BMW desmiente el mito de Texaco en su logo M

BMW desmiente el mito de Texaco en su logo M

Se supone que el rojo es por los deportes de motor y no por la compañía petrolera


Tiempo de lectura: 3 min.

Con el cambio de diseño en el logo de BMW para dejarlo con un fondo transparente, ha resurgido la teoría de qué significan exactamente los tres colores que hacen de distintivo en la división Motorsport de la compañía alemana. Hasta ahora, se había especulado si Texaco tendría algo que ver detrás del rojo por la importancia que tenía como patrocinador en los deportes de motor automovilísticos.

BMW intenta explicar el origen de esta teoría y marca el inicio de este característico logo tricolor en 1972, aunque la división empezó a llamarse BMW M a partir de 1993. Jochen Neerpasch, Wolfgang Seehaus y Manfred Rennen -director deportivo y diseñadores de interiores y exteriores, respectivamente- formaban el departamento deportivo de BMW M GmbH por aquel año. Seehaus fue el que dio los colores azul, lila y rojo al emblema M.

Según la explicación e interpretación del historiador de automovilismo y carreras de BMW Group Classic Marc Thiesbürger, los colores pertenecen al color de BMW con el azul, una inspiración en Texaco con el rojo, y una mezcla de ambos que formaba el lila, simbolizando la unión de ambas compañías. Aunque la propia BMW ha calificado a esta teoría como mito, Thiesbürger comentaba que lo más seguro es que Texaco “se hiciese hueco en el esquema de colores de BMW Motorsport” aun no habiendo llegado a ese acuerdo de patrocinio que esperaban en 1972.

LogoBMWM

El historiador todavía piensa que la razón por la que el rojo existe en el logo de BMW M es por Texaco tras ver los diseños de Seehaus de modelos de coches deportivos con el logo de la petrolera, probablemente para llamar su atención hacia el acuerdo de patrocinio que finalmente nunca llegó. Por aquella época, BMW Motorsport contaba con el patrocinio de Castrol, pero el verde nunca hizo acto de presencia en sus diseños, mientras que sí lo hizo el rojo.

Dentro del propio equipo de diseño también había diferencias en cuanto a qué versión era la correcta sobre la elección del rojo en el logo. Mientras que Neerpasch apostaba por Texaco, Rennen hacía lo contrario, afirmando que la petrolera no había influido para nada en la selección cromática que se utilizaría a partir de 1973.

La compañía afirma que “el azul es el color de BMW; el rojo se identifica con los deportes de motor y el lila es la fusión de ambos y sus conceptos”, además de que esos colores resaltan en las fotografías en blanco y negro. Estos colores se empezaron a implantar en pista con el deportivo BMW 3.0 CSL, apodado como Batmobile.

3 0CLS

Sin embargo, la M no llegaría hasta 1978, aunque también se utilizaba desde 1973 el logo de los segmentos ordenados en círculos creado por Müller, una agencia de diseño gráfico de Suiza, para las actividades deportivas. Fuera de ellas, y a partir de 1978, BMW usaría las tres rayas inclinadas -que simbolizarían la velocidad- con la M para los modelos M Sport. El estudio de este diseño estuvo en manos de Giorgio Giugiaro.

También resaltan que el trabajo de crear un sello de identidad que ha variado ligeramente a través de las décadas fue conjunto entre Seehaus, Renner, la agencia Müller y Pierre Mendell, que fue el que completó el diseño final de las franjas con el azul marino para el BMW Motorsport.

Que un logo se mantenga casi intacto desde su creación y que siga siendo el distintivo de una compañía como BMW significa que, más allá de la fantasía sobre el “rojo Texaco”, ha sido un completo éxito como identidad corporativa. Un vistazo a las tres franjas con la M sirve para saber qué tipo de coche es y la liga en la que juega.

COMPARTE
Sobre mí

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.

Mario Jiménez

Estudiante de Periodismo, en la Universidad Rey Juan Carlos, en Vicálvaro. Amante del deporte, en especial del fútbol y baloncesto. Ahora, aprendiendo del mundo del motor con ilusión y ambición.