BMW M4 Competition Cabrio xDrive 2021, para correr y disfrutar a cielo descubierto

BMW M4 Competition Cabrio xDrive 2021, para correr y disfrutar a cielo descubierto

Solo disponible con tracción integral (desconectable) y transmisión automática


Tiempo de lectura: 5 min.

Aunque no es ninguna sorpresa, BMW ya ha levantado el velo de su último modelo de altas prestaciones. En esta ocasión, el fin es poder disfrutar de una dinámica referente y de cifras de infarto a cielo abierto con el nuevo BMW M4 Competition Cabrio xDrive 2021. Y al igual que sus homólogos de techo cerrado y de cuatro puertas, en España tan solo se podrá elegir con una caja de cambios automática y el sistema de tracción integral de la casa. Pero de eso hablaremos en breves.

Mientras que el M4 Cabrio de la generación previa usaba un techo rígido retráctil, BMW se ha trasladado a un techo blando con revestimiento de tela para esta nueva versión. Es un 40 % más ligero, lo que contribuye a un centro de gravedad más bajo y compacto. También da como resultado un maletero 80 litros más grande (385 l). Abrir o cerrar dicho techo toma 18 segundos y se puede hacer a velocidades de hasta 50 km/h. Un mecanismo de seguridad impide que se abra si el maletero está lleno y, para compensar la rigidez comprometida, recibe puntos de refuerzo adicionales en la parte trasera de la carrocería.

Al igual que en los M4 y M3 Competition existentes, el empuje hacia adelante proviene de un motor de seis cilindros en línea biturbo de 3 litros que genera 510 CV a 5.510 RPM y 650 Nm entre las 2.750 y 5.500 RPM; el corte de inyección no llega hasta las 7.200 RPM. Una caja de cambios automática de ocho velocidades –de tipo convertidor de par– alimenta las cuatro ruedas, pero las dos delanteras se desentienden del cometido cuando el control de estabilidad está desactivado. De hecho, en condiciones normales, el eje anterior responde sí detecta pérdidas de motricidad en el eje posterior para no mermar la experiencia.

BMW M4 Competition Cabrio xDrive 2021 (1)

BMW promete “niveles de acústica y confort térmico muy superior al de una capota blanda convencional” con su nuevo techo de lona, que sustituye al retráctil rígido de su predecesor

El BMW M4 Competition Cabrio xDrive es más rápido en la medición de aceleración de 0 a 100 km/h que el M4 Competition de propulsión (3,7 frente a 3,9 segundos). Esto se debe a que el descapotable tiene más capacidad de tracción, y eso compensa su mayor peso (1.995 vs. 1.800 kg). Su principal rival, el Mercedes-AMG C 63 S Cabrio, a pesar de ser 55 kg más ligero, acelera peor hasta los 100 km/h. De serie, la velocidad máxima del M4 Competition Cabrio es de 250 km/h, aunque con el paquete opcional M Driver’s Package (asociado al M Race Track Package) se elimina dicha limitación para llega hasta los 290 km/h.

Siguiendo con el tema del rendimiento, el nuevo modelo posee refuerzos adicionales bajo el suelo y un “subchasis especial en el eje posterior conectado rígidamente a la carrocería”. El coche también tiene un diferencial activo, una suspensión adaptativa y un juego de frenos que, de serie, viene con pinzas de seis pistones y discos de 380 mm delante, así como pinzas traseras de un pistón y discos de 370 mm. Sin embargo, se puede pedir un sistema de frenos carbocerámicos opcional con pinzas pintadas de oro y discos de 400 y 380 mm. La dirección de asistencia eléctrica sensible cuenta con una desmultiplicación y peso variable.

BMW M4 Competition Cabrio xDrive 2021 (59)

El modo “4WD”, por defecto, envía más par al eje trasero que al delantero, mientras que en el modo “4WD Sport” afina un poco más la experiencia. En “2WD” todo va atrás y sin ayuda

A nivel estético, el nuevo BMW M4 Competition Cabrio xDrive posee una apariencia familiar que destaca especialmente por una parrilla que, sin duda, no estará exenta de controversia. Dejando a un lado la incomprensible –y nefasta– dirección estilística actual de la compañía, otros aspectos destacados incluyen faros LED en ambos extremos, carcasas de los espejos retrovisores aerodinámicos M, unos parachoques más agresivos y un falso difusor trasero. El modelo también se monta sobre llantas de aleación ligeras de 19 pulgadas delante y de 20” detrás, envueltas en neumáticos de altas prestaciones Michelin Pilot Sport 4 S.

Pasando a bordo, vemos que el interior se traslada en gran parte del coupé, por lo que los conductores encontrarán un cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas, así como un sistema de información y entretenimiento de 10,25”. Junto a ellos hay un volante deportivo forrado en cuero, molduras de aluminio, un sistema de iluminación ambiental y un equipo de sonido Harman-Kardon. Los asientos con calefacción vienen de serie y cuentan con una insignia iluminada en el respaldo. Los clientes también pueden pedir asientos individuales M Carbon opcionales que pesan 9,5 kg menos que los estándar (en las fotos).

Por el momento, BMW no ha dado a conocer los precios del M4 Competition Cabrio xDrive. Pero si tenemos en cuenta que su hermano, el M3 Competition, parte de los 111.200 euros, y que el M4 Competition tiene una tarifa de entrada de 113.200 euros, podemos estimar que estará ligeramente por encima de este último. Conoceremos más detalles cuando se acerque su fecha de llegada a los concesionarios, prevista para otoño.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.