Featured Video Play Icon

Los secretos del Bugatti Chiron

Andy Wallace nos cuenta las interioridades de este icónico modelo


Tiempo de lectura: 2 min.

Si te ocurre como a nosotros, que adoras el Bugatti Chiron, pero lo más cerca que estarás nunca de él será mediante el kit de Lego, tenemos un vídeo para que te acerques un poco más a él y conozcas sus interioridades, de la mano de Henry Catchpole de Carfection y Andy Wallace, piloto inglés desde 1979 y ganador de diferentes categorías, entre ellas Las 24 horas de Le Mans, en C1 allá por 1988.

El Bugatti Chiron es una de las máquinas mas bestiales jamás creadas, con su motor W16 de ocho litros, cuatro turbos y 1.479 CV de potencia, plantea retos de ingeniería muy interesantes para digerir toda esa potencia, enviarla al suelo, y transformarla en la máxima velocidad, autolimitada a 420 km/h.

En el vídeo podremos ver el conjunto motor-cambio al desnudo. Al igual que su predecesor, el Chiron monta la caja de cambios de doble embrague y siete marchas por delante del motor. Esto hace que el reparto de pesos sea más equilibrado, aunque sea necesario un árbol de transmisión extra para llevar la potencia al diferencial trasero, montado justo por detrás del motor. Recordemos que el Chiron es tracción total, así que tiene otro árbol que envía la potencia al eje delantero, directamente desde la caja de cambios.

En Bugatti quieren que sus coches sean duraderos, así que no solo diseñan los coches para correr, sino que también los diseñan para durar. No en vano, según cuentan, hay algún Bugatti con más de 100.000 km que aún rueda como nuevo. De hecho, el programa de mantenimiento del Bugatti Chiron es muy exigente. Los neumáticos, pieza clave para poder alcanzar los 420 km/h, fueron diseñados específicamente para el modelo. El vehículo registra su edad, y salta un chivato cuando es necesario cambiarlos. Si en el antiguo Veyron cambiarlos costaba la friolera de 24.000 euros -algunos kilómetros más, y también habrá que cambiar las llantas por 36.000 euros- no queremos imaginar lo que costará en el Chiron.

Sin duda, un supercoche hecho para multimillonarios, con una ingeniería muy especial. Si tenéis unos 15 minutos libres, merece la pena echarlo un vistazo para aprender algunos de sus secretos.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.

David García