Škoda Kamiq Scoutline, el nuevo acabado para el SUV más pequeño de la casa

Škoda Kamiq Scoutline, el nuevo acabado para el SUV más pequeño de la casa

Para aquellos que quieren un coche urbano de aspecto aventurero


Tiempo de lectura: 3 min.

El Škoda Kamiq Scoutline es la última versión en llegar a la gama del del B-SUV checo. Siguiendo en cierta manera las líneas que la marca nos anticipó con el prototipo Vision IN, modelo con el que además comparte plataforma, el Kamiq Scoutline llega con el argumento de una imagen más campestre. Sin embargo, tan solo se trata de estética, pues no es un modelo Scout de tracción total.

Curiosamente, el Škoda Kamiq es el primer SUV de la marca en estar disponible con el acabado más aventurero. Además del revestimiento negro mate de los pasos de rueda, los numerosos elementos plateados de la carrocería ayudan a mejorar el aspecto del conjunto. Equipa un parachoques delantero y trasero de diseño específico con pseudo protección de bajos, ambos con el mismo acabado plateado de los umbrales laterales, las carcasas de los retrovisores y las barras de techo.

Otros elementos destacables incluyen las ventanillas y la luna trasera SunSet, con los marcos de cromados. Las llantas de aleación de serie, denominadas “Praga”, son de 17 pulgadas. De forma opcional se puede optar por el juego “Crater” de 18 pulgadas. El Škoda Kamiq Scoutline también añade los faros traseros full LED de serie. Algo que comparte con el resto de la gama es gama de colores, siendo exactamente la misma para este acabado que nació en 2009 con el Fabia Scout.

Skoda Kamiq Scoutline (1)

Škoda adoptó la demarcación “Scoutline” en 2015 para los modelos Rapid Spaceback y Fabia Combi para diferenciarlos de los modelos equipados con tracción total (“Scout”)

Si bien no se han proporcionado imágenes del interior, sabemos que hay asientos delanteros forrados con tela transpirable ThermoFlux, reservada para el modelo Scoutline. Škoda también aplica cuero en el volante, la palanca de cambios y el freno de mano, mientras que los pedales tienen un acabado de aluminio. Completan los cambios los acentos con efecto de madera de fresno, un techo negro, las salidas de aire cromadas o la iluminación ambiental LED blanca, naranja o roja.

Como sus compañeros de grupo, (SEAT Arona, Volkswagen T-Cross y T-Roc), el SUV checo viene exclusivamente en forma de tracción delantera. El Škoda Kamiq Scoutline estará disponible con la gama completa de motores que incluye tres unidades de gasolina (TSI), una diésel (TDI) y una de GNC (gas natural comprimido), cuyas potencias oscilan entre los 90 y 150 CV. En los bloques TSI de 115 y 150 CV, así como en el TDI de 116 CV, se puede optar por la transmisión automática.

Skoda Kamiq Monte Carlo 1

Škoda Kamiq Monte Carlo

Los detalles completos, la disponibilidad y los precios se anunciarán a su debido tiempo, pero si deseas verlo en persona, tendrás que asistir al Salón del Automóvil de Ginebra 2020 el próximo mes de marzo. A partir de junio, el Škoda Kamiq Scoutline se unirá en los concesionarios europeos junto con la versión Monte Carlo y el resto de la gama Kamiq. No cabe duda de que la firma de Mladá Boleslav apuesta firmemente por su B-SUV.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.