Menu

Aston Martin Vantage Volante, programado para la primavera de 2020

Los diseñadores han solucionado el plegado de la capota sin necesidad de cubierta

Aston Martin Vantage Volante, programado para la primavera de 2020

A pesar de sus problemas financieros, Aston Martin se permite el lujo no solo de presentar una joya como el DBS GT Zagato, sino de preparar el lanzamiento de la versión abierta del Aston Martin Vantage. Dicho modelo estará disponible en 2020 y ya tenemos las primeras imágenes.

El actual Aston Martin Vantage supuso un momento importante para la marca. Daba inicio a la colaboración con Mercedes-AMG y al montaje de los V8 biturbo que, hasta el momento, parece haber sido todo un acierto. Solo faltaba saber cuándo llegaría la variante Volante, la cual estaba en desarrollo y ahora se muestra todavía en forma de prototipo.

Lo primero que hay que destacar es que Aston sigue fiel a la filosofía del techo de lona, aunque no falta el accionamiento eléctrico. Sí que falta, por otra parte, una cubierta para la capota una vez plegada. Aston Martin ha logrado un diseño donde la capota se guarda tras los asientos sin necesidad de cubierta y de forma totalmente integrada en la línea general del coche. Línea, por cierto, que no cambia en exceso respecto al coupé.

aston martin vantage volante prototype (1)

No hay datos al respecto, solo unas imágenes del modelo donde se aprecia todo el diseño. Falta por saber cuál ha sido el trabajo, si se han incorporado muchos refuerzos al chasis para suplir la falta de techo y si aumenta mucho el peso por ello o empeoran las prestaciones logradas por el nuevo Aston Martin Vantage Volante.

Es lógico esperar un pequeño aumento de peso motivado por los refuerzos y todo el sistema de la capota retráctil, que afectaría a las prestaciones totales del modelo. La capota de lona, aunque más ligera que las metálicas, supondrá una pérdida de maletero una vez plegada y también sería de esperar algún pequeño cambio en la inclinación del marco del parabrisas, al igual que su refuerzo para hacer las veces de arco antivuelco.

Lo que no debería cambiar es el V8 4.4 Biturbo de 510 CV ni la transmisión automática cuando el Aston Martin  Vantage Volante llegue la primavera de 2020. Tampoco deberían esperarse cambios en el habitáculo más allá de la posible adopción del sistema de aire caliente desde el reposacabezas al cuello de los ocupantes, procedente de los modelos Mercedes-Benz descapotables (AIRSCARF).

Mientras tanto, la principal prioridad de Aston Martin es sacar adelante la producción y las ventas del SUV DBX, que permitirá elevar los precios y por tanto el margen por unidad, tan necesario en un fabricante que está sufriendo en su cuenta de resultados un descenso en la demanda de sus coupés y sus descapotables de línea convencional.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.