Coche del día: Lucid Air

Coche del día: Lucid Air

Elevando el listón de las grandes berlinas de lujo eléctricas


Tiempo de lectura: 6 min.

Le ha salido otro duro competidor al Tesla Model S o al Porsche Taycan. El Lucid Air es un modelo de coche eléctrico del fabricante americano Lucid, y entra de lleno en el nicho de vehículos de lujo propulsados por electricidad. De hecho, al frente del proyecto estuvo el mismo ingeniero jefe que diseñó el Tesla Model S. El prototipo se presentó en 2016.

En él se unifican lo mejor de este tipo de coches, con los precios más elevados en algunos casos. Afortunadamente su diseño será más tradicional que la mayoría de los coches eléctricos, pero con sus señas de identidad propias de la marca, como las llantas o el diseño de los faros. Estos últimos forman una línea horizontal y se conocen con el nombre de Micro Lens Array.

Los grupos ópticos traseros forman también una única unidad horizontal, recordando en cierto modo al Porsche Taycan, rematados por su parte superior con un discreto alerón situado en el extremo del portón del maletero. Su Cx es muy bueno, con un valor de 0,21, influyendo muy positivamente en sus cifras de autonomía, clave en este tipo de coches.

Lucid Air 2020 11

El empleo del esquema de arquitectura conocido como Lucid Electric Advanced Platform (LEAP) permite una optimización máxima del espacio interior, tanto para los pasajeros como para el espacio destinado al equipaje, con 739 litros, sumando los 459 litros del trasero y los 280 litros del delantero

Con lo que sí cuenta el habitáculo es con un enorme espacio para los pasajeros, reduciendo las dimensiones de los voladizos delantero y trasero gracias a la libertad de diseño que permiten las mecánicas eléctricas y al espacio que liberan las mismas. Su maletero ofrece la inmensa capacidad de 739 litros. Esto se consigue gracias al tipo de arquitectura empleada en su construcción, conocida como Lucid Electric Advanced Platform (LEAP). Con esta arquitectura se consigue reducir al mínimo el tamaño de la cadena cinemática y de las baterías.

El CEO de la marca, Peter Rawlinson, define con estas palabras el objetivo de Lucid con su modelo Air: “Lucid Motors tiene como objetivo mejorar el automóvil eléctrico y, al hacerlo, ayudar a que toda la industria avance hacia la adopción acelerada de la movilidad sostenible. El objetivo es beneficiar a toda la humanidad con un transporte sostenible y sin emisiones, y también atraer nuevos clientes al mundo de los vehículos eléctricos”.

Su plataforma, conocida como DreamDrive, lleva hasta 32 sensores perimetrales (radares, cámaras, sensores de ultrasonidos, sistema LIDAR…), que le permiten controlar diversas funciones hasta alcanzar de forma parcial el nivel 2 de conducción autónoma, e incluso algunas de nivel 3. En ese sentido es de concepción similar al Tesla Model S.

Lucid Air 2020 36

Una vez sentados en su interior es su diseño tradicional lo que nos llama la atención, con un cuadro de mandos o cockpit reflejado en una pantalla curva de 32 pulgadas, junto a una consola central escamoteable. Además, cuenta con el software básico de Amazon Alexa, lo que le permite un amplio abanico de gestiones de diferentes funciones, como el smartphone o el equipo multimedia, con órdenes vocales.

Entre sus numerosos asistentes a la conducción encontramos cámara de visión periférica, avisador de ángulo muerto, reconocimiento de señales, asistente de aparcamiento, control de crucero adaptativo con capacidad de centrado en el carril, luces y limpiaprabrisas, frenada automática de emergencia, alerta de tráfico cruzado…

Como suele ocurrir con los vehículos en los que la producción en masa no está contemplada, la marca ha optado por escalonar la comercialización de las versiones, de la más cara a la más barata, de la misma forma que lo hará de modo cronológico. En total presentará cuatro versiones. Las más prestacionales y equipadas de los modelos de las marcas Premium siempre dan mayor margen de beneficio que las más básicas. Tesla y Porsche hicieron exactamente lo mismo.

Lucid Air 2020 10

Algo común a todas las versiones es el tiempo de recarga de sus baterías, que necesitarán 20 minutos para conseguir una autonomía de 480 km, con el uso de un poderoso sistema de recarga y cargadores especiales ultrarrápidos, los más potentes que posee la marca. Sus autonomías están confirmadas y aprobadas por el protocolo de homologación estadounidense EPA. Las tres versiones superiores llevan dos motores, uno para cada eje, teniendo por ello tracción total.

Con una gama escalada en cuatro versiones, sus potencias oscilan entre los 620 CV del Lucid Air Touring hasta los 1.080 CV de la más prestacional del Lucid Air Dream Edition. Las prestaciones son de vértigo en todas ellas, y la autonomía es muy buena, entre los 650 y los 830 km, necesitando todas ellas 20 minutos para conseguir una recarga de 480 km

La primera en el tiempo y situada más alta en el escalafón de precios es el Lucid Air Dream Edition, con un precio de salida de 169.000 dólares, unos 147.000 euros. La potencia de sus motores es de 798 kW, unos 1.080 CV, que le permiten alcanzar una velocidad máxima de 270 km/h y acelerar de 0 a 60 mph (96 km/h) en 2,5 segundos. Además, rompió el récord de ¼ de milla del Tesla Model S, bajando de los 10 segundos (9,9 s para ser exactos).

Su autonomía oscila entre los 750 y 810 km, dependiendo del tipo de llantas que utilice, de 21 o de 19 pulgadas. Saldrá a la venta en la primavera de 2021. Esta versión se considera como el coche eléctrico de más autonomía gracias a la enorme capacidad de sus baterías, con 113 kWh, desarrolladas por una tecnología conocida como Battery Management System (BMS). Su color será dorado.

Lucid Air 2020 05

La segunda versión es el Lucid Air Grand Touring, con un precio de salida de 139.000 dólares, unos 121.000 euros. Su potencia es de 588 kW, unos 800 CV, con la misma velocidad punta de su hermano mayor -270 km/h-, y acelera de 0 a 60 mph en 3 segundos. Su autonomía máxima estimada es de 830 km. Pintado en gris oscuro saldrá a la venta en verano de 2021.

La tercera versión es el Lucid Air Touring, con un precio de 95.000 dólares, unos 82.000 euros. Su potencia es de 441 kW, unos 620 CV. Su velocidad punta es de 250 km/h y necesita 3,2 segundos para acelerar de 0 a 60 mph. Su autonomía es de 650 km y el color elegido es el negro. Estará disponible en el mercado a finales de 2021.

Del modelo más básico, el Lucid Air sin más apellidos, no disponemos de todos los datos. Sus baterías tienen una capacidad de 75 kWh y una autonomía estimada de 386 km. Es el único que dispone de un solo motor, que transmite su potencia a las ruedas traseras. Su precio de partida será de 80.000 dólares, unos 69.000 euros. Estará disponible en 2022.

Lucid Air 2020 01

Si queremos disponer de este coche en cualquiera de sus versiones, tanto en Europa -entre ellos España- como en Canadá y en EEUU, tendremos que dejar un depósito de 1.000 dólares (850 euros) reembolsables en el caso de las tres versiones inferiores. Si deseamos reservar una unidad del Lucid Air Dream Edition la pasta a abonar por anticipado es de 7.500 dólares (6.500 euros).

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!