Dallara Stradale EXP, un arma de circuito que promete muchas sensaciones

Dallara Stradale EXP, un arma de circuito que promete muchas sensaciones

Y velocidad, gracias a su motor EcoBoost de 500 CV y 700 Nm


Tiempo de lectura: 3 min.

Dallara es conocida por fabricar coches de carreras para IndyCar, Fórmula 2 y Le Mans, pero en 2017, la compañía italiana utilizó su experiencia en competición para construir su primer y único vehículo de carretera, el Stradale. La empresa, con sede en Emilia-Romaña, también ayudó a desarrollar el Bugatti Veyron y el Chiron, por lo que no son ajenos a la vida legal de los coches de carretera de altas prestaciones. Por ello han presentado su nuevo modelo, el Dallara Stradale EXP 2021.

Porque, en ocasiones, para hacer más hay que empezar con menos. Tomando inspiración en los deportivos clásicos de Lotus, el Stradale EXP es un roadster ligero que funciona con un motor turboalimentado de 2,3 litros (el mismo del Ford Mustang) ajustado para generar 500 CV. Dado que solo marca 890 kilos sobre la báscula gracias a la fibra de carbono, el Stradale EXP acelera de 0 a 100 km/h en 3,25 segundos antes de alcanzar los 290 km/h de velocidad máxima. Por supuesto, toda esa energía va a parar al eje posterior.

La base del Dallara Stradale EXP sigue siendo un esqueleto monocasco de fibra de carbono, pero la marca ha realizado una gran cantidad de mejoras en la carrocería del vehículo. Por ejemplo, se ha instalado un alerón posterior más grande, mientras que la parte delantera ha adoptado nuevos canards y un difusor más pronunciado. El biplaza también carece un techo y de un parabrisas, aunque a cambio de una experiencia más inmersiva, Dallara menciona que entrega 1.249 kg de carga aerodinámica a su velocidad máxima.

Dallara EXP 2021 (3)

Asociado a una caja de cambios secuencial de seis relaciones, el motor EcoBoost del Dallara Stradale EXP entrega 500 CV y 700 Nm, un incremento de 100 CV y 200 Nm con respecto al Stradale estándar

Cuando se combina con neumáticos lisos que vienen de serie, el Dallara Stradale EXP puede ofrecer hasta 2,7 G de aceleración lateral en las curvas, aproximadamente el doble de lo que pueden ofrecer los superdeportivos de mayor rendimiento. Y para digerir todo ese torrente de potencia, el vehículo cuenta con un diferencial de deslizamiento limitado por cortesía de Quaife. Asimismo, la suspensión de doble horquilla con amortiguadores ajustables en tres vías en deberían de proporcionar las sensaciones de un coche de carreas.

Este modelo en particular no está destinado a ser conducido legalmente en las vías públicas, pero Dallara ha encontrado una solución interesante a ese problema. Debido a la naturaleza modular de los cambios realizados entre el Stradale y su derivado de circuito, los clientes del Stradale pueden comprar los componentes del EXP y alternar entre las dos especificaciones si así lo desean. Basado en el rendimiento que ofrece el nuevo juguete de pistas, esto puede convertirse en una opción popular para los entusiastas de la compañía.

Dallara no ha anunciado el precio del Stradale EXP. Sin embargo, afirma que su coche corre en la pista de Mugello más rápido que los vehículos de competición de la clase GT3, por lo que no hay duda de que sus prestaciones no son moco de pavo. Y aunque el precio aún no se ha publicado –ni el cuándo llegará a los concesionarios–, para tener cierta perspectiva, el Stradale se vende por una tarifa de 155.000 euros más impuestos, sin incluir ningún tipo de extra al conjunto. Es probable que el Stradale EXP supere los 200.000 euros.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Me gusta mucho la historia del automóvil y actualmente estoy creando una biblioteca personal dedicada, en exclusiva, a la historia del motor en España, sin olvidarnos de las motos que tanto servicio dieron en nuestra "vieja" España. También cuento con una enorme colección de material escaneado.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!