El Audi 80 Cabriolet de Lady Di vuelve a subasta

El Audi 80 Cabriolet de Lady Di vuelve a subasta

Y con apenas 35.000 kilómetros, sigue luciendo exactamente igual que en 1994


Tiempo de lectura: 3 min.

Después de todo el fiasco de “Megxit” y el Príncipe Andrew, los seguidores de la Familia Real Británica no están precisamente de muchas celebraciones a medida que el año 2020 continua su desarrollo. Aunque esto podría cambiar cuando el icónico Audi 80 Cabriolet de 1994 de la Princesa Diana de Gales salga a la venta en la subasta de Classic Cars Auction a finales del mes de marzo en Reino Unido.

Nuestro protagonista es uno de los automóviles más fotografiados de la década de los 90, y es de una época en la que era inusual ver a un miembro de la familia real conduciendo un coche alemán (con lo suyos que son los británicos). El hecho de que Lady Di tuviese este ejemplar incluso ayudó a la firma de Ingolstadt a duplicar sus ventas, como admitió más tarde. Y por supuesto, el gusto por el metal de origen germano también terminó contagiando a sus hijos, William y Harry.

Este Audi 80 Cabriolet fue utilizado por la difunta Princesa Diana de Gales desde marzo de 1994 hasta julio del mismo año, cuando lo devolvió a Dovercourt Audi de St. John’s Wood con apenas 6.500 kilómetros. Después de eso, fue comprado por el comentarista político, locutor y editor Ian Campbell Dale, quien no lo pensó dos veces antes de hacerse con el automóvil una vez que supo de su procedencia. De hecho, lo adquirió inmediatamente y se lo llevó de vacaciones.

1994 Audi 80 Cabriolet Lady Di (2)

Las versiones más potentes del Audi 80 las conocimos con las vertientes S2 y RS2 Avant, quienes contaban con un 2.2 turboalimentado de cinco cilindros con hasta 315 CV y 410 Nm

Dale conservó el descapotable durante dos años, antes de venderlo a alguien que vivía cerca del Palacio de Kensington que lo mantuvo durante 17 años más. Después de ser vendido una vez más en 2013, esta máquina ha sido parte de algunas colecciones privadas. Ahora tiene 22.000 millas en el odómetro (35.405 kilómetros) a pesar de tener más de 25 años. Este Audi 80 Cabriolet es claramente más una cuestión de estatus que un verdadero coche coleccionable. En Alemania se pueden encontrar muy buenas unidades por 10.000 euros.

Pero se conserva en una condición mejor que muy buena, encomiable más bien. Por tanto, podemos esperar que el motor de cinco cilindros y 2,3 litros funcione, prácticamente, igual de bien que el primer día. Con 133 CV y 186 Nm, el Audi 80 Cabriolet de Lady Di contaba con una caja de cambios automática de cuatro velocidades que se encargaba de transmitir la fuerza del propulsor a las ruedas delanteras. Alcanzaba los 100 km/h desde parado en unos 11 segundos y una velocidad máxima de 198 km/h.

1994 Audi 80 Cabriolet Lady Di (6)

“Este es un automóvil impresionante, uno que es recordado por muchos de nosotros de cierta edad en el apogeo de la popularidad de Princesa”, dijo el especialista de Classic Cars Auctions, Simon Langsdale. Los interesados ​​en el Audi 80 Cabriolet pueden analizar el vehículo el 27 de marzo, mientras que la subasta tendrá lugar el 29 de marzo. La venta también incluye un archivo histórico que contiene los manuales y varias fotos de buena calidad de Diana usando el coche.

Se estima que se venderá entre 35.000 y 40.000 libras esterlinas (41.500 y 47.450 euros), por lo que es posiblemente uno de los Audi 80 Cabriolet más caros de la historia. Eso sí, esta no es la primera vez que el antiguo coche de la Princesa Diana se subasta, ya que apareció también en 2016 cuando los subastadores estimaron su valor entre 50.000 y 60.000 libras (59.300 y 71.150 euros). Al fin y al cabo, es un vehículo que ha conseguido el estatus de pieza histórica.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.