Menu

Citroën aprovecha su centenario para lanzar la serie especial Origins

El primer modelo es el Citroën C3 Origins, con más equipamiento y personalización, por menos dinero

Citroën aprovecha su centenario para lanzar la serie especial Origins

Como ya os contamos, este año Citroën está de celebración. Y como 100 años no se cumplen todos los días, la firma del doble chevron va a aprovecharlo. Teniendo en cuenta muchos de los rasgos que han definido a la marca desde 1919 (agilidad, personalización o el confort en los viajes en familia), la marca introduce estos días en nuestro país el Citroën C3 Origins.

El C3 es el modelo más vendido de la casa francesa en todo el mundo, y es por ello por lo que ha sido elegido para abrir la celebración del centenario. Su principal reclamo, la personalización como valor dominante y el Citroën Traction Avant como referente. El Traction Avant empezó a ofrecer la posibilidad de elegir el color de sus ruedas (rojo, amarillo o verde) en una época en la que los fabricantes te vendían el coche en el color que ellos mismos consideraban oportunos.

El Citroën C3 es uno de los coches más personalizables de su segmento: 36 combinaciones cromáticas para el exterior, y cuatro ambientes interiores

Citroën C3 Origins 5

En el exterior, el Citroën C3 Origins se caracteriza por una configuración bitono, en la que el techo Negro Onyx se puede combinar con tres tonos para el resto de la carrocería: Blanco Banquise, Gris Artense o Gris Platino. Las llantas Cross negras diamantadas de aleación ligera y 17 pulgadas se tiñen de tintes de color bronce anodizado, presente también en el techo ­-con decoración exclusiva- y en detalles como los embellecedores de los faros antiniebla, los adornos de los Airbump, los adhesivos del pilar C y el logo “Origins since 1919” de las puertas delanteras.

En el habitáculo, el color bronce también aparece en combinación con la banda decorativa pintada en Gris Curitiba. El contraste entre gris y tonos bronce también se encuentra en la tapicería de los asientos y las alfombrillas. En el aparatado de la relación entre el precio y el equipamiento, Citroën opta por lo más atractivo. Ofrecerá el sistema de navegación conectado Citroën Connect NAV, pantalla táctil de 17”, sistema de ayuda al estacionamiento trasero, volante de cuero, climatizador automático, sensor de lluvia y encendido automático de luces.

Esta edición especial Origins estará animada con los motores gasolina PureTech de 82 CV y 1.2 e-THP de 110 CV. Para los que busquen el máximo ahorro, la opción de gasóleo quedará a cargo del 1.5 BlueHDI de 100 CV. Su precio es de 13.090 euros, un costo que supone un ahorro de 800 euros según Citroën a igualdad de equipamiento. Próximamente, el acabado Origins estará también presente en los modelos C1, C3 Aircross, Berlina C4 Cactus, C-Elysée, C4 SpaceTourer y C4 Grand SpaceTourer.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.