El Koenigsegg Gemera representa un concepto único

El Koenigsegg Gemera representa un concepto único

Con sus 56 kilómetros de autonomía eléctrica, en España tendría etiqueta CERO


Tiempo de lectura: 4 min.

Vivimos en un mundo donde los coches con motor de combustión empiezan a estar mal vistos y los deportivos, todavía peor. Un mundo que apunta hacia un futuro sin emisiones, un futuro de aire limpio que, seamos sinceros, nos vendrá muy bien a todos. Querer reducir las emisiones contaminantes no es malo, en realidad es el mejor objetivo que se podría plantear la industria, al tiempo que los políticos y sus ideas peregrinas se quedan al margen. Pero como es no ocurrirá nunca, no queda más remedio que adaptarse y sobrevivir, evolucionar, sin que por ello tengamos que prescindir de lo que más nos gusta: los coches pasionales y altamente prestacionales.

Y esa evolución da lugar a cosas como el Koenigsegg Gemera. Es cierto que se trata de un coche que no se ha presentado ahora, la marca lo dio a conocer en 2020, poco antes de que todo se fuera al traste por la imparable expansión de los contagios de COVID-19. El Gemera –su nombre es una combinación de la palabra sueca “gen”, que significa “dar” y de “mera”; que significa “más”– es un concepto de coche que, a simple vista, parece la idea de un zumbado, pero que si lo analizas con detenimiento, es una idea genial. Se trata de un superdeportivo cuyo habitáculo puede dar cobijo a cuatro personas y por si fuera poco, está animado por un grupo propulsor híbrido.

El Koenigsegg Gemera es un coche único, una adaptación de la especie para poder sobrevivir al cambio que se avecina, un vehículo de prestaciones tan absurdas, que lo convierten en un hipercoche, pero camuflado de Gran Turismo híbrido con cuatro asientos y un maletero digno. Koenigsegg ha creado una nueva categoría de automóviles de altísimas prestaciones, que quizá nunca tenga más miembros, pues se trata de un concept de coche arriesgado, tanto por su concepto como por sus prestaciones. ¿Quién quiere un deportivo de más de 1.500 CV con cuatro plazas? Quizá, si fuera un SUV, la lista de espera sería de años… y, sin embargo, el coche es una demostración de auténtica fuerza y de capacidades.

Por supuesto, lo más increíble es su grupo motor, el cual, es uno de los sistemas de propulsión más ingeniosos de la industria del automóvil. Se ha bautizado como Tiny Friendly Giant –algo así como “pequeño gigante amistoso”– y es realmente sorprendente. Se compone de un tres cilindros Freevalve de dos litros de cubicaje y sobrealimentado por dos turbos, capaz de rendir 600 CV y que apenas pesa 70 kilos, respaldado por un nada menos que tres motores eléctricos colocados de forma estratégica. Dos de ellos están en las ruedas traseras –uno en cada rueda, se entiende… – y el tercero se coloca en el eje delantero. Los motores traseros rinde algo más de 500 CV cada uno, mientras que el delantero supera ligeramente los 400 CV. La batería es de 15 kWh y trabaja a 800 voltios.

koenigsegg gemera (3)

En total son más de 1.700 CV y un par de auténtica locura, al superar muy holgadamente los 3.000 Nm –3.491 Nm de par exactamente–. El peso total del coche es de 1.850 kilos y entre otras cosas, presume de un 0 a 100 km/h en 1,9 segundos y de una velocidad máxima de 400 km/h, todo ello, con una etiqueta CERO en España, ya que según Koenigsegg, la autonomía eléctrica es de 56 kilómetros, y la total, en modo híbrido, de nada menos que 950 kilómetros. Por supuesto, equipa el sistema Koenigsegg Direct Drive estrenado en el brutal Koenigsegg Regera.

Solo a Christian von Koenigsegg se le ocurriría un coche como este, aunque por desgracia, no es precisamente barato. La firma sueca tiene intención de fabricar un máximo de 300 unidades, cada una de ellas a un precio de 1,7 millones de dólares y las primeras entregas comenzarán a finales de 2023.

 

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso