Menu

Nissan GT-R 50th Anniversary Edition, más de lo que parece a primera vista

Godzilla celebra sus bodas de oro

Nissan GT-R 50th Anniversary Edition, más de lo que parece a primera vista

Godzilla cumple 50 años, medio siglo, las bodas de oro. Al igual que su hermano pequeño el 370Z, la casa de Yokohama ha aprovechado el Salón de Automóvil de Nueva York para presentarnos el 2020 Nissan GT-R 50th Anniversary Edition, una edición especial que conmemora la historia de tres siglas icónicas.

Este 50th Anniversary Edition viene en tres combinaciones cromáticas que evocan la época dorada de las carreras en la serie GP japonesa. El color de la unidad que ilustra vuestras pantallas es el mismo Bayside (Wangan) Blue del añorado Nissan Skyline R34 GT-R. Para conseguir ese tono azulado tan vivo y profundo, han sido necesarias cuatro capas. Pequeños detalles del mismo color sobre las llantas de aleación y unas franjas en color blanco ponen el remate final al un conjunto que no pasará desapercibido.

El resto de las opciones quedan a cargo de una base blanca (Pearl White) con rayas rojas o un tono gris (Super Silver) con rayas blancas. Por dentro, destaca un esquema grisáceo, aportando una sensación más lujosa a la par que evoca la “atmósfera del cielo nocturno después del crepúsculo”. Las características adicionales del Nissan GT-R 50th Anniversary Edition incluyen un volante único, adornos sobre el pomo del cambio, un estampado especial en el asiento y un techo revestido en Alcántara con costuras específicas, al igual que las viseras solares.

Tras casi 12 años a sus espaldas, el Nissan GT-R sigue siendo un auténtico matagigantes. Ya ha sobrevivido a dos generaciones completas del Porsche 911

Pero el Nissan GT-R 50th Anniversary Edition no es solo un conjunto de detalles estéticos. Los ingenieros de la marca han puesto todo su quehacer en esta edición especial. “No se trata de perseguir figuras potentes, sino de crear un nuevo GT-R donde no se haya pasado por alto ningún aspecto. Esto es lo apropiado para celebrar el 50 aniversario del GT-R”, según postula Hiroshi Tamura, jefe de producto del GT-R. Y es que estas siglas han sido el máximo exponente entre las máquinas de Nissan. Quién diría que fue presentado en diciembre de 2007…

En cuanto a cifras se refiere, el Nissan GT-R 50th Anniversary Edition no muestra nada nuevo. Continúa empleando el mismo V6 de 3.799 cm3 con 570 CV y 637 Nm. Sin embargo, la pareja de turbocompresores se ha sustituido a favor de unos que mejoran la respuesta a bajas vueltas y aumentan su eficiencia en un 5%. Los colectores de escape, inspirados en el mundo de las carreras, tienen puntos de sujeción para la brida del turbo optimizados. Ello permite un mantenimiento más sencillo y una posible mejora en cuanto a modificaciones se refiere.

Nissan GT R 50 Aniversario 31

La caja de cambios automática de seis velocidades también ha sido convenientemente revisada. Ahora, los cambios de marcha son más agresivos a la baja para ganar respuesta en las salidas de las curvas. Asimismo, el sistema de escape recibe un nuevo silenciador de titanio con puntas azules bruñidas. La suspensión también ha sido optimizada para mejorar la estabilidad en los virajes, la dirección es más lineal y precisa, y la potencia de frenado también se ha incrementado gracias a una mejora en el servofreno.

Vale, puede no parecer tan espectacular a primera vista como parece. Pero como buen deportivo japonés diseñado por auténticos frikis del motor, será nuestro trasero quien aprecie las mayores diferencias, no la ficha técnica en papel. ¡Feliz cumpleaños Godzilla!

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.