100 km. Al menos contaba con un depósito de combustible de 90 litros.

Permitía elegir tres modos de conducción: “Normal”, “Sport” y “Track”, con solo presionar un botón.  El modo de tracción “Track” permite a los conductores expertos una conducción deportiva casi sin límites con una actuación muy poco intrusiva del ABS.

Asimismo se introdujeron mejoras en la plataforma utilizada, conocida como VH de tercera generación (Vertical/Horizontal), construida en aluminio, que se alargó para dar cabida a las cuatro puertas. También nos encontramos con una nueva dirección asistida, con una  nueva centralita que ofrecía una mayor sensación de precisión, nuevas suspensiones y una revisión profunda de sus controles eléctrónicos. El objetivo de todas mejoras era conseguir un comportamiento más eficaz y deportivo, sin mermar su confort.

Parece ser que para el 2019 se ha confirmado una versión de propulsión eléctrica, subiéndose de esta forma al tren imparable de la electrificación de los automóviles. No sabemos si a James Bond le llamará la atención este aspecto, pero a buen seguro que contar con dos plazas más será bien recibido por sus amistades femeninas.

COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.