El BMW M3 e30 Touring que nunca existió

El BMW M3 e30 Touring que nunca existió

Viene con 2,8 litros de cilindrada y 190 CV


Tiempo de lectura: 3 min.

Hoy en día, las variantes Touring de las series 3 y 5 de BMW son algunos de los modelos más exitosos en la línea europea de la compañía. Pero si no fuera por el proyecto after-hours de Max Reisbock, un empleado de BMW en la década de 1980, quizá jamás habríamos tenido una línea de este estilo en las famosas berlinas de la marca germana. El éxito de los modelos RS de su rival directo, Audi, siempre nos hizo preguntarnos por qué nunca existieron modelos así en BMW, pero los aficionados se han dedicado a crearlo y este podría ser el M3 e30 Touring que nunca existió, y Viene con 2,8 litros de cilindrada y 190 CV.

Por todos es sabido que el M3 e30 no equipaba un seis cilindros en su morro, pero este modelo es una de esas piezas que nos hace soñar con un hipotético “y si…”, al igual que Reisbock hizo realidad lo que existía en su imaginación. La historia cuenta que Reisbock necesitaba una versión más práctica de su sedán E30 y elaboró ​​su propia versión de cinco puertas. Cuando lo condujo hasta el trabajo, los superiores de BMW quedaron tan impresionados que decidieron poner el automóvil en producción con cambios mínimos en su diseño.

BMW M52B28 E30 Touring(2)

La unidad que nos ocupa fue importada a los EE. UU. desde los Países Bajos hace solo unos meses y el motor M20 de 2 litros original de este automóvil dejó su lugar bajo el capó, para dar cabida a algo más moderno, un motor M52 de seis cilindros en línea de 2,8 litros, probablemente de un E36 328i, E39 528i o E38 728i. En su apogeo, este motor tendría una potencia de alrededor de 193 CV, un buen empujón desde los 120 CV originales. Quizás lo más importante es el aumento del par, que pasó de 164 Nm a 280 Nm.

También tiene algunas mejoras más que incluyen suspensiones, frenos de un E34 540i, aire acondicionado actualizado, defensas estilo M-Tech II y llantas de aleación de 17 pulgadas. Evidentemente, de serie también era un automóvil que ya equipaba bastantes opciones, con muchos elementos que un entusiasta del e30 admiraría, incluido un techo corredizo eléctrico, elevalunas eléctricos, un volante M-Tech I, asientos deportivos con calefacción tapizados en cuero, y un ordenador de a bordo repleto de botones (tecnología de punta en su día, por supuesto).

BMW M52B28 E30 Touring(1)

Si bien se desconoce el kilometraje real, hay algunos indicadores que sugieren que el automóvil pudo haber estado bien cuidado. Los asientos y los paneles de las puertas parecen estar cubiertos con su cuero original, las alfombras interiores se ven impecables en las fotos, y la red para perros y la cubierta del maletero están presentes y bien conservadas. Aunque no alcance las cifras de potencia del M3, y a pesar de llevar más peso en el morro que este, no debe comportarse mal en absoluto.

En el hipotético del principio, ¿quién no querría dar un paso más allá y montar el 3 litros del e46? Las diferencias no deben ser muy notables, pero sí que en ese punto creo que sería el límite de lo coherente para el chasis del e30. El S54B32 del M3 e46 podría hacer que cambiases tantos neumáticos como veces pases por una gasolinera, quizá demasiado ¿o no? Por cierto, este e30 está a subasta en Bring a Trailer en Estados Unidos.

COMPARTE
Sobre mí

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso

Javier Gutierrez