Menu

Skoda Kamiq Monte Carlo, nuevo acabado deportivo

Se centra en otorgar al modelo una imagen más dinámica y agresiva

Skoda Kamiq Monte Carlo, nuevo acabado deportivo

A comienzos de 2019, allá por el mes de febrero, Skoda presentó su tercera propuesta SUV, el Skoda Kamiq. Un modelo primo hermano del SEAT Arona y del Volkswagen T-Cross que completó la gama del fabricante checo y entró de lleno en uno de los segmentos más competidos: los B-SUV. Así, el Skoda Kamiq se presentó con las típicas características de la marca que tanto éxito cosechan, pero también algo falto de garra. Dicha situación llega a su fin tras la presentación en Frankfurt del Skoda Kamiq Monte Carlo.

De esta forma, el Skoda Kamiq recibe una terminación deportiva que ya se pudo ver en otros modelos como el Skoda Yeti o el Skoda Fabia, y que también ha recibido el nuevo Scala. Básicamente se centra en el apartado visual, otorgando una nueva impronta al pequeño SUV que le permite lucir más agresivo, pero sin recargar. Mecánicamente no cambia nada.

Lo primero que llama la atención son los elementos pintados en negro brillante, que contrastan fuertemente con la carrocería de color blanco que se ve en las fotos oficiales. Desde la calandra, pasando por las rejillas inferiores del paragolpes frontal, las barras del techo, carcasa de los espejos laterales e incluso algunas zonas de las llantas o el añadido trasero que simula un difusor entre otras cosas. Y ya que se mencionan, las llantas tienen 17 pulgadas y son específicas de este acabado (se denominan, de hecho, Monte Carlo). En opción hay unas de 18 pulgadas. El techo es de tipo panorámico y dispone de ventanillas tintadas SunSet e iluminación full LED.

Donde se tira la casa por la ventana es dentro, en el habitáculo. Para ser un Skoda resulta bastante llamativo, con detalles en color rojo en los laterales de los asientos (con reposacabezas integrado), costuras también en color rojo y una inserción en el salpicadero que simula ser fibra de carbono. El techo tiene un revestimiento especial, el pedalier es metálico, incorpora alfombrillas específicas y la denominación del modelo en los umbrales de las puertas.

Este acabado se podrá asociar a cuatro opciones mecánicas: 1.0 TSI con 95 y 115 CV; el 1.5 TSI de 150 CV y el 1.6 TDI de 115 CV. Estará disponible a lo largo del último trimestre de 2019, aunque todavía no se han comunicado precios.

El primer modelo que lució la denominación Monte Carlo fue el Skoda Popular de 1936

Oliver Stefani, director de Diseño de Skoda, dijo: «El nuevo Skoda es un típico SUV Skoda que desarrolla su propia personalidad mediante elementos de diseño como los faros partidos. Los elementos negros Monte Carlo acentúan su carácter independiente y lo hacen aún más atractivo para el público joven. Lo que tenemos aquí es una combinación perfecta entre un diseño deportivo que hace referencia a nuestros exitosos vehículos de rally y la funcionalidad cotidiana de un SUV urbano inteligente».

Skoda Kamiq Monte Carlo 2

La terminación Monte Carlo que da lugar a las versiones deportivas de Skoda, según declaraciones de la marca, evoca el glamour del Principado de Mónaco, pero sobre todo, hace referencia a la larga tradición de la región en el automovilismo deportivo y donde Skoda ha logrado diversos éxitos en rallies. Recordad con nosotros esa parte de su historia.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.