El Jeep Renegade se somete a un ligero restyling

El Jeep Renegade se somete a un ligero restyling

Lo importante está bajo el capó... y no, no hay diésel


Tiempo de lectura: 3 min.

Con más de la mitad de las ventas de Jeep adjudicadas al Renegade en nuestro país (seguido del Compass), le ha llegado el turno al benjamín de la gama para mantenerse fresco frente a la competencia. A pesar de que el ADN de la marca siempre se ha centrado en modelos con capacidades todoterreno fuera de lo común, este pequeño SUV urbano estaba perfectamente justificado dentro de la compañía. Compartiendo su plataforma con el Fiat 500X, el Renegade buscaba ampliar el público tradicional de Jeep, y vaya si lo ha conseguido.

Este modelo ha sido todo un superventas, llegando a comercializar en Europa durante 2017 un total de 72.578 unidades, unas 4.000 unidades menos que en 2016, su año de mayor éxito, pero aún así una cantidad considerable. En lo que vamos de 2018, hasta abril se habían vendido en Europa 25.228 unidades, frente a las 27.786 del mismo periodo del año anterior. Las ventas son menores, sí, pero sigue vendiéndose bien.

Su estilo en particular es, sin duda, uno de los principales argumentos del Renegade. Esta es probablemente la razón por la que los diseñadores no han cambiado demasiado las líneas de este modelo durante el restyling presentado en la feria de Turín. Se retocan los faros y las luces, integrando ahora diurnas y antinieblas en el mismo grupo óptico. En lo tocante al frontal, se ve cómo se busca un aspecto más urbanita y menos campero. Podríamos decir que se ha suavizado.

El plástico negro se pasa al plateado y los intermitentes laterales pasan de naranja a blanco, ofreciendo un aspecto más moderno y estilizado, acorde con lo que se lleva hoy en día. Si no conocemos todos los detalles de la nueva gama por el momento, es porque FCA no lo ha comunicado aún, pero también deberían aparecer nuevas ruedas y nuevos colores para la carrocería.

Jeep Renegade 1 Sin embargo, la principal novedad está oculta bajo el capó. De hecho, con motivo de esta actualización, el Renegade tiene una gama de motores completamente renovados. Esto suena a que los bloques e-Torq (nacidos en 1997 y diseñados por Rover y Chrysler) y Fire (una familia nacida en 1985) dicen adiós. Para cumplir con el estándar Euro 6D, el Grupo FCA ha decidido desplegar la nueva familia FireFly, que hizo su debut en Sudamérica en 2017, en los Fiat Argo, Mobi y Uno.

Los dos motores FireFly, un tres cilindros y un cuatro cilindros, comparten dimensiones idénticas, con un diámetro de 70 mm y una carrera de 86,5 mm. Esto da un desplazamiento de 1.0 litro para el primero (999 cc) y 1.3 litros para el segundo (1.332 cc). Si estos motores se ofrecen en versiones atmosféricas y con dos válvulas por cilindro en Brasil, las variantes europeas estarán más avanzadas. Son turboalimentados y tienen cuatro válvulas por cilindro, así como una culata de distribución continuamente variable MultiAir II que permite el funcionamiento en ciclo Atkinson de acuerdo con las diferentes situaciones de carga.

El Renegade tendrá estos nuevos motores a partir de septiembre. El de tres cilindros 1.0 es capaz de desarrollar 120 CV y ​​un par motor de 190 Nm, mientras que el 1.3 de cuatro cilindros estará disponible en dos variantes: una de 150 CV y otra de 180 CV, este último prometiendo un par motor de 270 Nm. Por ahora, el destino de las variantes diésel no está sellado, pero todo parece indicar que dejaremos de verlas próximamente, como Sergio Marchionne anunció en su plan quinquenal hasta 2022.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.