Si quieres ser coche del año, debes implantarte una gran batería

Si quieres ser coche del año, debes implantarte una gran batería

Los dos galardones principales a nivel internacional están centrados, en estos últimos años, en premiar a automóviles eléctricos


Tiempo de lectura: 19 min.

Pese a que la aceptación del coche eléctrico no termina de avanzar al ritmo esperado en algunos mercados, los dos galardones de mayor repercusión a nivel internacional, el World Car of the Year y el Car of the Year europeo, han ido a parar en este año 2023 a dos vehículos eléctricos, como son los Hyundai Ioniq 6 y Jeep Avenger, respectivamente —aunque en el caso del segundo es necesario puntualizar que cuenta con opción a combustión en algunos mercados concretos—. Y es una tendencia que se mantiene desde hace ya algunos años, puesto que los automóviles eléctricos, lejos de dominar por ahora el panorama mundial del automóvil en términos de ventas y de capacidad de seducción, han acaparado estos galardones de manera continuada en ediciones recientes.

No sabemos, aunque lo intuimos, qué sucede entre bambalinas en este tipo de concursos. Como toda cuestión que pertenece al ámbito de la política, se trata de un espacio competitivo en el que distintos jugadores ponen en liza sus concretos intereses, y podemos dar por seguro que lo hacen de la manera que más beneficio puede terminar por reportarles. Hablamos, en concreto, de los intereses de los fabricantes de automóviles y los de otros actores importantes del sector, como los distribuidores o los de los medios especializados en el tema, estos últimos fundadores de muchos de estos concursos. También de los intereses de los patrocinadores del premio —por ejemplo KPMG, en el caso del World Car of the Year, con unos fines tan diversificados como difíciles de entender—, todos ellos revueltos para determinar quién se lleva la preciada escarapela y puede exhibirla durante un año en sus anuncios comerciales.

Atendiendo a esta realidad, nos ha parecido interesante arrojar un poco de luz sobre cuáles son los factores que se tienen en cuenta a la hora de conceder cada uno de estos galardones, y también quiénes son los encargados de valorarlos. Además de dos premios internacionales, como son los World Car Awards —Coche Mundial del año, con sus diferentes categorías— y el Car of the Year —Coche del Año en Europa—, también vamos a abordar el de mayor prestigio en nuestro país, el Mejor Coche del Año que entrega el Diario ABC.

De las seis categorías premiadas en el World Car of the Year de este año, tan solo uno de los galardones ha ido a parar a un vehículo que no es eléctrico

Los World Car Awards: 19 años de crecimiento

El año 2005 marcaba el comienzo de las entregas de este galardón, originado en el ámbito norteamericano “con el objetivo de premiar la excelencia, el liderazgo y la innovación en el sector, una industria en constante cambio a nivel global”. El Audi A6 (C6) fue el ganador del único premio entregado en la edición inaugural, denominado simplemente World Car of the Year. A partir de entonces, se fueron ampliando progresivamente las categorías para diversificar el número de premiados, o de intereses satisfechos, según se mire.

Solo un año después de su primera edición se añadieron los galardones al World Performance Car —orientado a automóviles de altas prestaciones—, al World Green Car —destinado a distinguir al coche verde del año, en el sentido de ecológico— y al World Car Design —centrado en reconocer específicamente a un modelo por aspecto—. Habría que esperar algunos años para que se añadieran dos nuevos premios: para el segmento de automóviles de lujo —World Luxury Car— desde 2014, y para vehículos destinados a un uso urbano —World Urban Car— a partir de 2017. En el año 2020 desapareció el World Green Car, supuestamente porque todos los vehículos contaban ya con tecnologías ecológicas, aunque a nosotros nos da por pensar que había otras motivaciones. Este dio paso en 2022 al World Electric Vehicle, confirmando que el verde esperanza había sido definitivamente atribuido al electrón.

Así pues, la primera edición de este galardón que específicamente premió a un vehículo a baterías fue la de 2022, cuando el Hyundai Ioniq 5 se hizo con este premio para automóviles eléctricos, el cual combinó con el de Coche Mundial del Año en categoría absoluta. En ediciones previas, no obstante, los coches eléctricos también fueron premiados sin necesidad de contar con una categoría creada ex profeso para ellos. Sucedió de este modo en 2011, cuando el Nissan Leaf se hizo con el World Car of the Year; también en 2019, con la victoria del Jaguar I-PACE y, de nuevo en 2021, cuando el Volkswagen ID.4 fue el galardonado. Este año, este premio se lo ha llevado el Hyundai Ioniq 6, ganador también del World Car of the Year en categoría general.

El World Car of the Year tiene una trayectoria relativamente corta y cuenta con un jurado compuesto por profesionales de diferentes nacionalidades, aunque los de origen estadounidense son amplia mayoría

World Car of the Year Awards 2023 02

En cuanto al palmarés del World Green Car, la verdad es que, visto con retrospectiva, da mucho que pensar. En 2008, el BMW 118d equipado con Efficient Dynamics se llevó este premio; dos años después, este reconocimiento cayó en manos de Volkswagen, gracias a su tecnología Bluemotion, y, en 2012, el galardonado fue el Mercedes-Benz S250 CDI BlueEFFICIENCY. Era aquella una época en la que la ecología era sinónimo de ciclo Diesel, aunque ahora no podamos evitar levantar una ceja al repasar estos premiados, más aún después de hayan salido a la luz escándalos como el Dieselgate de Volkswagen, aunque no fueron los únicos tramposos.

Todas las categorías de este premio se rigen por los mismos parámetros, salvo el del diseño del año —con su propio panel de expertos—, que habrán de ser valorados por los más de cien miembros de un jurado en el que predominan los profesionales estadounidenses. En este caso, en el World Car of the Year se tienen en cuenta diversos aspectos, a cada uno de los cuales los miembros del jurado atribuyen una valoración de hasta diez puntos. Estos son: el espacio para los ocupantes, el rendimiento, el valor residual, la seguridad, medio ambiente —así, tan difusamente—, relevancia en el mercado, atractivo emocional —otro concepto vago— e innovación. Incluso en la categoría de vehículo de rendimiento se tienen en cuenta las mismas variables, así como en la de lujo, cuando parece claro a primera vista que ninguno de estos dos segmentos pueden estar regidos por los mismos criterios a la hora de considerar un modelo sobresaliente o no. Ni siquiera existe una forma de ponderar las puntuaciones de cada bloque para que el resultado final se adapte a la diferente naturaleza de cada segmento.

Así pues, en este año de 2023, todos los premiados de este año en estos galardones, salvo uno, han sido automóviles eléctricos. Además del Hyundai Ioniq 6, que ha acaparado la categoría general y las de diseño y coche eléctrico, el Kia EV6 GT ha recibido el de mejor rendimiento, mientras que la categoría de lujo ha premiado al Lucid Air. Por su parte, el mejor coche urbano ha recaído sobre el Citroën C3, dando fe, quizá, de la desatención hacia este segmento por parte de los fabricantes en la actualidad.

Pese a estar dividido en diferentes categorías, las variables que se tienen en cuenta a la hora de entregar los galardones del World Car of the Year son las mismas para todas ellas, con la salvedad del destinado a premiar al mejor diseño del año

World Car of the Year Awards 2023 01

Personalmente, me llama la atención que el Hyundai Ioniq 6 haya sido considerado más innovador que los Kia Niro y BMW X1/i1, dos modelos que han sido desarrollados para ser capaces de ofrecer opciones eléctricas y con motores de combustión interna. La polivalencia de sus plataformas, en un contexto como el actual en el que los consumidores eligen entre distintas opciones mecánicas en función del uso que vayan a dar a sus vehículos, parece un factor que no se ha tenido en cuenta en este sentido, aunque resulte de gran importancia.

Coche del Año en Europa: el deseado para los anuncios

El emblema que acompaña a cada modelo galardonado con este premio es por todos conocido, incluso por aquellos que no siguen tan de cerca la actualidad de la industria del automóvil, puesto que su ganador lo exhibe con orgullo —y por obligación, según se puede leer en los estatutos del premio— en sus anuncios en los diferentes medios de comunicación generalistas. La trayectoria del premio Car of the Year, circunscrito al ámbito europeo, es mucho más longeva que en el caso anterior, y tuvo su edición inaugural en el año 1964, cuando recayó en el Rover 2000. Sesenta ediciones después, el premiado este año, como apuntábamos al inicio de este artículo, ha sido el Jeep Avenger.

