Menu

Dinamarca (y otros) pide no matricular más gasolina ni diésel en 2030 en la UE

Solicita a la Unión Europea poder adoptar medidas más duras que las que están en agenda

Dinamarca (y otros) pide no matricular más gasolina ni diésel en 2030 en la UE

Lo supimos a principios de año, la Unión Europea estableció que, para 2030, las emisiones de carbono de los turismos nuevos bajasen un 35 % respecto a los niveles de 2021 (que rondarán los 95 g/km de CO2) y un 30 % para las furgonetas. Esa norma, en la práctica, impide que los Estados miembro pusiesen objetivos más duros por su cuenta.

Y es que para 2025, 2030 o 2040 se anunciaron en varios países europeos –incluso el nuestro– la prohibición de matricular vehículos ligeros con emisiones directas de CO2, salvo que fuesen históricos, y en el saco se metía a los gasolina, los diésel, los de GLP, los de GNC e incluso los híbridos. Solo se librarían los híbridos enchufables y los eléctricos o de pila de combustible de hidrógeno.

Dinamarca era uno de esos países, y está volviendo a la carga. Junto a otros 10 Estados de la UE, presionó el viernes en Luxemburgo para que se endurezcan los objetivos de reducción de emisiones o, al menos, que permitan que países a nivel individual endurezcan sus políticas. La UE pretende llegar a la neutralidad en carbono para 2050, y para 2030 las emisiones en la eurozona deben caer un 40 % ¡respecto a los niveles de 1990! Para 2017 se había llegado a una reducción del 21,9 %.

El sector del transporte está incrementando sus emisiones, mientras otros están consiguiendo reducirlas. La reducción global se ha estancado, incluso repuntado levemente

reduccion emisiones 1990 2017

Tendencias, proyecciones y objetivos de reducción de emisiones de CO2 (en millones de toneladas) en la UE desde 1990 – Fuente: Agencia Europea de la Energía (EEA)

Algunos gobiernos están empezando a sentir la presión, ya no solo de la comunidad científica, sino de la calle. Las protestas contra el cambio climático -y la inacción política que hay detrás- están trascendiendo lo que tradicionalmente ha sido cosa de ecologistas y movimientos verdes. Esta tendencia está calando cada vez más en las capas más jóvenes de la sociedad, ya que serán las que más van a sufrirlo.

Ya no es solo por el movimiento estudiantil Fridays for Future, esas protestas ya pueden empezar a alcanzar el día a día. Por ejemplo, esta misma mañana unos tres centenares de manifestantes han bloqueado el tráfico en el paso elevado sobre el Paseo de la Castellana, en Madrid. Y había convocadas protestas en unas 50 ciudades de todo el globo. E irá a más.

Las futuras prohibiciones de matriculación afectarán solo a los modelos nuevos, e indicarán a los fabricantes un camino claro por el que seguir: electromovilidad a saco, no seguir invirtiendo en motores de combustión interna y poner todos los huevos en esa cesta. Tranquilos, que vuestros coches legalmente adquiridos antes de todo esto seguirán pudiendo circular, no les retirarán la matrícula, como mucho será más costoso moverlos por temas de impuestos.

emisiones transporte EEA

Emisiones de CO2 en el transporte europeo por modalidad (2016) – Fuente: EEA

De todas formas, ahora mismo el problema de las emisiones en el transporte (el sector que más emisiones de carbono produce) tiene una solución efectiva a corto plazo y de consecuencias más visibles: imponer impuestos al queroseno de aviación y/o aumentar las tasas aeroportuarias, reduciendo el consumo excesivo que se hace del transporte por aire -debido al fenómeno low cost– y derivando esos viajeros al tren, al autobús, o simplemente, que viajen menos. Ahora bien, la aviación civil es solo el 13,6 % del problema, de acuerdo a los datos de hace tres años. Los turismos siguen siendo los principales responsables.

El hecho de que durante años los fabricantes hayan estado haciendo trampas al solitario y manipulando los ciclos de homologación bajo norma NEDC nos ha hecho perder mucho tiempo en avances. Si se hubiesen cumplido en el mundo real los objetivos de reducción que ya había desde 2007, ahora no tendríamos que tomar medidas tan duras. Y ya no solo es que fuera eso, es que la popularización y el aumento desproporcionado de ventas de SUV solo hacen por empeorar lo que ya es un enorme problema.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pedro Ivan
Mecánico
Pedro Ivan

Yo me muevo en metro a diario, y estas al tanto de como anda mi garaje, por cierto ayer me toco un R4 en un sorteo en la concentración de los Yébenes y no es coña.
Evidentemente hay que tomar medidas, basta con mirar estos calurosos días en pleno en octubre, pero solo espero que al menos podamos circular con nuestros queridos clásicos al menos los sábados y domingos, a título personal y con eso, seria feliz.

Francisco Barragán
Invitado
Francisco Barragán

Ni la población ni la renta per cápita de Dinamarca (al igual que Luxemburgo) es equiparable a casi ningún otro país de la UE. Ya ni digamos España (y más aún la vaciada, tanto de población como de empleo)…

Francisco Barragán
Invitado
Francisco Barragán

Y ya no hablemos de los medios…


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.