A subasta un Ferrari 375 MM Coupe Speciale de 1955 carrozado por Ghia

A subasta un Ferrari 375 MM Coupe Speciale de 1955 carrozado por Ghia

No solo es único, sino que también es el último Ferrari diseñado por Ghia


Tiempo de lectura: 3 min.

Ningún otro estudio de diseño italiano fue tan proactivo en la década de los 50 como Carrozzeria Ghia. Los diseñadores de Turín crearon innumerables coches futuristas, incluidos algunos de los que salieron de la fábrica de Maranello durante esa época. El Ferrari 375 MM que veis en pantalla fue uno de los 26 “bólidos rojos” firmados por Ghia.

A pesar de que la mayoría de los mortales no podríamos hacernos con uno, no hay ningún daño en mirar los antiguos coches de lujo, y RM Sotheby’s siempre tiene algo que ofrecer. De ahí han salido extraordinarios corceles, como este Ferrari 375 MM Coupe Speciale by Ghia, el cual será subastado próximamente en Monterey junto con este 250 GT Cabriolet Series I. No hay precio estimado, pero no dudamos que valdrá cada céntimo.

Según RM Sotheby’s, este coche fue el último Ferrari que salió de la mano de Ghia. Presentado por primera vez en el Torino Motor Show de 1955, tiene varias claves de diseño de la era aeroespacial, como un trabajo de pintura en dos tonos, una cola afilada inspirada en los en los nuevos jets y mucho cromo. Es como si alguien cogiese un Ferrari y un Cadillac Eldorado de los años 50 y los obligara a tener una noche de pasión. Es, ciertamente, un Ferrari diferente.

Ferrari 375 MM Coupe Speciale by Ghia (5)

Con número de chasis #0476 AM, este fue uno de los nueve cupés construidos sobre el esqueleto del Ferrari 375 MM y el único y último terminado por Ghia

Comparado con su homólogo diseñado por Pininfarina  –con unas líneas muy sensuales–, el Coupe Speciale de Ghia aportaba unas formas más masculinas gracias a un frontal plano de gran envergadura, nervios marcados y unas aletas traseras más afiladas. Es como un hot rod especialmente elegante. Su motor V12 de 4,5 litros con sus 340 CV asociado a una transmisión manual de cuatro velocidades proporcionaba las prestaciones de altos vuelos.

Para redondear su estética retro, hay un conjunto de diales analógicos circulares, llantas con radios de alambre y una gran dosis de detalles bañados en cromo. Este modelo en particular presenta todas sus insignias originales, así como un interior de cuero bellamente desgastado, con el volante de madera también original. La caja de cambios y el diferencial tampoco han sido reemplazados, pero fue repintado en el mismo esquema cromático “Salmón/Gris Antracita”.

Ferrari 375 MM Coupe Speciale by Ghia (11)

Este Ferrari 375 MM Coupe Speciale fue entregado a Robert Wilke, CEO de la compañía Leader Card, un antiguo patrocinador de la Fórmula Indy. Wilke fue el propietario del automóvil hasta que murió en 1970, manteniéndolo totalmente original, excepto por la adición de los cinturones de seguridad en 1969. Este cavallino rampante ha pasado por un total de ocho propietarios a lo largo de los años, el séptimo de los cuales restauró el V12 diseñado por Aurelio Lampredi.

Con solo 13.336 kilómetros, estará en la subasta de RM Sotheby’s en Monterrey durante la segunda semana de agosto (del 15 al 17) y, seguramente, se convertirá en la joya de la corona de la colección de algún entusiasta. Las siete cifras las tiene aseguradas.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

No me atrevo a llamarlo feuchillo (singular, en todo caso). Sí me atrevo a sospechar de esos solo 13.000 km con, nada más y nada menos, ocho propietarios presumiendo desde su ghiasiento.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.