Menu

¿A quién cazaron con un Lamborghini Huracán a 228 km/h? A @Alphasniper97 no

El conocido "youtuber" desmiente haber sido detenido por la Guardia Civil

¿A quién cazaron con un Lamborghini Huracán a 228 km/h? A @Alphasniper97 no

Una de las noticias del día ha sido que la Guardia Civil cazó a un joven de 22 años conduciendo un Lamborghini Huracán en la carretera M-111 -cerca de Algete (Madrid)- a 228 km/h, el pasado 31 de mayo. Los agentes pararon al infractor, dio negativo en alcohol y drogas y fue detenido por un presunto delito contra la Seguridad Vial. Después quedó en libertad con cargos, a la espera de juicio. La vía en cuestión está limitada a 100 km/h y en el tramo de la infracción tiene dos carriles por sentido de circulación, si no, el límite sería 90 km/h.

Diversos medios de comunicación de toda índole han difundido la identidad del infractor, David Díaz, más conocido en las redes sociales como el youtuber @AlphaSniper97. Su perfil es similar al del famoso @ElRubius, ha construido éxito y fortuna empezando retransmisiones sobre juegos y no le debe ir mal, pues se compró en febrero un Lamborghini Huracán Performante, y no, no era usado. ¿Qué tenía antes? Un utilitario americano, un Chevrolet, pero no un Lacetti o un Matiz, sino un Corvette.

He estado viendo varios vídeos de su canal, ya que desconocía todo sobre el interfecto. No es el prototípico chaval que va a estar empalmando trabajos mal pagados hasta la treintena o yéndose al extranjero a buscarse las habichuelas. Entre Youtube, acuerdos publicitarios, y seguro que una buena asesoría sobre qué hacer con sus ganancias, le ha sobrado hasta para comprar a mamá un Mercedes-Benz GLC 43 AMG. ¿Ya por eso es culpable? Pues parece que no.

Cuando todos los medios dicen lo mismo, es que tendrán razón, ¿verdad? Esa es la teoría. En la práctica uno puede informarse mejor incluso en el sitio más insospechado: Forocoches (abre hilo). Resulta que el propio @Alphasniper97 ha emitido en la plataforma Mixer un vídeo mofándose de lo sucedido y planteándose acciones legales por difamación.

En otro tuit ha declarado: «Lo bueno de todo esto es que de las calumnias otro lambo me pillo seguro, hay que mirar el lado positivo de la vida»

¿Quién iba conduciendo el Lamborghini cazado por la Guardia Civil? No se puede hacer pública su identidad por razones legales, y dado que no hay ninguna prueba sólida contra nuestro protagonista, pues tendremos que plantearnos una duda razonable: no ha sido él. El infractor es residente en Guadalajara y David Díaz es residente en un pueblo de la Sierra Norte de la Comunidad de Madrid.

Me hace gracia todo esto, y quisiera compartir con vosotros una confesión. Empecé a ver una serie sobre unos chavales afroamericanos que fueron acusados de asaltar y violar a una mujer blanca en 1989 en Nueva York, y como estaban por ahí y les pilló la policía, ya eran automáticamente culpables. Ha faltado un pelo para que yo haga lo mismo con David, y por ello, pido disculpas. Casi pico en la trampa, como todos los demás.

Acusar a alguien de un delito también es un delito, se llama calumniar, aunque eso queda en nada si se piden disculpas públicamente

En el momento de cerrar esta información no me ha sido posible ponerme en contacto con David Díaz, si atiende a mi llamada publicaré su versión. ¿Inocente o culpable? Dejémoslo de momento en no culpable, que significa que prevalece la presunción de inocencia. Si no ha sido él, no tardaremos en enterarnos de quién va a ser quien va a palmar el carné de conducir, puntos y una suculenta multa. En Guadalajara hay pocos Lamborghinis que no estén arando el campo con ruedas de tractor.

El cadáver de José Antonio Reyes sigue «caliente» y la historia de un chaval de 22 años que se ha forrado haciendo vídeos en Youtube, cazado con su hiperdeportivo a más del doble de la velocidad permitida, era un caramelo demasiado jugoso como para no publicarlo. Habríamos tenido una campaña mediática fantástica sobre la relación entre la juventud, el tener pasta, y despreciar la vida de los demás -y la suya propia- pisando al coche a base de bien.

El propio David Díaz respondió a una entrevista de @TiparracoSA que para él lo bonito de tener un Lamborghini no es ir a 200 km/h, y que no hace esas cosas. Concedámosle el beneficio de la duda. No es un chico que represente a su generación. Por mucho que crea en un discurso hipermotivador sobre alcanzar los sueños, que todo es posible y demás blabla, no hay sitio en Youtube -ni en toda Internet- para que se forren todos. Ojalá hubiese tenido yo mi Ferrari Testarossa con 22 años, no te joroba…

PD: Por cierto, la serie que mencioné es «Así nos ven», está en Netflix, y os la recomiendo.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.