El BMW i4 M tendrá su propia banda sonora

El BMW i4 M tendrá su propia banda sonora

Y Hans Zimmer nos enseña cómo suena su creación


Tiempo de lectura: 3 min.

BMW está ampliando su oferta de vehículos eléctricos. Tras el iX en forma de SUV, la firma de Múnich mostró públicamente el i4, una berlina de altas prestaciones que, de primeras, parece que la versión Gran Coupé de cero emisiones de la Serie 4. Cuando se presentó en el mes de marzo, BMW afirmó que sería el primer eléctrico de la casa en recibir el tratamiento de la división Motorsport.

Más allá de la declaración, la compañía no ha mencionado detalle alguno hasta la fecha, ya que ahora podemos ser conocedores de cómo suena el inminente BMW i4 M. ¿Por qué es tan interesante? Porque es el estreno del brazo más deportivo de la casa en el segmento de las baterías. Acostumbrados al rugido de los propulsores de seis y ocho cilindros, siempre resulta curioso saber cómo se estrenará un departamento de altas prestaciones para hacer que el sonido de un coche –que no debería de sonar– emocione.

Para conseguirlo, BMW cuenta con el apoyo de Hans Zimmer, quien ha trabajado su magia en bandas sonoras de primer nivel como El Rey León (1994), Gladiator (2000), la trilogía de Batman de Christopher Nolan (2005, 2008 y 2012), Origen (2010) o Interstellar (2014), entre otras muchas. Sin embargo, su último trabajo es componer sonidos de conducción para la marca alemana. De hecho, en 2019, se encargó del sonido para el prototipo BMW Vision M NEXT, y el año pasado creó las notas musicales presentes en el i4.

Hans Zimmer está trabajando codo con codo con Renzo Vitale, director creativo de sonido de BMW, para crear la experiencia sonora de los futuros BMW M eléctricos

Si bien este sonido, probablemente, no agradará a los puristas, BMW señala que si bien “el silencio de la conducción eléctrica ofrece un nivel de comodidad sin precedentes”, también hace que la experiencia de conducción pierda cierto grado de emoción. Como resultado, han creado un sonido único para los modelos M electrificados que está “cargado de energía extra”. Porque el sonido del coche se inspira en la situación de conducción en cuestión y en las preferencias personales del conductor, no en las revoluciones del motor.

“Cada BMW tiene su propio carácter, que se refleja en el sonido que hace”, explica Zimmer. “Por eso, para los modelos BMW M de funcionamiento eléctrico, hemos desarrollado un sonido para conducción que acentúa más la experiencia de conducción emocional de forma especialmente vívida y garantiza que su rendimiento se pueda sentir con una intensidad aún mayor”. Su objetivo final es transformar la sensación de velocidad una explosión en sonido, añadiendo retroalimentación acústica cada vez que se presiona el acelerador.

Hans Zimmer Sonido BMW Electrico (2)

En cuanto al i4 M en sí, BMW destaca que el sonido cambiará según el modo de conducción seleccionado y apunta que “la aceleración provoca una intensa intensificación del desarrollo de la banda sonora, reflejando auténticamente el carácter de rendimiento del automóvil”. Presumiblemente, está nueva variante de la berlina eléctrica de la Baviera contará con una pareja de motores eléctricos –uno por eje– que entregarán 390 kW (530 CV) a las cuatro ruedas y lanzarán el conjunto hasta los 100 km/h en menos de cuatro segundos.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Me gusta mucho la historia del automóvil y actualmente estoy creando una biblioteca personal dedicada, en exclusiva, a la historia del motor en España, sin olvidarnos de las motos que tanto servicio dieron en nuestra "vieja" España. También cuento con una enorme colección de material escaneado.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!