Este el Datsun Sports Roadster visto por Japanese Classics

Este el Datsun Sports Roadster visto por Japanese Classics

Un restomod con el corazón de un Nissan Silvia/200 SX


Tiempo de lectura: 3 min.

Sabemos que en el mundo de las restauraciones y la personalización no hay límites. Son muchas las creaciones y visiones únicas de muchos preparadores sobre modelos ya existentes, y los restomod (como se conocen a las restauraciones modernizadas de coches clásicos) son muy habituales, especialmente al otro lado del charco. Pero generalmente, predominan los modelos locales, no un pequeño Datsun Sports Roadster de 1966.

Cuando los pequeños descapotables biplaza eran relativamente fáciles de encontrar en la gama de un fabricante, Datsun tenía este pequeño deportivo que venía bajo el subnombre de Fairlady. Se parecía a todos los roadsters británicos de la época, pero un taller de tuning llamado Japanese Classics llevó las cosas mucho más lejos con este ejemplar. Inspirado en los coches de carreras de los 60, este chop-top tiene una gran cantidad de piezas a medida y aún se siente original.

Comenzando con el exterior, los cambios más destacados incluyen el pequeño parabrisas con las esquinas superiores redondeadas (aproximadamente con la mitad de la altura del original), un juego de aletas con el arco de rueda más afilado y marcado, una moldura delantera inferior de nueva factura y unas pocas pizas de cromo brillantes, entre otras cosas. Se nota que la ejecución en las terminaciones ha sido cuidadosa y la atención al detalle una prioridad.

1966 Datsun Sports Roadster Restomod (3)

Las llantas de aleación Work Equip inspiradas en la competición cuentan con cuatro radios negros y el borde remachado pulido. Para la pintura, se consiguió un tono personalizado por Japanese Classics. Parece una combinación entre British Racing Green y Army Green y se adapta perfectamente a las superficies limpias del Datsun. En cierta medida, me recuerda a uno de los tonos utilizados en el Nissan Silvia/200 SX (S13) de 1988.

El Datsun Sports contaba originalmente en su vano con un motor de 1,6 litros y 96 CV, suficiente para mover con bastante soltura los 920 kilos de masa

Y hablando de eso, el bloque de 1,6 litros del Datsun Sports Roadster fue reemplazado por un motor SR20DET de 2 litros turboalimentado. Es el mismo que se instaló en el las tres últimas generaciones del Silvia/200 SX, y viene con un montón de golosinas del legendario preparador japonés Autech. Los 205 CV del pequeño Datsun se envían a las traseras a través de una transmisión manual de cinco velocidades mientras se emiten sonidos retro a través del escape de una moto.

Al no contar con una capota propiamente dicha, es bueno que el interior sea igual de agradable que el exterior. Tiene asientos de tipo buquet y aspecto vintage teñidos con un cuero rojo marroquí y centros tejidos en negro. Las manijas de las puertas, el retrovisor o el pequeño espacio destinado al equipaje tras los asientos mantendrán a los fanáticos de Nissan interesados ​​para siempre. De hecho, ahora que los Reyes Magos se acercan, no sería un mal regalo.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.