Menu

Comienza la producción del atrevido Apollo IE

Apollo Automobil ha revelado algunos detalles interesantes del modelo definitivo

Comienza la producción del atrevido Apollo IE

En estos tiempos de SUV y electrificación se agradecen modelos como el Apollo IE o Intensa Emozione, propulsados por un V12 de gasolina y mayormente analógicos. Presentado en 2017 y desarrollado durante estos dos años, ya tenemos su versión definitiva y acaba de pasar a producción.

El fabricante es Apollo Automobil, empresa alemana que fue fundada por Roland Gumpert en 2004, y de la que se desvinculó en 2016, poco antes de presentar esta nueva máquina. Se trata de un superdeportivo propulsado por un motor Ferrari V12 de 6,3 litros y de aspiración natural -el mismo que el del Ferrari F12 Berlinetta-, que produce 780 CV y 760 Nm de par, unos 40 CV más que el coche rojo. Apollo indica que sería posible elevar su potencia hasta los 1.000 CV, pero parece claro que ya sería con aspiración forzada.

Para la creación y fabricación del Intensa Emozione, Apollo se ha aliado con HWA AG, los creadores del Mercedes-Benz CLK-GTR. Los coches se montarán en sus instalaciones, mientras el monocasco de fibra de carbono será construido a mano por Capricorn Group, que tampoco son novatos en esto, pues han construido el chasis del Porsche 919 LMP1 ganador de Le Mans.

En cuanto al chasis, la empresa dice que es la primera vez que se construye completamente en fibra de carbono, incluyendo los subchasis y zonas de impacto, siguiendo las estrictas normas de seguridad de la FIA en LMP2. Se ha puesto mucho énfasis en la seguridad, y debido a la apertura en «ala de gaviota» de sus puertas, Apollo ha desarrollado una nueva bisagra para que se pueda desenganchar fácilmente en el improbable caso de vuelco. De este modo la puerta quedaría suelta y los ocupantes podrían salir del vehículo.

El depósito de combustible está integrado también en el chasis, y está realizado en carbon/kevlar para resistir impactos y que no haya fugas, según determina la FIA. Pero como hay que prever hasta los imprevistos, Apollo ha incorporado un sistema anti-incendios con activación manual por parte de los ocupantes, que protege el vano-motor y el habitáculo.

También durante este tiempo han mejorado la aerodinámica y la refrigeración, incluyendo la de los frenos de carbono de Brembo, aunque para uso intensivo en pista recomiendan curiosamente los de fundición de AP Racing.

Tan solo se fabricarán 10 unidades del Apollo IE, a un precio de partida de 2,4 millones de euros.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.