Briggs Automotive Company anuncia una nueva generación del BAC Mono

Briggs Automotive Company anuncia una nueva generación del BAC Mono

Movido por un motor sobrealimentado por turbocompresor, mantiene la esencia de un modelo centrado en el conductor


Tiempo de lectura: 5 min.

Briggs Automotive Company es un pequeño fabricante de automóviles con origen en Reino Unido, que lleva desde 2011 produciendo uno de los vehículos más emocionantes que hayamos visto en las carreteras: el BAC Mono. En esta larga década, han vendido dos centenares de unidades de las distintas versiones de este modelo, que no olvidemos que fue el responsable de deformar el rostro de Jeremy Clarkson hasta provocarle su desagradable apariencia actual.

A lo largo de estos años se han mantenido los conceptos esenciales que convirtieron al BAC Mono en uno de los mejores aparatos para ofrecer sensaciones de conducción puras a quien se pusiera a sus mandos. Un chasis tubular, carrocería ligera en fibra de carbono, un puesto de conducción en el centro del vehículo, un motor de contenido tamaño colocado justo detrás de este, y la potencia entregada a las ruedas traseras, son los elementos básicos de este producto.

bac mono (3)

Materiales innovadores para una mayor efectividad

Ahora, de cara al año próximo, Briggs Automotive Company anuncia que lanzará una versión de su BAC Mono enteramente nueva, por primera vez desde la aparición de la compañía. Entre las novedades, un nuevo suelo de fibra de carbono y una nueva carrocería, que disminuye su volumen total, para así mejorar su eficiencia aerodinámica, al tiempo que ofrece una imagen más moderna y cuidada. Es hasta dos centímetros más bajo y tres centímetros más corto que el modelo anterior, pese a que el spoiler sobre cada paso de rueda trasero se prolonga ahora algunos milímetros más hacia el extremo posterior. Esta nueva carrocería está elaborada a partir de fibra de carbono enriquecida con grafeno, y no es el único material de vanguardia que se emplea en el vehículo.

Y es que el chasis tubular de la nueva versión del BAC Mono, que llegará durante el año próximo, se elabora a partir de una aleación de aluminio y niobio. Este material destaca por su ductilidad, maleabilidad y resistencia a la corrosión, y es frecuentemente utilizado en la fabricación de motores de aviación, estructuras internas de diversas edificaciones y gasoductos u oleoductos. En este caso concreto, su empleo trae cuenta de una colaboración con la empresa brasileña CBMM, patrocinador oficial y proveedor de la Extreme E, la competición de SUV eléctricos creada por Alejandro Agag.

Además, montará un propulsor sobrealimentado mediante turbocompresor, como se venía anunciando desde hace un par de años. Este motor Ecoboost de 2,3 litros de cilindrada mejora el rendimiento del anterior bloque atmosférico y, a la vez, permitirá al BAC Mono adentrarse en nuevos mercados, en los que las normativas anticontaminación impedían hasta ahora su venta, como por ejemplo en Estados Unidos de América.

Más de cuarenta componentes de este nuevo BAC Mono han sido obtenidos a partir de técnicas de impresión en 3D, incluyendo algunos elementos de la admisión de su motor

bac mono (13)

Gracias a la colaboración de Mountune, este propulsor cuenta con lubricación mediante cárter seco, lo cual aporta beneficios en términos del empaquetamiento del propulsor. De este modo, se consigue que su ubicación en el vehículo sea lo más baja posible, con los efectos positivos esperados en cuanto a un más bajo centro de gravedad del conjunto. La batería también ha sido reubicada, justo bajo el conductor, con análogas intenciones.

Rinde 336 CV –30 caballos más que antes– y 400 Nm de par –un 30 % más que el propulsor previo–. Con un limitadísimo peso que no superará los 600 kg en seco, sus prestaciones quedan cifradas en 2,7 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado y una velocidad máxima ligeramente por encima de los 270 km/h.

Todos los componentes están orientados a una dinámica de conducción admirable

Empleará la misma caja de cambios secuencial derivada de la competición y fabricada por Hewland que ya monta el BAC Mono R. También procedente de esta versión, incorporará suspensiones fabricadas por Öhlins, con dos niveles de ajuste para los amortiguadores. Cabe mencionar aquí que la geometría de estas ha sido modificada con la intención de disminuir el cabeceo durante las frenadas.

Los neumáticos son unos Pirelli Trofeo R, que irán montados en unas llantas elaboradas específicamente para este modelo en asociación con Autodesk, un 35 % más ligeras que las equipadas por versiones anteriores. Los frenos, que corren a cargo de AP Racing, también son de nueva factura y más ligeros, aunque pueden sustituirse por un sistema de frenos carbocerámicos, más efectivos y livianos incluso.

BAC se asocia con los mejores proveedores para los componentes de su Mono: Mountune, Öhlins, AP Racing, entre otros, están a cargo de preparar su propulsor, de sus supensiones y de sus frenos, respectivamente

bac mono (1)

Con todo ello, el fabricante británico afirma que el nuevo BAC Mono contará con una dinámica de conducción aún más pulida que en versiones anteriores, gracias a que se ha mejorado la distribución de pesos del conjunto, además de otras novedades que hemos ido comentando a lo largo del artículo. Con todo, el BAC Mono disfrutará ahora, según la marca, de una mayor capacidad de rotación en el centro de las curvas y de una mejor tracción a la salida de estas.

El enfoque minimalista de este producto no tiene continuidad, como era de esperar, en su precio. Desde su aparición hace poco más de una década, sus precios no han dejado de subir, y la mayor parte de los BAC Mono R producidos –40 unidades en total– fueron vendidos por más de 200.000 libras esterlinas cada uno. Este nuevo BAC Mono –para el que se baraja el apellido F, por forced induction, sobrealimentado en inglés– saldrá a la venta en el mercado estadounidense a lo largo del año que viene por un precio de 212.240 dólares estadounidenses.

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.