El Mazda 787B regresa a Le Mans

El Mazda 787B regresa a Le Mans

El ganador de 1991 regresa por el centenario al Circuito de la Sarthe


Tiempo de lectura: 3 min.

El icónico Mazda vuelve a hacer una aparición pública, El Mazda 787B regresa a Le Mans, lugar en el que obtuvo una victoria incontestable en la carrera de 24 horas de duración. El ganador de 1991 regresa por el centenario al Circuito de la Sarthe para hacer una demostración en pista, como ya pudimos ver en otras ocasiones. El sonido espectacular del coche prohibido de Mazda devolverá al grupo C a las carreteras francesas.

Los organizadores del Automobile Club de l’Ouest (ACO) pidieron a la marca japonesa que se uniera a las festividades junto con alrededor de 70 ganadores de años anteriores. El chasis 787B 002, que normalmente se guarda en la sede central de Mazda en Hiroshima, se ha conservado meticulosamente y se ha mantenido en buen estado de funcionamiento. La carrera de 1991 le concedió a Mazda el éxito tras más de dos décadas de participaciones en Le Mans, convirtiéndose así en el primer fabricante japonés en ganar el épico evento de resistencia.

Afortunadamente, la carrera de 1991 transcurrió sin incidentes para el 787B, que cubrió 362 vueltas en 24 horas con 28 paradas en boxes. Solo se requirió una recarga de aceite junto con nuevos discos de freno, pastillas y una nueva parte frontal de la carrocería. Después de comenzar en el puesto 23 en la parrilla, un buen comienzo y un período nocturno constante significaron que el equipo Mazda se colocó entre los diez primeros y mantuvo el segundo lugar hasta que el líder se retiró con problemas en el motor.

mazda 787b(1)

Esta fue la última oportunidad de ganar para un vehículo con motor rotativo, ya que este tipo de motor fue prohibido cortando de raíz una posible batalla entre los tradicionales motores alternativos y los rotativos. Quizá hoy habría más fabricantes que hubiesen apostado por este tipo de motor tan peculiar. El motor de cuatro rotores de 700 CV le dio al 787B una banda sonora espectacular, pero también triunfó como el primer automóvil en ganar Le Mans con frenos de carbono, mostrando su impresionante ingeniería en todos los aspectos.

En el evento del Centenario, el 787B será conducido por el 29 veces competidor de Le Mans, Yojiro Terada, quien finalizó octavo en la carrera de 1991 en el hermano Mazda 787. El piloto que estuvo ligado a la marca desde 1981 hasta 1992 será un piloto de excepción cuyo último éxito fue con una versión LMP2 descubierta de prácticamente el mismo coche. Habrá una exposición en el Le Mans Museum del 1 de junio al 2 de julio en la que se podrá ver esta obra de arte de la ingeniería. Por el momento, nos tenemos que conformar con ver la exhibición que hizo en 2011 esta máquina irrepetible.

Últimamente, tenemos la suerte de que este tipo de propulsor haya recuperado presencia, ya que Mazda, después de todo, quiere un deportivo con motor Wankel. Por el momento nos conformamos con que no se haya extinguido y se mantenga en producción con un nuevo uso en el Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV, y que sigan investigando soluciones técnicas como las que pudimos ver en las patentes estadounidenses.

COMPARTE
Sobre mí

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso

Javier Gutierrez