Mercedes-AMG C 63: ligeros cambios para mantenerse al día

Mercedes-AMG C 63: ligeros cambios para mantenerse al día

Mejor puesta a punto para la Clase C más potente


Tiempo de lectura: 3 min.

La gama más bruta y gamberra de la Clase C de Mercedes recibe un pack de ligeras actualizaciones de cara a los próximos años de comercialización. Al igual que sucedería con las versiones más “mundanas” meses atrás, los C63 -Berlina, Estate, Coupé y Cabrio- reciben una imagen ligeramente actualizada para ganar atractivo tanto por dentro como por fuera, así como una ganancia en cuanto a agilidad se refiere.

El cambio más notorio lo encontramos en la caja de cambios, ahora con nueve velocidades (antes siete) y transiciones más rápidas entre cada una de ellas. Bautizada como AMG Speedshift MCT 9G, promete recuperaciones más rápidas y reacciones más espontáneas a las órdenes del conductor. A esto se suma el diferencial autoblocante del eje trasero incorporado de serie, ahora con control electrónico en todas sus versiones, lo que hace posible una dosificación más precisa de la tracción.

El nuevo embrague húmedo sustituye al convertidor de par, de modo que se ahorra peso y se mejora la respuesta

El sistema AMG Traction Control (en el C 63 S) permite regular el resbalamiento en el eje trasero en nueve niveles, algo que sabrán apreciar los conductores con ambiciones deportivas y mucho tiempo libre. Por su parte, el selector de modos de conducción AMG Dynamics permite escoger entre seis programas diferentes: Slippery, Comfort, Sport, Sport+, Race (C 63 S) e Individual.

Mercedes AMG C 63 2018 2

En el exterior, los cambios son mínimos pero correctos. La renovada gama C 63 goza de una parrilla vertical específica, con un diseño que ya vimos en el Mercedes-AMG GT. Los paragolpes tienen entradas de aire de mayor tamaño, acentuando aún más la anchura del coche. Los faros, con tecnología LED, también han sido rediseñados, así como los juegos de llantas de aleación. En la zaga, las cuatro salidas de escape cromadas y el perfilado difusor ponen la guinda a un conjunto agresivo sin caer en la estridencia.

Opcionalmente, AMG ofrece un paquete aerodinámico para el C 63 Coupé que añade toque más deportivo

En el habitáculo, el cambio más significativo está enfrente del conductor. El cuadro de instrumentos pasa a ser una pantalla digital de 12,3 pulgadas siguiendo la estela de los últimos modelos de la firma de la estrella, aunque es un extra a pagar en caja. El volante -heredado del Clase S- ayuda a modernizar ligeramente el interior y permite cambiar entre distintas visualizaciones del cuadro (Clásico, Deportivo o Supersport). Todo lo demás, se mantiene prácticamente intacto al modelo ya conocido.

Mecánicamente, continúa estando propulsado por el V8 biturbo de 4.0 litros de 476 CV para el C 63 “normal” y 510 CV para el C63 S. El par motor desarrollado por el propulsor es de 650 Nm y 700 Nm respectivamente. En cualquier caso, ambas ofertas están casadas al nuevo cambio automático de nueve velocidades y a la propulsión trasera.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.