JRM GT23: el Nissan GT-R NISMO GT1 de competición que necesitaba estirar las piernas

JRM GT23: el Nissan GT-R NISMO GT1 de competición que necesitaba estirar las piernas

Es legal para circular por la vía pública, puede digerir hasta 760 CV y es solo de propulsión


Tiempo de lectura: 4 min.

A pesar de su antigüedad, el Nissan GT-R sigue siendo un coche que ofrece un rendimiento excepcional. Sin embargo, si estás buscando una vertiente aún más prestacional y no quieres gastarte casi el millón de euros que piden por el GT-R50, echa un vistazo al JRM GT23. Cuesta menos de la mitad que el diseñado por Italdesign, y hasta 760 CV se envían únicamente a las ruedas traseras.

JRM es una compañía de ingeniería avanzada con sede en el Reino Unido. Ha ganado varios títulos GT1 con sus Nissan GT-R NISMO GT1 de competición y también construye vehículos para clientes de la clase GT3. Ahora, la empresa está utilizando su amplia experiencia en el automovilismo para construir el Nissan GT-R de calle definitivo, el JRM GT23. Y cuando decimos que “se basa en” el modelo de carreas, en el sentido más estricto de la expresión.

Por lo general, los coches de carreras no están permitidos para su uso en las vías públicas. Esto se debe principalmente a que sus especificaciones y características no son adecuadas para ello. Imagínate conducir por tu localidad con coche diseñado para ser una lapa sobre un asfalto liso e impecable. Pero si anhelas un coche de competición legal en carretera, los chicos de JRM estarán encantados de hacer tu sueño realidad con el GT23.

JRM GT23 Nissan GT R GT1 (2)

Con neumáticos slicks de circuito, JRM afirma que el GT23 puede alcanzar hasta un máximo de 2 g de agarre en el paso por curva

JRM ha revisado todos los sistemas principales del coche y ha rediseñado los componentes para mejorar el ya de por sí buen rendimiento en pista del GT-R NISMO GT1. Esto incluye cambios significativos en el peso, la distribución de este y el control de sus inercias, que requirieron cambios destacados en la colocación del motor, la caja de cambios y la arquitectura de la suspensión. Los equipo de frenado está compuesto por discos ventilados con pinzas de seis pistones delante y de cuatro detrás.

El JRM GT23 retiene el mismo motor que el Nissan GT-R estándar, aunque posicionado de manera diferente. La potencia del bloque VR38DETT de 3,8 litros sigue siendo de 659 CV, aunque la compañía ofrece un “Extreme Pack” que la aumenta hasta los 760 CV. Y a diferencia del GT-R de calle que envía la fuerza del motor a través de una transmisión integral, el GT23 las envía tan solo a las ruedas traseras mediante una caja de cambios secuencial de seis velocidades.

JRM GT23 Nissan GT R GT1 (7)

El “Extreme Pack” no solo son 101 CV adicionales, también incluye un extintor de incendios, una red, arneses de competición, un sistema de llenado de combustible específico, llantas de magnesio Rays con tuerca de bloqueo central, jaula antivuelco completa certificada por la FIA, un sistema de gatos hidráulicos, un difusor de aire que será el peor enemigo de los y sensores adicionales para las partes aerodinámicas y del chasis completa la lista.

En comparación con el GT-R NISMO GT1 con especificaciones de pista, el JRM GT23 se ve un tanto diferente. El capó es de nuevo diseño, con dos entradas de aire muy generosas. Los parachoques también son revisados y ahora las aletas incluyen una pareja de branquias tras las ruedas delanteras. En la parte posterior, el aspecto es más similar, excepto por un par de salidas de escape de salida central. En total, el coche pesa 1.275 kilogramos.

JRM ofrece ocho acabados exteriores para el nuevo GT23: negro de carbón, blanco vibrante, rojo rosa, amarillo dorado, verde brillante de carreras, naranja atardecer, platino Gret y azul victoria. En el interior, el JRM GT23 ofrece un entorno de conducción similar al Nissan GT-R NISMO GT1. El volante, los controles e incluso los asientos hacen que el GT23 parezca preparado para una carrera.

JRM GT23 Nissan GT R GT1 (8)

JRM declara que la ingeniería aplicada detrás del GT23 ha sido “totalmente funcional para que sea un automóvil que pueda ofrecer una experiencia de conducción real”

“Desarrollar un vehículo propio siempre ha sido un objetivo para JRM, y hemos estado trabajando detrás de escena para que esto sea una realidad”, dijo Jason King, director de la compañía. “Es hora de mostrarle a la gente lo que JRM puede hacer. Siempre se ha ocultado, poniendo la etiqueta de otra persona en nuestro trabajo en ingeniería aplicada a las prestaciones. El GT23 es increíblemente especial”. Y, consecuentemente, también está al alcance de unos pocos.

Cada uno de los clientes habrá tenido que desembolsar 380.000 libras (449.053 euros), cuando las entregas del Nissan GTR de JRM comiencen en 2020. Aunque es un precio al alcance de unos pocos, no es disparatado teniendo en cuenta que por ese dinero recibes un coche de competición con matrícula, como los antiguos prototipos de Le Mans de calle (Porsche 911 GT1, McLaren F1 GTR LM o Ford GT40). Y al igual que estos, se fabricarán muy pocos: 23 ejemplares.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablarán de velocidad y seguridad y sobre todo mujeres que aportarán información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!