El Volkswagen Beetle morirá como un coche de gasolina

El Volkswagen Beetle morirá como un coche de gasolina

El CEO de Volkswagen descarta su regreso con motor eléctrico


Tiempo de lectura: 3 min.

Malas noticias para los fans de la “marca del pueblo”. En julio de este año saldrá el último Volkswagen Beetle de la fábrica de Puebla, y ya no habrá más. Eso ya lo sabíamos, lo que ahora conocemos es que no habrá una nueva generación eléctrica, y tampoco con motores de combustión convencional. El Volkswagen Beetle pasará a la historia, así de simple.

Herbert Diess lo ha explicado a Motor Trend. Volkswagen -como marca, no como grupo- se está metiendo en un buen lío con sus ambiciosos planes de electrificación. De una cifra de 10 millones de vehículos eléctricos para 2025 (objetivo anunciado en septiembre de 2018) subió la apuesta a 22 millones recientemente. El fabricante se ve obligado a una transformación radical: para 2022 prácticamente quiere doblar su beneficio operativo -del 3,8 al 6 %- y eso implica grandes recortes.

Ahorrarán 5.900 millones de euros ¡al año! hasta esa fecha

La fuerza laboral de Volkswagen va a reducirse entre 5.000 y 7.000 personas, fundamentalmente a base de prejubilaciones. En nuestro especial de fabricación de coches en serie hemos visto que las personas son mejores que los robots para muchas tareas, pero la historia cambia cuando se trata de vehículos eléctricos; más procesos pueden automatizarse, ergo hacen falta menos trabajadores. En cambio, habrá que contratar gente con otro perfil, como ingenieros de software.

Nueva Plataforma Modular De Propulsion Electrica MEB

Volkswagen ya ha empezado a reducir costes pasando la motosierra por el árbol de carrocerías, motorizaciones y opciones de equipamiento. Modelos como el Scirocco o el Beetle sobran en ese planteamiento, así como incluso las variantes menos vendidas del Golf. Todo eso va reduciendo el hueco para un posible sucesor del Beetle en el futuro.

“Debemos adelgazar, ser más flexibles, más rápidos, de forma que podamos manternos en la pugna con nuevos competidores” – Herbert Diess, CEO de Volkswagen

Aunque la plataforma de modelos eléctricos -MEB- permite mucha libertad a los diseñadores, eso no es suficiente para resucitar al Beetle. Hace falta un plan de negocio que arroje números positivos y el fabricante se ha visto incapaz de conseguirlo. Es una pena, porque la MEB tiene el piso plano y eso permitiría un Beetle que se pareciese aún más al original, cuyo motor era trasero, New Beetle y Beetle lo tienen delantero al estar basados en las plataformas PQ de tracción delantera.

“[…] creo que no podemos cubrir la gama histórica de Volkswagen con coches eléctricos, y no deberíamos”, añadió Diess. De momento, lo más emocional que va a salir con la plataforma MEB es lo que hemos visto con el prototitpo I.D. Buggy, una base para que terceros coloquen encima la carrocería que quieran, ya con medio coche hecho. Al menos eso despeja teóricamente el camino para que un tercero reedite el Beetle, aunque con bajos volúmenes y un precio seguramente poco asequible. Echaremos de menos lo “caro” que era el Beetle de tercera generación.

Volkswagen Beetle Final Edition 1

En España ya no se puede comprar uno nuevo, sobrevive en Norteamérica hasta julio. Aquí ya solo nos queda mirar las páginas de anuncios clasificados hasta que la depreciación los haga más interesantes para el bolsillo de cada uno. Seguramente es un futuro clásico, aunque no tan clásico como la primera generación, de la que se fabricaron casi 22 millones de unidades, y que puede alcanzar valores estratosféricos en unidades muy concretas.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.