Škoda Enyaq iV, el primer SUV eléctrico de la firma checa llega a finales de 2020

Škoda Enyaq iV, el primer SUV eléctrico de la firma checa llega a finales de 2020

Hasta 306 CV y 500 kilómetros de autonomía


Tiempo de lectura: 5 min.

Si todavía hay alguien que duda sobre la electrificación del automóvil, es porque debe vivir en una cueva o no tener contacto con lo que ocurre en el sector. El grupo Volkswagen-Audi sumará pronto un nuevo miembro alimentado por electrones, que llegará con formato SUV y bajo el sello de Škoda. Se trata del Škoda Enyaq iV, un nuevo modelo de motor eléctrico del que ya se saben muchas cosas.

El formato SUV y la electricidad parecen ser dos cosas que casarán a la perfección Por un lado, los SUV son los coches de moda, los que todo el mundo quiere, mientras que por otro, la tecnología eléctrica se postula como el futuro del automóvil y borra de un plumazo uno de los inconvenientes de un coche de este tipo: el consumo. También es cierto que los SUV tienen más espacio para acoger las baterías, el mayor problema por tamaño y peso que tienen los coches eléctricos.

Como cabe esperar, el Škoda Enyaq iV además de ser el primer SUV eléctrico de la firma checa, tendrá mucho que ver con el Volkswagen ID.4, aunque sería más justo decir que serán hermanos gemelos en lo que al apartado técnico se refiere. Es decir, compartirán plataforma (MEB para coches eléctricos), motores, baterías y todo lo relacionado con el sistema de gestión electrónica así como equipamiento. Básicamente, es lo que viene haciendo VAG desde hace muchos años, una sinergia de grupo a gran escala y, a fin de cuenta, la mejor forma de hacer rentable inversiones tan elevadas como la realizada en cuanto a tecnología de motores eléctricos y baterías.

skoda enyaq IV (6)

Hasta 306 CV y 500 kilómetros de autonomía

Por el momento está terminando con algunas de las fases de desarrollo, pero Škoda ya ha comentado cómo será su gama. Contará con tres opciones de baterías con hasta 500 kilómetros WLPT, tendrá tracción total o bien propulsión y se podrá elegir con cinco opciones de motor con hasta 306 CV. De esta forma también será el Škoda de producción más potente que haya fabricado la firma checa, ya que el Škoda Octavia RS tiene 245 CV y es el más potente de toda la producción de Škoda hasta la fecha, teniendo en segunda posición con 240 CV al Škoda Kodiak RS (con motor diésel).

El Škoda Enyaq iV estará listo para finales del año 2020 y se situará cerca del Škoda Kodiaq por tamaño, pues alcanza los 4,65 metros de largo, aunque no contará con siete plazas como el SUV grande de la marca, ya que uno de los motores eléctrico se coloca en el eje trasero e impide la colocación de una fila de asientos adicional. La distancia entre ejes llegará hasta los 2,76 metros, más que suficiente para dejar sitio a las baterías y ofrecer un habitáculo con sitio de sobra, sumando un maletero de 585 litros. Nada mal para ser un coche eléctrico.

La gama será muy similar a la del Volkswagen ID.4, incluso a la del Volkswagen ID.3 ya que básicamente emplearán los mismos motores y baterías. Se ofrecerán tres niveles para las baterías: 52 kWh, 58 kWh y 77 kWh (capacidad neta, la capacidad bruta es algo mayor). Estas opciones en cuanto a los acumuladores, se podrán combinar con cinco opciones para los motores, todas bastante potentes: 148 CV, 180 CV, 204 CV, 265 CV y 306 CV. Las dos últimas tendrán tracción total al contar con dos motores y las baterías más grandes, aunque será la versión intermedia la que ofrecerá la mayor autonomía con cada carga: 500 kilómetros.

skoda enyaq IV (10)
  • Škoda Enyaq iV 50. Baterías de 52 kWh, 148 CV y 340 kilómetros de autonomía
  • Škoda Enyaq iV 60. Baterías de 58 kWh, 180 Cv y 390 kilómetros de autonomía
  • Škoda Enyaq iV 80. Baterías de 77 kWh, 204 CV y 500 kilómetros de autonomía
  • Škoda Enyaq iV 80 X. Baterías de 77 kWh, 265 CV y 460 kilómetros de autonomía
  • Škoda Enyaq iV RS. Baterías de 77 kWh, 306 CV y 460 kilómetros de autonomía

Recargas hasta 125 kW y materiales sostenibles para el habitáculo

Uno de los peores apartados a los que tiene que hacer frente un coche eléctrico es el momento de las recargas. De hecho, este es uno de los principales inconvenientes que tienen estos coches, frente a usuarios “mal acostumbrados” a repostar en apenas un puñado de minutos y no en un par de horas como poco. Por eso es uno de los principales focos de trabajo de los ingenieros y donde más avances se están logrando.

El Škoda Enyaq iV no será el coche más rápido en cargar sus baterías, pero será bastante llevadero ofreciendo tres formas de carga diferentes. Podrá recargarse con una toma doméstica de 230 voltios a corriente continua y 2,3 kW. Es, obviamente, la más lenta de todas aunque también hay un wallbox de 11 kW de potencia, que requerirá entre seis y ocho horas (ideal para cargar el coche por las noches). Además, el Enyaq iV admite cargas de hasta 125 kW en corriente continua, necesitando de 40 minutos para pasar del 10 % al 80 % de carga.

Škoda seguirá tendencias en otros apartados del modelo, como los materiales empleados en el habitáculo. Algunos fabricantes emplean plásticos reciclados, otros realizan tapicerías con fibras procedentes del plantas o de botellas de plástico recicladas, pero Škoda usará un cuero fabricado a partir de aceituna, algo que se utiliza por primera vez en un automóvil de producción.

El Škoda Enyaq iV se fabricará en la planta de la marca en Mladá Boleslav, en la República Checa, siendo el primer vehículo con la plataforma MEB que se fabrica fuera de Alemania y el primero de Škoda en usar dicha plataforma.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!