El seguro del coche: algo útil y necesario

El seguro del coche: algo útil y necesario

Te damos algunas pistas para elegir con buen criterio


Tiempo de lectura: 3 min.

Coches. Qué máquina tan peculiar, ¿verdad? Levanta pasiones, pero también es objeto de presiones, de leyes muy estrictas y hasta de persecuciones por parte organizaciones. El coche ha sido capaz de cambiar las vidas de las personas y hasta de moldear el paisaje para su beneficio, de crear industrias a su alrededor y de generar trabajo para miles de personas. Y, sin embargo, la compra de una de estas máquinas siempre tiene un montón de interrogantes a su alrededor, que, en ocasiones, se suelen pasar por alto. Y os ponemos un ejemplo: ¿acaso alguien piensa en el seguro de coche cuando se dispone a comprar uno? Seguro que no, es una sorpresa que nos encontramos después, ¿a que sí?

El seguro de coche es un tema delicado, y también sumamente importante. Y no lo decimos porque sea obligatorio por ley, que también, sino porque un seguro de coche es algo así como una red de seguridad, está ahí, a la espera, solo funciona cuando hace falta y creernos que cuando hace falta, todos damos gracias de tener contratado un seguro de coche. Con la póliza en activo, estamos cubiertos ante muchas cosas, como por ejemplo, un golpe a otro coche, tirar una señal vial –ocurre más veces de las que se pueda pensar– o incluso frente a un atropello, una situación que puede suceder cuando circulamos mucho tiempo por el centro de las grandes ciudades.

seguro de coche (1)

En casos como este, contar con un buen seguro es vital

La cuestión es, ¿qué seguro de coche contrato? Evidentemente, lo mejor es buscar uno que nos cubra en el mayor número de situaciones posible, que nos deje elegir taller y por supuesto, que sea barato. Vamos, que tenga, como se suele decir, las “tres B”: bueno, bonito y barato. Sí, una odisea, porque lo barato no es bueno, o no es bonito, y lo bonito, al igual que lo bueno, no es barato. No obstante, también hay seguros para coche personalizables, es decir, que puedes adaptar a tus necesidades y además, con un pago mensual, que suele ser más fácil de afrontar que un pago anual.

Además, también está la cuestión del tipo de seguro. ¿A terceros o a todo riesgo? Siempre depende del coche, de los kilómetros que se hagan e incluso de la zona donde se viva. Por ejemplo, si apenas conduces tu coche y solo circulas por carretera, quizá sería interesante un seguro a terceros o a terceros ampliado –el ya conocido “robo, lunas e incendio”–, pero si circular constantemente por ciudad y coges el coche diariamente, lo mismo es interesante un todo riesgo, pues al estar más expuesto a posibles percances, siempre es mejor tener una red de seguridad más grande y fuerte, ¿verdad? Pero además, hay otra modalidad: el seguro a todo riesgo ampliado más pérdida total, que incluye la pérdida total del vehículo, algo que, hasta el momento, solo lo ofrecía el seguro a todo riesgo.

Seguro coche dinero

Por supuesto, las aseguradoras evolucionan y hay algunas que ofrecen una aplicación para el teléfono móvil, especialmente diseñada para la gestión de la póliza, rellenar partes de accidentes incluso con audio, añadir fotos –imprescindible en todo accidente– y contactar con asesores de la aseguradora para realizar cualquier gestión. Ahora, incluso se usa GPS para que la aseguradora pueda saber dónde se encuentra nuestro coche, lo que ayuda muchísimo cuando ocurre algo y necesitamos asistencia.

El secreto está en consultar e informarse todo lo posible, porque a estas cosas aquí descritas, también puedes añadir otros servicios que ofrecen muchas aseguradoras. No te conformes con lo primero que encuentres, aunque el precio sea una ganga, investiga, pide información y busca siempre el mejor equilibrio entre servicio y coste.

COMPARTE
Sobre mí

Redaccion

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado