Alpine A110 SportsX Concept, sorpresa en el 35º Festival Internacional del Automóvil

Alpine A110 SportsX Concept, sorpresa en el 35º Festival Internacional del Automóvil

Inspirado en el Alpine A110 que ganó el Rallye de Montecarlo de 1973


Tiempo de lectura: 2 min.

El Alpine A110 SportsX Concept es toda una sorpresa que ha dado a conocer la firma francesa, con motivo del 35º Festival Internacional del Automóvil, que se está celebrando en París. Un coche bastante llamativo, que mezcla la característica imagen del Alpine A110 con el concepto crossover, ofreciendo una alternativa cuyo concepto es bastante interesante.

La marca ha partido del Alpine A110 Pure al que se han modificado algunos apartados para darle ese aspecto tan llamativo, tomando además como inspiración la unidad que ganó en el Rallye de Montecarlo de 1973. No es, ni mucho menos, una interpretación de aquella versión de la “Bleu Berlinette”, pero bien podría estar decorado con los mismos colores y correr el mismo rallye.

Este concept car de Alpine es un poco más “postureta”. La suspensión cuenta con un conjunto muelle-amortiguador más largo y que levanta la carrocería del suelo 60 milímetros adicionales respecto al A110 Pure y aumenta su anchura en 80 milímetros respecto a esa misma versión. También monta un soporte específico para esquís y para tablas de snow, que refuerzan esa idea de coche para salidas esporádicas y no un deportivo sobreelevado para ir “a saco” por caminos de tierra como si se corriera un rallye.

alpine a110 sportsX (3)

La información sobre este curioso prototipo se acaba aquí y por tanto, no es más que un show car que no llegará a producción. La marca no menciona características técnicas ni prestaciones, pero asegura que sigue siendo fiel al ADN de Alpine, siendo un coche muy ligero y muy ágil. No obstante, al estar basado en el A110 Pure, podemos presuponer que monta el motor de 252 CV y 320 Nm de par, aunque con las enormes ruedas que monta, los 1.173 kilos seguramente se superen.

El Alpine A110 de primera generación, si se puede denominar así, es actualmente un coche de culto, o casi. Su cotización es tremendamente elevada pudiendo superar los 60.000 euros con relativa facilidad y fue un coche de rallyes muy exitoso. En España representó en un su momento, el único coche realmente deportivo al que podía acceder los conductores españoles, claro. Se fabricó en Valladolid, de donde también salieron los últimos Alpine A110, conocidos como 1.400 “FASA” (montaba el motor 1.400 centímetros cúbicos del Renault 5 Copa con 85 CV), que se fabricaron hasta 1978, un año más que la berlineta francesa, saliendo de la línea de montaje un total de 130 ejemplares.

La única competencia que se podía enfrentar al Alpine A110 era el SEAT 124 Sport, un coupé que poco tenía que ver con el pequeño coche francés, aunque las prestaciones del SEAT era superiores, así como su precio.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Txesz
Mecánico
Txesz

No se en qué se habrán inspirado pero no fue en el coche que pilotaron Andruet, Anderson, Nicolás… Más bién habría que preguntarse que sustancia habrán inspirado los diseñadores para contemplar aquellas unidades “d’usine” y terminar haciendo esa modificación.

Lo bien que hubiese quedado esa anchura extra en una versión que de verdad homenajease a aquella primera victoria en el mundial de rallys
comment image


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba ansioso en los quioscos cuando era un guaje.