Aston Martin Rapide E, el primer eléctrico de la marca

Aston Martin Rapide E, el primer eléctrico de la marca

Con más de 300 km de autonomía y solo 155 unidades disponibles


Tiempo de lectura: 4 min.

La marca inglesa acaba de presentar en primicia en el Salón de Shanghái el Aston Martin Rapide E, el primer eléctrico de tan prestigiosa marca, que será fabricado en St. Athan. Su desarrollo se ha producido en colaboración con Williams Advanced Engineering, quien ha desarrollado su tren motriz eléctrico y ha colaborado en su ingeniería.

Las cifras de rendimiento de esta berlina de cuatro plazas son muy buenas: 610 CV y 950 Nm de par. Esto se consigue gracias a sus dos motores eléctricos síncronos de imanes permanentes montados sobre su eje posterior, y una batería de 800 V de tensión y 65 kWh, formada por 5.600 celdas cilíndricas de tipo 18650. Estas celdas tienen una envoltura de lujo, realizada en kevlar y fibra de carbono, para aportar resistencia y ligereza. Se sitúa en dos partes: en el vano motor y bajo los asientos traseros, ocupando el espacio que le correspondía al motor térmico y depósito de gasolina respectivamente.

Sus prestaciones son excelentes, a pesar de sus 2.140 kg, con 250 km/h de velocidad máxima y menos de 4 segundos en el 0 a 100 km/h. Como su ADN es puramente Aston Martin, es capaz de dar una vuelta completa a Nürburgring, sin tener que reducir la potencia de su batería o motores por sobrecalentamiento.

Es capaz de recorrer 320 km con una sola carga según el ciclo WLTP, mientras para conseguirlo, deberás emplear unas 3 horas si usas su cargador de abordo, reduciendo el tiempo si se emplean cargadores rápidos de 400 V y 50 kW -300 km de autonomía en una hora- o de 800 V y más de 100 kW -320 km de autonomía en unos 40 minutos-.

“Como fabricante de automóviles, no podemos permitirnos quedarnos parados esperando que el futuro venga a nosotros; tenemos que perseguirlo activamente. Solo así podemos aprender y prepararnos, pero también preservar aquellas cosas que amamos como conductores y entusiastas de los automóviles. Por eso fue tan importante para mí que al adoptar la tecnología EV no debíamos dejar de lado esas cualidades únicas que definen a un Aston Martin.”, dijo muy sabiamente Andy Palmer, Presidente y CEO del Grupo Aston Martin Lagonda.

El chasis se ha puesto a punto meticulosamente, para que su conducción mantenga la esencia deportiva de cualquier Aston Martin. Para ello se le ha dotado de un diferencial autoblocante en el tren trasero, cosa que nos sorprende, pues teniendo dos motores eléctricos, las funciones de diferencial se pueden realizar con la electrónica.

Aston Martin Rapide E 10

También dispone de tres modos de conducción, GT, Sport y Sport+, que modifican el tarado de la suspensión y la entrega de potencia. Hablando de suspensión, Aston Martin dice que ha revisado su dureza para que se parezca en carácter al Rapide AMR.

En el exterior los detalles en color azul salpican la carrocería y pinzas de freno, para indicar que se trata de un modelo eléctrico. Sus llantas carenadas de 21 pulgadas reducen la resistencia aerodinámica -se mejora un 8 % respecto a su equivalente térmico-, montando neumáticos de baja resistencia a la rodadura Pirelli P-Zero, de medidas 245/35 delante y 295/30 detrás. Sus discos ventilados de 400 mm delante, con pinzas de seis pistones, y de 360 mm y cuatro pistones detrás, garantizan que este vehículo de más de dos toneladas se detenga con seguridad.

En su interior ya no hay indicadores analógicos. En su lugar hay una pantalla digital de 10 pulgadas, que entrega toda la información clave al conductor, incluyendo el estado de carga de la batería, los niveles de potencia del motor, el frenado regenerativo y un medidor de consumo de energía en tiempo real.

Si te ha gustado y quieres uno, ya puedes encargarlo. El precio se facilitará a los solicitantes que quieran hacerse con una de las 155 unidades que se fabricarán.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.