Coche del día: Alpina B6 3.5 S (E30)

Coche del día: Alpina B6 3.5 S (E30)

Uno de los coches más exclusivos del preparador germano


Tiempo de lectura: 4 min.

La perfección existe y tiene nombre, se llama Alpina B6 3.5 S. Es el protagonista de hoy y posiblemente uno de los automóviles fabricados en serie más deseados del planeta. La razón principal sea posiblemente que tan solo se crearon 62 unidades de esta joya mecánica. Indudablemente, que sea una preparación de un BMW M3 (E30) es otra de las cosas por la que se ha convertido en un mito.

Pero vayamos por partes. Es indudable que mejorar un producto como el M3 de la Serie 3 (E30), es una tarea ardua y complicada y por supuesto al alcance de muy pocos. Tan solo Alpina o Hartge han sido capaces de recrear versiones de los E30, consiguiendo mejorarlos y hacerlos aún más exclusivos gracias a unas preparaciones verdaderamente espectaculares y dignas de mostrar en cualquier museo.

El caso de nuestro protagonista es la mejor muestra de lo que comentamos. Alpina era consciente de lo que representaba el M3 en el mercado. Sabía que de modificarlo, debía de ser para mejorar el coche en todos los aspectos y a la vez, hacer un producto que siguiera siendo deseable por los adeptos al modelo.

Alpina B6 35S 2

El Alpina B6 3.5 S es sin lugar a dudas uno de los coches más exclusivos del preparador alemán

Para ello se centró en conseguir un vehículo aún más potente, mejorando el confort y dotándolo de mayor suavidad y facilidad de manejo. Nada mejor que instalar en su vano motor el 3.5 de seis cilindros en línea de la marca -el M3 era un cuatro cilindros-, con código interno denominado M30 L6 SOHC 12v. Pero para el preparador germano no era suficiente la potencia con la que el propulsor nacía de serie, ya que era prácticamente la misma que proporcionaban las versiones EVO del M3.

Siendo conscientes de ello, en Alpina decidieron modificar algunos puntos del motor M30 para potenciar e incrementar los 218 CV de origen. Después de rebajar la culata, instalar pistones Mahle de alta compresión y menor peso, un nuevo sistema de escape y árbol de levas modificado, se incrementó la potencia hasta los 254 CV a 6.000 RPM, logrando un par de 346 Nm a 4.000 RPM, todo ello asociado a un cambio manual Getrag con la primera invertida, denominado Sport.

Con estos valores de potencia, nuestro protagonista era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,6 segundos y alcanzar una velocidad punta de 251 km/h, consiguiendo así ser más rápido que cualquiera de los M3 fabricados hasta ese momento, algo meritorio teniendo en cuenta su peso 125 kilos superior al de su hermano el M3, aunque este incluyera el aire acondicionado y por ende su tara final incrementara.

Alpina B6 35S 3

Con un motor de seis cilindros potenciado hasta los 254 CV de potencia, el B6 3.5 S lograba ser más rápido que cualquiera de los M3 (E30), gozando de una conducción más suave y menos exigente que estos

Con la mecánica potenciada, Alpina se centró en otros aspectos como las suspensiones, donde instaló un nuevo equipo con un tarado más firme y amortiguadores de gas firmados por Bilstein. Además, dispuso al B6 3.5 S de un nuevo kit de frenado sobredimensionado con discos ventilados en la parte delantera y unas nuevas llantas radiales de 16 pulgadas con neumáticos de medida 225/45, que daban a este Alpina ese plus de estabilidad y aplomo para gestionar el incremento de potencia del nuevo propulsor.

En el interior, y como es costumbre en los coches del preparador alemán, unos nuevos asientos deportivos Recaro con las distintivas rayas azules y verdes sustituyeron a los de serie del M3. Incorporó un nuevo volante de cuatro radios forrado totalmente en piel con el logotipo de la marca en el centro, al igual que el pomo en este caso de madera.

Una pequeña pantalla digital en la que se proporcionaban algunos datos como temperatura exterior o consumo medio, en el lugar del aireador central del conductor  y la placa distintiva con el número de la unidad, eran entre otros, el resto de detalles con los que se podía identificar este automóvil. Como opción se ponía a disposición del cliente un kit de adhesivos exteriores, para completar la decoración típica de Alpina.

Alpina B6 35S 4

El Alpina B6 3.5 S se mantuvo en producción desde noviembre de 1987 hasta diciembre de 1990, tiempo en el que tan solo se fabricaron 62 unidades, por lo que podemos decir con total seguridad que estamos ante uno de los coches más exclusivos del preparador alemán y posiblemente del planeta.

En la actualidad es casi imposible hacerse con uno, pero vistos los precios por los que se venden algunas unidades de M3 de la generación E30, es casi con total seguridad que un Alpina B6 S dejaría en mantillas dichas cantidades, de darse la opción de poder adquirir uno.

Calcula cuánto cuesta asegurar un BMW Serie 3 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Me gusta mucho la historia del automóvil y actualmente estoy creando una biblioteca personal dedicada, en exclusiva, a la historia del motor en España, sin olvidarnos de las motos que tanto servicio dieron en nuestra "vieja" España. También cuento con una enorme colección de material escaneado.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.