Te contamos todos los secretos del nuevo Renault Austral

Te contamos todos los secretos del nuevo Renault Austral

Se fabricará en Palencia y solo tendrá versiones híbridas


Tiempo de lectura: 11 min.

Poco ha durado la vida comercial del Renault Kadjar. Solo ha tenido una generación y además, su éxito no ha sido precisamente elevado. Por eso el señor luca de Meo tomó la decisión de no continuar con su legado y ahora su lugar lo ocupará el Renault Austral, un modelo del que llevamos tempo pendientes y con el cual, de Meo pretende abanderar la estrategia de la firma francesa y su relación con el Kadjar podría ser un estigma que afecte a las ventas. Renault afronta un cambio muy importante, y el pasado, en caso de ser necesario, se puede olvidar.

Así, el fabricante francés empieza nuevamente desde cero en el segmento de los SUV compactos, un inicio que se ha aprovechado al máximo para crear un modelo con el que dar un fuerte golpe sobre la mesa. Con el Kadjar, se quedaron a medio camino y eso afectó a las ventas, con el nuevo Renault Austral han buscado todo lo contrario, aquí no hay medias tintas y apunta directamente a los “gallitos del corral”, al Nissan Qashqai, Kia Sportage, Hyundai Tucson y Peugeot 3008, por nombrar los modelos que más ventas acaparan.

El nuevo Renault Austral llegará al mercado en el tercer trimestre del año con versiones híbridas y micro híbridas, pero sin motores de combustión “en solitario”, sólo habrá opciones electrificadas. Llegará también con una variante llamada “Esprit Alpine”, un acabado que viene a ser la opción deportiva dentro de la gama, algo así como un “RS line”. Por supuesto, tecnológicamente hablando es un mundo aparte respecto a Renault Kadjar e incluso resulta más avanzado y moderno que su primo japonés, el Nissan Qashqai.

renault austral e tech hybrid esprit alpine (6)

Renault Austral Esprit Alpine

Nuevo lenguaje de diseño, que no oculta por completo su origen

Que la base de partida del nuevo Renault Austral sea el Qashqai, no es ninguna sorpresa, ya hacía lo mismo el Kadjar y en ningún momento se ha ocultado este hecho. Pero, como viene siendo habitual en la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, se ha buscado una personalidad propia y totalmente alejada del modelo japonés, son primos y comparten infinidad de componentes, pero no son gemelos. Aún así, no puede ocultar por completo su origen.

La imagen del nuevo SUV francés se inspira, claramente, en el nuevo Mégane, y luce una fuerte personalidad, con líneas muy marcadas encima de los pasos de rueda y una mirada mucho más agresiva que la del Kadjar ; resulta incluso un poco arrogante. Sin embargo, aunque no compartan ningún panel de la carrocería, hay cierto parecido. Si pusiéramos ambos modelos en una sala oscura y solo se mostrará su silueta, costaría diferenciar uno del otro.

Otro apartado donde sí hay algo de relación es en la vista lateral. A pesar de lucir líneas de tensión propias y detalles diferentes, la forma de las ventanillas es parecida, al igual que la zona de los paso de rueda y la cantidad de chapa respecto a la superficie acristalada. No obstante, el Renault Austral es más largo, el francés alcanza los 4,51 metros (4,42 el Nissan) y la altura llega a 1,62 metros (igual en el Nissan), mientras que la anchura es de 1,83 metros (1,84 en el Nissan) y la altura llega a 1,62 metros (igual en el Nissan).

renault austral e tech hybrid (2)

Renault Austral Ionic

Solo motores electrificados

Tal y como se ha dicho al inicio, no habrá motores de combustión sin electrificar, todo será híbrido. La gama se basará en dos motores con distintas configuraciones, para dar lugar a una gama con cuatro opciones a elegir. Así, la gama empieza con dos opciones micro híbridas o “mild hybrid”, ambas basadas en el grupo motor formado por el bloque 1.3 turbo desarrollado junto a Mercedes y un pequeño motor eléctrico unido al cigüeñal mediante una correa. Funciona a 12 voltios y tiene una batería minúscula, con menos de un kilovatio hora, que puede añadir 6 Nm de par durante un máximo de 20 segundos, haciendo las veces de generador en las deceleraciones.

Las dos opciones se diferencian, como cabría esperar, por su potencia, ofreciendo 140 y 160 CV. El primer escalón se combina con una caja de cambios manual de seis relaciones o bien, una transmisión de tipo variador continuo que la marca denomina “X-tronic”. que resulta ser la única opción en el caso del motor más potente. Ambos lucen la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico.

Hay un motor más con tecnología de micro hibridación, aunque no llegará a España. Se trata del Mildhybrid Advanced, un grupo motor que usa el bloque 1.2 turbo junto a un pequeño motor eléctrico unido al cigüeñal. Solo se ofrecerá con 131 CV y caja de cambios manual de seis relaciones.

renault austral e tech hybrid (4)

VERSION ICONIC

El siguiente escalón en la gama del nuevo Renault Austral son las dos opciones híbridas, o E-TECH Hybrid, como las denomina la marca, cuyo funcionamiento se asemeja a los híbridos vistos en el Clio y en el Captur. Ambas opciones, como ocurre con los micro híbridos, se basan en el mismo motor de gasolina y la misma configuración eléctrica. El bloque de combustión es un nuevo desarrollo con tres cilindros y 1.2 litros turboalimentado (turbo con geometría variable) que funciona con ciclo Miller, una relación de compresión de 12:1 y su código interno es “HR12”. Rinde 131 CV en solitario.

Dicho motor está asistido por dos motores eléctricos. Uno de ellos rinde 68 CV y 205 Nm de par y es el encargado de mover el coche (el gasolina no tiene un embrague y por tanto, no está conectado directamente con las ruedas). El segundo motor eléctrico rinde la mitad de potencia, 34 CV, y es el encargado de hacer las veces de motor de arranque y de sincronizar el motor de combustión cuando sea necesario. Ambos motores reciben su energía de una batería de iones de litio con 1,7 kWh de capacidad (con celdas LG Chem) colocada bajo los asientos delanteros.

El conjunto de los tres motores ofrece dos niveles de potencia: 160 y 200 CV, diferente rendimiento que se obtiene mediante electrónica, no son enchufables y su funcionamiento es ligeramente diferente al de otros híbridos convencionales. El motor que está conectado a las ruedas, como se ha dicho antes, es el eléctrico de 68 CV. Cuando la batería está agotada, aparece un testigo en la instrumentación que avisa que las prestaciones son limitadas y arranca el motor de combustión, que actúa sobre el motor eléctrico pequeño para recargar la batería a modo de generador.

renault austral e tech hybrid (5)

Una caja de cambios un tanto diferente de lo normal

Una de las cosas que también llaman bastante la atención en el nuevo Renault Austral es la caja de cambios. No es como las de toda la vida, ni tampoco es un variador continuo. Tiene tres árboles de engranaje que se combinan para dar lugar a las diferentes relaciones cuyo movimiento, además, se puede enviar al diferencial o bien, al motor eléctrico pequeño.

Como en el Nissan Qashqai híbrido, tiene marchas “eléctricas” y marchas “de combustión”. Concretamente, tiene dos relaciones para el motor eléctrico y cinco marchas cuando funciona el motor de combustión. Es el mismo funcionamiento que se puede encontrar en las transmisiones de los ya mencionados Clio y Captur híbridos, pero aquí hay una relación adicional respecto a las cuatro “de combustión” que tienen esos modelos. Sin embargo, no es una quinta marcha como en un coche de combustión, en realidad, es la tercera velocidad (colocada entre la tercera y la cuarta marchas del cambio de los otros modelos híbridos de la marca).

