Volkswagen Golf GTI Callaway Turbo, un compacto de armas tomar

Volkswagen Golf GTI Callaway Turbo, un compacto de armas tomar

Posiblemente el GTI más desconocido y exclusivo de los años 80


Tiempo de lectura: 3 min.

Callaway Cars es una empresa conocida por fabricar Chevrolet Corvette muy rápidos, pero este Volkswagen Golf GTI Mk.II con turbocompresor pertenece a los primeros compases de la marca. Reeves Callaway era un aspirante a piloto de carreras que terminó trabajando como instructor en la escuela de carreras de Bob Bondurant en la década de los 70. El Golf GTI había estrenado un nuevo concepto, y podía dar mucho juego entre los corderos con piel de lobo.

El primer pinito de Callaway fue montar un sistema turbo en un BMW 320i de la época, y le prestó el coche al periodista de Car and Driver Don Sherman, quien escribió un artículo de una página sobre la susodicha bestia. En ese momento, el número de personas que tenían la capacidad de modificar las prestaciones de un automóvil sin aumentar el desplazamiento de su motor era extremadamente limitado y, en 1977, nació Callaway Cars.

En los años venideros, Callaway trabajó estrechamente con varios fabricantes de equipos originales (OEM) para desarrollar sistemas turbo para BMW, Volkswagen, Porsche, Audi, Mercedes-Benz y Chevrolet, algunos de los cuales mantuvieron la garantía respaldada por el fabricante. Se podría decir que Callaway intentaba ser lo que es actualmente ABT para el Grupo VAG, por ejemplo, un preparador especializado en quien poder confiar.

Callaway Volkswagen Golf GTI (10)

Mira las fotos y di que no es un coche ochentero. Puedes vestirte con ropa de época e ir escuchando a Jon Bon Jovi en tu Walkman, o puedes aparecer en una fiesta remember con este Volkswagen GTI con un kit de carrocería acorde y un turbocompresor cortesía de Callaway. Con una pintura totalmente blanca, sus llantas de tres radios y una potencia de 187 CV, este ejemplar está a la venta ahora mismo en Hemmings.

Encontrar un Vokswagen Golf GTI Callaway en estos días es casi imposible: eran raros incluso cuando eran nuevos. Este coche en concreto pertenece a una “Stage II”, aún más raro si cabe. Integra una relación de la quinta marcha diferente y un embrague más resistente capaz de gestionar los 48 CV de potencia extra. También destaca por un kit de carrocería Hella, que incluye parachoques, faldones, faros delanteros y un alerón trasero.

El motor 1.8 de ocho válvulas del Golf GTI original empujaba con suficiente soltura, pero, gracias a la adición de un turbo, era un auténtico matagigantes a finales de los 80. Alcanzar los 100 km/h desde parado en poco más de siete segundos era una hazaña que pocos coches nuevos podían alcanzar. Para hacernos una idea comparativa, el Chevrolet Corvette coetáneo, con un V8 de 245 CV, necesitaba 6,7 segundos para completar el mismo registro.

Callaway Volkswagen Golf GTI (21)

Las ruedas de Momo completan el look ochentero. De hecho, es difícil hacer que este coche pareciese más de los 80. Este Volkswagen Golf GTI Callaway Turbo Stage II tiene 89.000 millas en el odómetro, poco más de 143.000 kilómetro al cambio y, a pesar de necesitar algo de cariño para estar como nuevo, está libre de óxido. El vendedor dice que el turbo y la suspensión ajustable de Neuspeed fueron reconstruidos hace, aproximadamente, 30.000 kilómetros.

El coche está actualmente a la venta en Lake Mary, Florida, con un precio inicial de 30.000 dólares, unos 26.700 euros. Eso es mucho dinero para un viejo Golf, sí. Pero, considerando todas las actualizaciones que recibió en su día y de qué compañía venían, diríamos que no es una cifra demasiado exagerada después de todo. Siempre han existido muchas vertientes y numerosos preparadores del Volkswagen Golf GTI, pero, ¿conocías este modelo de Callaway?

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez