Ya se conocen nuevos datos del hiperdeportivo eléctrico Lotus Evija

Ya se conocen nuevos datos del hiperdeportivo eléctrico Lotus Evija

El próximo modelo más rápido del mundo llegará a los 300 km/h en 9 segundos


Tiempo de lectura: 4 min.

Hace poco más de un año se presentaba el nombre y algunos de los datos básicos del primer modelo deportivo eléctrico de la marca Lotus: el nuevo Evija. En principio se dijo que llegaría a los 1.014 CV, pero finalmente la cifra subió y se confirmaron los 2.000 CV a los que llegarían sus cuatro motores eléctricos. También especularon con su velocidad, atreviéndose a decir que llegaría a los 100 km/h en 3 s y a los 300 en 9 s.

A pesar de todo, el Lotus no podía superar de por sí al Bugatti Chiron Pur Sport si quería ir de 0 a 200 km/h en tiempo récord. Este año, concretamente uno de los directores de Lotus, Gavan Kershaw, ha adelantado a Top Gear que le posicionaría como el coche más veloz del mundo, pues sus datos demuestran que el Lotus Evija es capaz de pasar de 200 a 300 km/h en tan solo 3 segundos. Ninguna comparación a los 6,5 segundos que necesita como mínimo el anteriormente mencionado Bugatti o al mismísimo Ferrari SF90 Stradale en el mismo registro.

Competirá contra modelos como el Karma SC2 (0,96 km/h en 1,9 segundos), el Rimac C Two (1.940 CV) o el Tesla Roadster II

Este nuevo proyecto se trata de un cambio muy repentino en la filosofía de Lotus, que es la de fabricar deportivos no muy potentes, de poco peso y sin excederse en las medidas. La marca de Hethel ha querido poner especial atención a la aerodinámica del vehículo y el agarre al suelo, dos elementos que serán esenciales a la hora de afrontar el riesgo. Richard Hill, ingeniero de aerodinámica a cargo del Evija, centró sus esfuerzos en realizar cavidades y canales interiores por toda la carrocería que sirvieran para la aerodinámica o, en ocasiones, para refrigerar el propio coche.

El obejtivo es que el aire del coche entrara desde la parte delantera a un flujo muy bajo y que acabase en la trasera de forma más alta. Así, el coche gana fuerza descendente y consigue que el coche esté pegado al suelo si llega a esos 200 o 300 km/h. La refrigeración también se consigue gracias al splitter delantero: una de sus partes está dirigida a refrigerar las baterías tras los asientos, mientras que las otras dos que hay se dedican a refrigerar componentes eléctricos en la parte delantera.

No solo la carrocería tiene cavidades, también la parte de detrás de las ruedas. En ellas se produce el efecto Venturi, que ayuda a reforzar la resistencia al aire. Por su parte, el alerón trasero es móvil e inteligente, copia en diseño a los Fórmula 1 y ayuda a regular el sistema DRS (de Drag Reduction System, sistema de reducción de arrastre) que junto con el difusor trasero expulsa el aire de forma eficiente.

Preguntado sobre su aceleración inaudita, Kershaw respondía. “Tenemos un coche de una sola velocidad y ponemos el rendimiento en el límite que queríamos. Por lo tanto, no estamos desafiando las leyes de la física, yendo por debajo de dos segundos a 100 km/h y luego teniendo una velocidad máxima baja. Calibramos la entrega de potencia del motor donde queremos el mejor rendimiento”.

Los datos que proporciona la marca estipulan que el Lotus Evija pesa un total de 1.680 kg y su peso por cada CV es de 0,84 kg. De la mecánica aun no se conoce nada, solo que incorpora tracción a las cuatro ruedas (sin árboles de transmisión) y la batería de litio es de 70 kWh. Es capaz de llegar a los 400 km de autonomía (WLTP) y llegar a una potencia máxima de 350 kW con 4,59 metros de largo, 2 metros de ancho, 1,12 metros de alto y dos plazas.

El desarrollo del coche sigue ultimándose para lograr entregar las primeras unidades a sus clientes a finales de 2020, a pesar de las dificultades que ha tenido que pasar Lotus con el COVID-19, según dice el Director Ejecutivo de Ingeniería del Lotus Evija, Matt Windle: “Teníamos cuatro coches en desarrollo, y dos de ellos estaban en Alemania e Italia probándose antes del confinamiento. Logramos recuperarlos, recapitular el plan y ser flexibles, y eso permitió que el desarrollo continuara”.

Durante la crisis de coronavirus, Lotus afirma que trabajó en la pantalla del conductor y en el sistema de menús mediante videoconferencias, mientras que a mediados de mayo continuaron con el desarrollo de los amortiguadores (colaborando con la empresa de componentes y sistemas para automóviles Multimatic) que se adaptan según la configuración de los modos de conducción y la dirección electrohidráulica.

El precio base del nuevo Lotus Evija será de 1,88 millones de euros, y llevará consigo un libro editado con imágenes sobre el proceso de ensamblaje.

COMPARTE
Sobre mí

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!