Renault no publica prestaciones, aunque sí ofrece datos de recuperación de 80 a 120 km/h, que resulta un dato más útil que el típico sprint desde parado. La versión de 160 CV completa la operación en 6,9 segundos, mientras que la variante de 200 CV hace lo propio en 5,9 segundos. El consumo, por su parte, se cifra en 4,6 litros cada 100 kilómetros.

renault austral e tech hybrid (7)

Mucho equipamiento y mucha tecnología

El nuevo Renault Austral supera en todo al “viejo” Kadjar y con mucha holgura, porque el contenido tecnológico del nuevo SUV francés es enorme, mucho más grande que en el caso del modelo saliente. Por ejemplo, el control de crucero adaptativo con función de parada y arranque funciona de una forma diferente haciendo del nuevo Austral un coche con conducción autónoma, o casi. Cuando se detiene en un atasco, puede volver a iniciar la marcha cuando el coche de delante comience a andar de nuevo, hasta 30 segundos después de haberse detenido. Si se pasa de ese tiempo, será el conductor quien deba iniciar la marcha, pero 30 segundos de espera es mucho tiempo.

Hay cuatro niveles de equipamiento: Equilibre, Evolution, Techno y Iconic, más un quinto que se llama Esprit Alpine y que es el más deportivo. Este se diferenciará por un color de carrocería específico combinado con techo negro, llantas de 20 pulgadas “Daytona”, emblemas “Esprit Alpine” y detalles en su habitáculo, como unos asientos con tapicería específica y el logo de Alpine o animaciones específicas para la instrumentación (no hay cambios a nivel de chasis).

Destacar la inclusión del eje trasero direccional, el sistema 4CONTROL Advanced. En las versiones que equipan este sistema, la suspensión es un esquema multibrazo (en los demás lleva ruedas tiradas con eje torsional). Cuando rueda por debajo de 50 km/h, las ruedas giran ligeramente en sentido contrario a las delanteras (hasta 5 grados). Por encima de esa velocidad, las ruedas girar en el mismo sentido que las delanteras (hasta 1 grado). Para mover las ruedas traseras se usa un sistema de cremallera movido por un motor eléctrico con su propia centralita.

renault austral eje trasero direccional

No habrá versiones con tracción total, es una opción que pocos usuarios solicitan y en un coche como el Renault Austral, parece no tener mucho sentido porque los usuarios nunca saldrá del asfalto ni necesitarán en el día a día dicho aumento de la adherencia. De todas formas, el Renault Austral tendrá en opción un sistema llamado Extended Grip, algó así como un control de tracción pensado para maximizar el agarra en condiciones complicadas con varios modos de funcionamiento (ya estaba disponible en el Kadjar, pero aquí está más evolucionado y añade dos modos más: nieve y todoterreno).

Sin embargo, todo esto no se nota hasta que te pones en marcha, lo que sí se aprecia a simple vista es todo lo que ofrece el habitáculo, cuyo diseño deja viejo, instantáneamente, al Kadjar. Desaparecen los botones físicos, aparecen las pantallas y todo, en general, resulta más sencillo, elegante y por supuesto, tecnológico. Renault lo llama “OpenR” y tiene una pantalla de 12,3 pulgadas para la instrumentación y otra de 12 pulgadas para el sistema multimedia (9 pulgadas en las versiones menos equipadas). El software está desarrollado por Android Automotive y es compatible con Android Auto (obviamente) y con Apple CarPlay.

Hay varios modos de visualización para la instrumentación: Clásica, con dos indicadores de aguja; Navegación, que ofrece una imagen de la cartografía; Zen, minimalista y con la información puramente imprescindible y Realista, que ofrece una imagen con modelaje esquemático de la carretera y del tráfico alrededor del coche.

El Renault Austral se fabricará en Palencia, España, en exclusiva. Se pondrá a la venta durante la segunda mitad de 2022, momento para el cual, se publicarán los precios.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.