En sus estatutos se establece que el premio “Car of the Year, de carácter internacional, se entregará anualmente al automóvil nuevo más sobresaliente de ese año, vendido en el mercado europeo, y a elección de un jurado independiente de periodistas profesionales del sector de diferentes países”. En cuanto a las votaciones, en este caso no se realizan de forma separada por cada uno de los apartados que deben ser tenidos en cuenta según sus estatutos, que son: diseño, confort, seguridad, economía, manejabilidad y comportamiento en general, rendimiento, funcionalidad, sostenibilidad y cuidado el medio ambiente, satisfacción al volante y precio. Sí se especifica que la innovación tecnológica y la relación calidad-precio deben ser los aspectos más importantes a valorar por los miembros del jurado. Cada miembro dispone de 25 puntos a repartir entre al menos cinco de los candidatos, y el mejor valorado no puede recibir más de diez puntos.

Este premio, de carácter europeo y organizado en la actualidad por nueve medios de comunicación continentales, cuenta con sesenta ediciones a sus espaldas

Jeep Avenger Coche del Año en Europa (2023) 01

Son nueve los medios de comunicación que constan como organizadores en la actualidad: Auto, revista italiana, Atomobil Revue, de Suiza, Autocar, británica, Autopista, por España, Auto Trends, belga, Autovisie, neerlandesa, Firmenauto, alemana, L’Automobile Magazine, de Francia, y Vi Bilägare, de origen sueco. Sin embargo, su jurado actual no se limita a acoger a profesionales de estos medios. Tal y como rezan sus estatutos, los organizadores del premio podrán seleccionar a otros profesionales que puedan ser considerados. En este sentido, en la actualidad forman parte de este órgano hasta 63 periodistas de un total de 23 países, entre los que se encuentran Turquía, Eslovenia, Portugal, Polonia, Noruega, Luxemburgo, Irlanda, Hungría, Grecia, Finlandia, Dinamarca, República Checa . Los dos participantes de nacionalidad rusa han sido, por el momento, suspendidos de sus funciones.

En España, a día de hoy son seis los periodistas participantes en las votaciones para este galardón: Félix Cerezo, de El Mundo, Rafael Guitart, de Highmotor, Pedro Martín, de El Confidencial, Juan Carlos Payo, de Autopista, Xavier Pérez, de El Periódico de Catalunya, y Pere Prat, de La Vanguardia. Por cierto, el ganador de este año según las votaciones de nuestros compatriotas fue el Peugeot 408, y el Jeep Avenger quedó relegado a un segundo lugar, compartido con el Nissan Ariya y el Renault Austral. Del modelo de la marca del león, los periodistas españoles valoraron su polivalencia y la variedad de opciones mecánicas disponibles en su catálogo —ninguna cien por cien eléctrica todavía, aunque llegará—, además de destacar que se trata de “un coche pensado para las personas que disfrutan conduciendo”, en palabras de Pere Prat.

En contraste, en el total de las votaciones de este premio a nivel europeo, el Peugeot 408 solo pudo ser penúltimo entre los siete finalistas. Al ganador Jeep Avenger le acompañaron en el podio los también eléctricos Volkswagen ID.Buzz y Nissan Ariya. El Kia Niro y el Renault Austral, en este orden, también fueron mejor valorados que el vencedor para el jurado español, relegando al séptimo y último lugar a la pareja conformada por los Toyota bZ4X y Subaru Solterra.

En la edición de 2023, las votaciones del jurado español fueron muy diferentes a las del conjunto de miembros del panel europeo, dando cuenta de las diversidad actual entre países de nuestro continente a la hora de valorar los productos disponibles en el mercado

Peugeot 408 (2022) 01

El Peugeot 408 fue el más votado como Coche del Año en Europa en 2023 por el jurado español

Como vemos, era relativamente improbable que el ganador de esta edición del Coche del Año en Europa no fuera un modelo a baterías, partiendo de una lista de finalistas dominada por este tipo de automóviles. El contraste entre los resultados en uno y otro país da cuenta de la diferente velocidad con la que los europeos transitan hacia la electromovilidad, cuestión motivada por numerosos factores, entre los que destacan las desigualdades en cuanto al poder adquisitivo de los ciudadanos de cada Estado.

Mejor coche del año en España: el más democrático

Este galardón de carácter nacional es el equivalente de otros tantos que se conceden en diversos países a nivel mundial. Lo organiza Diario ABC desde el año 1973, cuando el Renault 5 fue el ganador, y en sus bases se establece que premiará “al coche que cada año se considera el vehículo de referencia por sus características, aceptación por los profesionales especializados del sector de la automoción y por el público usuario, e innovación”. En el jurado participan profesionales de muchos medios de comunicación, tanto generalistas como del mundo del motor, incluso de agencias de noticias como Europa Press, para llegar a un total de 34 en esta última edición.

El ganador se elige mediante un sistema de voto ponderado —80 % del peso del veredicto final se corresponde con los emitidos por el jurado profesional, un 15 % para los suscriptores ABC Premium y el 5 % restante según las valoraciones de los usuarios registrados en la página web del periódico—. Los participantes del público general pueden votar a cualquiera de los 12 candidatos seleccionados previamente por la sección de motor de Diario ABC. Por su parte, los miembros del panel de profesionales atribuyen diferentes puntuaciones —13 para el mejor, de 11 a 1 para los siguientes— a los parámetros que son medidos para cada coche candidato. Estos son: relación calidad/precio, diseño, motores —valorando toda la gama—, sensaciones de conducción, confort y habitabilidad, tecnología y ayudas a la conducción, fiabilidad y garantía, consumo y eficiencia —en términos de niveles de emisiones de dióxido de carbono y óxidos de nitrógeno—.

Desde hace algunas ediciones, este premio tiene abiertas sus votaciones a los lectores del periódico, cuyos clics en favor de uno u otro modelo constituyen el 20 % de las puntuaciones finales

Kia Sportage (2023) 01

El Kia Sportage ha sido galardonado como Mejor Coche del Año en España, premio que organiza Diario ABC

En la edición de este año, el ganador ha sido el Kia Sportage, seguido del Renault Austral y del CUPRA Born. En este caso, se puede apreciar que este premio es consecuente con la realidad del mercado nacional y con los deseos o intereses a la hora de adquirir un vehículo nuevo de los consumidores. Ya de mano, la lista de candidatos no se parece en nada a la conformada por los finalistas del Coche del Año en Europa, puesto que, además del CUPRA Born, solo el Polestar 2 y el Ford Mustang Mach-E GT son vehículos exclusivamente eléctricos.

Cabe apuntar que en las votaciones de carácter popular, cuyos resultados están disponibles aquí, los vehículos eléctricos candidatos se quedaron a gran distancia de los dos más votados, idénticos entre los dos sectores. El CUPRA Born fue el eléctrico mejor valorado, con el 0,48 % de los votos, cuarto favorito entre los lectores del periódico, pero muy lejos de los dos primeros, los Renault Austral y Kia Sportage, que se llevaron, respectivamente, un 48,94 % y un 48,81 % de los clics. Entre los suscriptores, el Ford Mustang Mach-E GT logró el 0,48 % de los votos para situarse tercero entre los doce candidatos, justo por detrás de los dos primeros clasificados en la general. En este caso, el favor de los votantes sí se decantó ostensiblemente por el modelo coreano, que acumuló un 75,94 % de los clics, muy por encima del 21,84 % de ellos que logró el francés del rombo.

Espíritu crítico

Estos son solo tres de los galardones destinados a premiar al coche más sobresaliente lanzado al mercado en un determinado año. Muchos otros países también organizan sus propios certámenes de estas características, al estilo de lo que lleva haciendo Diario ABC desde hace medio siglo. Incluso existe un premio, denominado Coche del Año de la Mujer, en cuyo jurado solo participan féminas. En categoría absoluta, este premio recayó en el Kia Niro en la edición de este año, gracias, entre otros motivos, a la diversidad de opciones mecánicas que se ofrecen en su catálogo. Ante tantos galardones, no es difícil que cada uno encuentre aquel cuyo criterio o resultado está más en consonancia con sus propias valoraciones, y el único problema reside en poder estar al tanto de todos ellos.

En este apartado final, quiero plantear algunas preguntas sobre estos galardones que, al menos bajo mi punto de vista, son interesantes. Por ejemplo, ¿son estos premios representativos de lo que sucede en la industria? Y si lo son, ¿desde la perspectiva de quién? ¿De los fabricantes, de los consumidores, de las instituciones públicas encargadas de legislar sobre nuestra movilidad? Hemos visto que, en los más de los casos, son profesionales de la información especializados en el mundo del motor quienes tienen que determinar cuáles son los automóviles más sobresalientes de entre los lanzados recientemente, pero sus valoraciones no tienen por qué necesariamente responder a lo que viven los conductores —o los consumidores— de a pie. Sí es cierto que, como hemos comentado previamente, pueden observarse diferencias entre estos galardones en función del país de procedencia de quienes forman parte del jurado, lo que da fe de la influencia de la concreta realidad de cada mercado en estos resultados.

Aunque menos efectivo a la hora de orientar o condicionar a los consumidores hacia la compra de uno u otro modelo, probablemente un premio de estas características entregado en retrospectiva sería más consecuente a la hora de valorar algunos de los aspectos que son tenidos en cuenta por sus jurados

Kia Niro (2023) 01

El Kia Niro ha sido nombrado Coche Mundial del Año de la Mujer en la categoría general en 2023

¿Cuál es la solución?, si es que hay algo que solucionar. ¿Abrir, por ejemplo, este tipo de votaciones de forma generalizada al público, para que así sus resultados respondan más a los intereses de los conductores, los verdaderos usuarios y compradores de los productos, que a los de vaya usted a saber quién? El ejemplo de Diario ABC, que otorga la posibilidad de votar a cualquiera que disponga de conexión a internet, parece una buena manera de que los ciudadanos, que son los que compran coches, participen y legitimicen de algún modo estos resultados. De hecho, existen algunos premios de este tipo que son entregados en función de las valoraciones del público general, como es el caso del Coche del Año de los lectores que organiza Prensa Ibérica desde 2002. Ahora bien, no es menos cierto que la oportunidad de probar un automóvil recientemente lanzado al mercado se escapa al común de los mortales, por lo que sus elecciones estarán, en muchos casos, basadas en favoritismos irracionales o en una cuestión de cuán atractivo les pueda parecer el diseño de cada candidato.

Por otro lado, ¿es necesario darse tanta prisa a la hora de determinar cuál ha sido el mejor coche lanzado en un determinado año? La respuesta es clara desde la perspectiva de la mercadotecnia, pero, ¿lo es también si pretendemos establecer un juicio verdaderamente objetivo acerca de cuál es el mejor coche de cada año? En retrospectiva se podría tener en cuenta su comportamiento en el mercado, sin la contribución de astutos impulsos como los que implican estos galardones. Además, ¿tiene sentido valorar la fiabilidad de un modelo que está dando sus primeros pasos —y kilómetros— en las carreteras? Incluso convendría premiar en retrospectiva a la hora de entender si son vehículos más o menos ecológicos, no vaya a ser que a nuestro premiado le pillen luego con tramposos dispositivos para burlar los controles de emisiones, como ya sucediera alguna vez. También serviría para comprender hasta qué punto una solución considerada muy innovadora en un momento dado pueda transformarse, con el paso del tiempo, en una simple extravagancia.

Más allá de estas preguntas, y de las suspicacias que podamos albergar acerca del funcionamiento de la trastienda de este tipo de certámenes, no cabe duda de que sirven también para que los fabricantes quieran ir siempre un poco más allá con sus modelos. Espolea a cada marca para que estas ofrezcan los mejores productos posibles, y encandilar así, a través de sus innovaciones o buen hacer en general —esperamos que sin malas artes—, a los miembros de estos jurados. Como consumidores, solo podemos celebrar que también de este modo los fabricantes quieran ofrecernos los mejores productos posibles y, además, siempre correrá de nuestra propia cuenta hacerle más o menos caso a quién ha sido el galardonado.

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado