Renault e-PLEIN AIR, un emotivo homenaje al Renault 4L

Renault e-PLEIN AIR, un emotivo homenaje al Renault 4L

Nuestro "cuatro latas" se descapota y se convierte en eléctrico


Tiempo de lectura: 3 min.

Es el décimo aniversario de 4L International, un rally histórico que concentra a todos los Renault 4L y Renault Estafette, aunque también está abierto a los Renault clásicos. Se ha celebrado este fin de semana y la gente de Renault no ha querido perdérselo, presentando en Twitter este alegre prototipo: el Renault e-PLEIN AIR.

La marca no ha facilitado muchos datos, pero lo que sí sabemos es que su carrocería se basa en la del Renault 4/4L Plein Air, pero con un tren motriz completamente eléctrico basado en el del Renault Twizy. La creación ha sido una colaboración de Renault Classic y Renault Design, junto a la empresa especializada en repuestos de clásicos franceses, Melun Rétro Passion.

La carrocería Plein Air nació en la primavera de 1968. Se trataba de una conversión que partía de un Renault 4/4L convencional que era convenientemente cortado y adaptado por la compañía Sinpar S.A., perteneciente al grupo Renault. Hasta 1971, Sinpar carrozó 563 unidades -que se sepa- del Renault 4/4L Plein Air.

El exterior permanece casi intacto respecto al original, salvo la anulación de los asientos traseros, con maleta de pícnic de mimbre en color blanco, o la nueva parrilla, también pintada en este color

Renault e plain air 2

Para esta versión se han eliminado los asientos traseros y la capota, imaginamos que para dar cabida a la batería y tren propulsor. El Renault Twizy monta una batería de 6,1 kWh de capacidad y tiene dos opciones de motorización: el Twizy 45, con 5 CV de potencia y 33 Nm de par y el Twizy 80, con 11 CV de potencia y 57 Nm de par. Renault no ha dicho cual de las dos versiones se ha montado en el e-PLEIN AIR.

El Renault Twizy 45 tiene una velocidad máxima de 45 km/h y el Twizy 80, 80 km/h de velocidad máxima. Lo lógico sería pensar que al menos han equipado la versión más potente. Para recargarlo en una toma convencional, tan solo tardará 3,5 horas.

En el interior vemos componentes originales del Renault 4, como la clásica palanca de cambios tipo paraguas en el salpicadero, el volante o los satélites. Lo que sí cambia es el tablero, que lo hereda directamente del Renault Twizy y es completamente digital. Los asientos en tapizado bicolor blanco y azul, aportan el toque moderno y eléctrico a esta versión neorretro.

¿Saldrá a la venta? Es improbable, pero como prototipo y ejercicio de estilo es muy evocador. Quien sabe, tal vez algún taller privado se anima, ofrece en el futuro esta conversión y podemos ver circulando de nuevo a este clásico por el centro de París.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Jose
Invitado
Jose

Me encanta. Aunque se me haría raro arrancar mi 4L de 852cc sin ese sonido y olor a coche clásico jeje

Por cierto, la plataforma del 4L es perfecta para hacer descapotables y conversiones eléctricas, dado que no es autoportante sino que tiene una base sobre la que ancla la carrocería.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.