El Dodge Challenger “Daytona” que quería honrar a su abuelo

El Dodge Challenger “Daytona” que quería honrar a su abuelo

Un homenaje que no pasa desapercibido


Tiempo de lectura: 3 min.

El Dodge Charger Daytona de 1969, junto con su primo-hermano el Plymouth Superbird, puede ser uno de los mucle cars más emblemáticos jamás fabricados, pero de querer añadir uno a tu garaje, tendrás que estar dispuesto a pagar seis cifras holgadas. Como extraños coches que son, se han cotizado enormemente con el paso de los años. Jamás hubo otro como él, con ese frontal y ese alerón tan característicos, salvo este Dodge Challenger “Daytona” de 2013.

Esta no es una creación oficial del fabricante estadounidense, es una transformación hecha a posteriori. Algunos fanáticos de la compañía podrían encontrar esto ofensivo. Otros lo verán como simplemente genial. E incluso a algunos les dará igual. Sea cual sea tu opinión sobre el coche, este Challenger maquillado, sin duda, llamará la atención donde quiera que vaya. Y sí ese es tu objetivo y estás buscando nueva montura, puedes hacer una oferta para ser su próximo propietario.

En la delantera, el coupé busca imitar el aspecto aerodinámico del Daytona original con una cara más aerodinámica y faros emergentes. Como era de esperar, también tiene un alerón trasero de generosas dimensiones, una malla para los pilotos similares a las del Charger coetáneo y un parachoques con un pseudodifusor integrado. A juego con el exterior, el interior muestra el bordado “Daytona” en los reposacabezas, una empuñadura de pistola para la palanca del cambio, sistema y una pantalla táctil de 6,5 pulgadas.

2013 Dodge Challenger Daytona (2)

El Dodge Charger Daytona original se diseñó para ganar en la NASCAR. Formó parte de los “Aero Warriors” de rápida prohibición, junto con el Ford Torino Talladega, el Mercury Cyclone Spoiler II y el Plymouth Superbird

El conjunto blanco con la franja roja en la zaga se mueve sobre llantas de aleación de 20 pulgadas envueltas en neumáticos Goodyear. Al tratarse de un modelo R/T, bajo el capó se encuentra un motor V8 HEMI de 5,7 litros de 381 CV y 557 Nm, en este caso asociado a una caja de cambios automática de cinco relaciones. Según el anuncio, apenas tiene 3.000 kilómetros lo que no es mucho. Sin embargo, gomo se puede ver en las imágenes de la galería, sí que presenta algunas zonas desgastadas.

Este ejemplar en concreto también vino de fábrica con el paquete Super Track Pack, lo que se traduce en una suspensión más firme, frenos de alto rendimiento y una dirección con un toque más deportivo. Gracias a su potente V8 de 7 litros, el Charger Daytona se convirtió en el primer coche en la historia de la NASCAR en romper la barrera de las 200 mph (322 km/h), en marzo de 1970, en Talladega. El Challenger R/T conseguía llegar hasta los 254 km/h, y no creemos que en la práctica esta unidad consiga mucho más.

2013 Dodge Challenger Daytona (5)

Si te gusta el aspecto clásico del Dodge Charger, también puedes echar un vistazo al restomod de Six Twelve Auto Worx sobre un SRT Hellcat

Hoy, un auténtico Charger Daytona del ’69, probablemente, podría venderse por un precio de entorno al millón de euros (si no más), muy lejos de su precio original de 5.903 dólares, menos de 43.000 dólares actuales (39.000 euros). Por otra parte, solo se construyeron 503 ejemplares. Barrett-Jackson lo tiene publicado en su subasta online (acaba el 17 de marzo), y en el momento de escribir estas líneas tiene un precio de 13.250 dólares (12.200 euros). Algo me dice que su precio final será mucho más asequible.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez