Nuevos Jeep Renegade y Compass Plug-in Hybrid

Nuevos Jeep Renegade y Compass Plug-in Hybrid

Con 190 y 240 CV sin perder un ápice de su legado


Tiempo de lectura: 2 min.

Con la entrada del nuevo año, el Jeep Renegade disfrutó de una serie de ligeras actualizaciones que lo mantenían al día en un mercado tan competitivo como es el de los SUV urbano. También supimos que contaría con una versión híbrida. Junto con el Jeep Compass, la firma estadounidense ha aprovechado el Salón de Ginebra para presentarnos el Jeep Renegade Plug-in Hybrid y Jeep Compass Plug-in Hybrid.

Dadas las nuevas –y futuras– condiciones impuestas para reducir el impacto medioambiental de los vehículos a motor, los fabricantes de automóviles han estado haciendo los deberes para lanzar productos más limpios con el planeta. FCA ha tenido que ponerse las pilas rápidamente en el tema dada la situación actual, donde su oferta electrificada se caracteriza por su escasez. Es por ello por lo que Jeep acogerá dos nuevas versiones híbridas enchufables.

Ambos modelos cuentan bajo su capó con el nuevo motor turbo de cuatro cilindros y 1.332 cm3 de 150 CV de potencia (hasta 180 CV) en las versiones europeas. Este envía su fuerza al eje delantero. En el eje posterior, una batería de iones de litio se encarga de aportar energía a un motor eléctrico que mueve las ruedas. Gracias a este sistema, bautizado por Jeep como 4x4e, no se hace necesario el empleo de un eje transmisión.

Bajo la línea Trailhawk, tanto el Jeep Renegade como el Compass Plug-in Hybrid gozarán del equipamiento más completo de la gama

El Jeep Renegade Plug-in Hybrid ofrece 190 CV, mientras que el Compass Plug-in Hybrid contará con un plus por su mayor tamaño: 241 CV. Como las cifras definitivas aún están pendientes de homologación, las cifras aún pueden bailar un poco. En cualquier caso, los dos todocaminos de la marca serán capaces de registrar un 0 a 100 km/h en “unos siete segundos” con una velocidad máxima en modo completamente eléctrico de “aproximadamente 130 km/h”. Las emisiones de CO2 en ciclo mixto serán “inferiores a los 50 g/km”.

Exteriormente, tan solo se diferencian del resto de la gama mediante un vinilo sobre el capó y el anagrama “4x4e” sobre el portón del maletero. Dentro, el único cambio se encuentra en el panel de instrumentos. El velocímetro analógico (a la izquierda) ha sido sustituido por un potenciómetro. Asimismo, el sistema de infoentretenimiento añade un nuevo menú para visualizar el consumo energético del conjunto híbrido.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

8
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Entre los dos, me decido por el Renegade. El otro mazacote no me mola una cala (la anterior generación me generaba urticarias en el iris y quizá por ello de linaje le viene).

Pablo Mayo
Editor

He conducido los dos y el Renegade es el que menos me gusto. De todo, lo peor era su estabilidad en linea recta, teniendo que corregir la dirección a cada rato. Al principio pense que era un problema de esa unidad, pero probé otro y no, es un diseño de suspensión no todo lo óptimo que debería ser.

Rest
Invitado
Rest

Hola, Pablo;

no lo he probado. Esa sensación a alta velocidad transmite poca confianza y mucha inseguridad, imagino. No solo puede ser anomalía de una unidad, sino de toda una larga serie. Aparte de la suspensión: la dirección, la presión del neumático e incluso, un alineado incorrecto de fábrica, pudiera influir también.

Jose
Invitado
Jose

Los chicos de km77 hicieron un test de frenada con el Renegade…y levantaba el eje trasero en frenadas fuertes. Y creo que se repitió el problema con otras unidades. Supongo que es el precio de estar exprimiendo una plataforma que, no olvidemos, nació en 2005 con los Grande Punto / Corsa

Javier Costas
Suscriptor

No se pueden achacar “solo” a la plataforma esos males. La altura, distribución de pesos, desviación de freno por ejes, inercias inherentes a este tipo de coches mal diseñados desde su concepción… pesan más.

No será tan mala plataforma si en los últimos 13 años ha servido para tantos modelos diferentes grin

Jose
Invitado
Jose

No lo achaco solo a la plataforma en si, habría que ser tonto para no ver qué es buena y por eso lleva 14 años en uso. Pero si a que posiblemente esté un poco al límite para un coche como el Renegade con sus pesos, distribución y proporciones.

Jose
Invitado
Jose

Entre las múltiples cosas que hace 20 años no nos hubiésemos creído ni de coña (Porsches diésel, etc…), un Jeep con base FIAT y motor 1300 hubiese sido una.

Coñas aparte, tanto el Compass como el Renegade me parecen dos coches chulos y originales, y estas versiones híbridas tienen muy buena pinta.

Pero repito…hace 20 años mi padre se estaba comprando un Cherokee 4.0 de gasolina, y era casi el pequeño de la gama Jeep. Da que pensar jaja.

Javier Costas
Suscriptor

Normal, era una marca tan americana como Donald Trump desnudo sobre un Corvette. Ahora es una multinacional, y como los diésel han dejado de ser guays (y FCA ha sido incapaz de que lo sean) pues la alternativa son gasolina turboapretados y los híbridos enchufables…


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez