Coche del día: SEAT 131

Coche del día: SEAT 131

En Italia reemplazó al 124, pero en España convivió con él y ocupó el lugar del 1430


Tiempo de lectura: 5 min.

SEAT, la Sociedad Española de Automóviles de Turismo, nació como una empresa estatal alimentada por el gobierno de Franco para, como en todos los gobiernos autoritarios, ofrecer una movilidad asequible a los españolitos de a pie de aquellos años. Gracias a eso, no tuvo rival en nuestro país durante muchos años, ni siquiera se permitió, y esto no es ninguna invención, que otras marcas originarias de España, pudieran crecer lo suficiente para que SEAT se viera afectada. Así, sin casi competencia, la firma española creció con rapidez gracias a las licencias que se había obtenido de FIAT.

Por si alguien todavía no lo sabe, todos los SEAT hasta casi los años 90, eran modelos de FIAT. Incluso la primera generación del SEAT Ibiza empleaba componentes de FIAT (plataforma del SEAT Ronda, algunos motores, suspensiones, frenos… ). No obstante, el hecho de poder fabricar modelos de la marca italiana bajo licencia, permitió que en España, se pudieran conducir modelos de cierto porte y evolución técnica, que de otra forma no se habrían podido ni desarrollar, ni vender en España. Principalmente, porque las importaciones estaban muy penalizadas y muchos países de Europa no tenían trato con nosotros.

Uno de los coches que más destacó en la producción de SEAT fue, sin duda, el SEAT 124. Sí, el 600 se convirtió en un icono social, pero el 124 representaba un salto monumental respeto a otros modelos que fabricaba la marca por aquellos años. Era un coche más grande, con más espacio interior, más confortable y por supuesto, más potente. Tras él llegó el SEAT 1430, un producto 100% nacional, sin réplica en FIAT; aunque se emplearán componentes italianos para su fabricación. Sin embargo, como ocurre con todos, estos coches acabaron con su vida comercial y tocaba cambio, un reemplazo que se llevó a cabo con el 131, tanto en FIAT como en SEAT, aunque en la española lo que hacía era reemplazar al 1430 y con el paso del tiempo, también al SEAT 132, al tiempo que convivió con el 124.

seat 131 familiar

El SEAT 131 salió al mercado en 1975 y se vendió hasta 1982. Respecto al 1430, era un coche grande, con mucho porte, tirando al segmento medio-alto y por ello, con un diseño más señorial, tanto exterior como interiormente. Técnicamente no era muy diferente a su antecesor, de hecho compartían la plataforma y disponía de un eje rígido trasero que fue criticado por la prensa de la época por no suponer una evolución frente al SEAT 124/1430. Que se presentara el SEAT 131 fue, en parte, una sorpresa para algunos, pues la marca española ya comenzaba a presentar ciertos problemas económicos, provocados por la llegada de rivales muy fuertes, que provocaron una caída de las ventas y una incapacidad de los directivos de aquel momento a poner remedio a un problema que acabaría con FIAT y SEAT separadas y la marca española en serios apuros.

No obstante, el SEAT 131 fue un éxito de ventas, a pesar de ser un coche con un precio algo más elevado que cualquier de los modelos más populares. El caso es que, cuando se puso a la venta, el 131 casi no tenía rivales en el mercado y no fue hasta la llegada del Renault 18, cuando el SEAT 131 encontró un rival a la altura. De todas formas, el 131 estuvo mucho tiempo en solitario, el R18 no llegó al mercado hasta casi los años 80, concretamente se lanzó en 1978, tres años después de la puesta de largo del SEAT 131.

La producción del SEAT 131 alcanzó las 100.000 unidades en febrero de 1977, apenas dos años después de comenzar sus ventas, siendo una clara muestra de su éxito. Hoy día, 100.000 unidades es poca cosa, pero hablamos de la España de finales de los 70 y comienzos de los 80, un coche de tipo medio-alto no tenía tanto tirón en el mercado nacional.

seat 131 diesel super

El SEAT 131 se ofreció, de primeras, con el motor del SEAT 1430, es decir, un cuatro cilindros de 1.430 centímetros cúbicos con 75 CV, acompañado de un motor que ofrecía, en aquel momento, muy buenas prestaciones, siendo hoy uno de los más populares entre los aficionados: el 1.6 biárbol con 95 CV. Este motor también se llegó a ofrecer con un cambio automático, original de General Motors, aunque sus ventas fueron meramente testimoniales. Y no debemos olvidar la “adaptación” para gasolina normal de los motores (básicamente, se instalaba una junta de culata más gruesa, que bajaba la compresión y también el rendimiento del motor, al mismo tiempo que se aumentaba ligeramente el consumo a igualdad de ritmo).

Para 1978, SEAT anuncia el 131 1800 CLX (107 CV), una versión que se podía considerar como la más deportiva del catálogo y que, además, no tenía réplica en el mercado. Estuvo muy poco tiempo en producción y, obviamente, es el más deseado entre los fanáticos del SEAT 131. Ese mismo año se presentó el SEAT 131 restyling, que también trajo a España la versión Supermirafiori.

Aunque los motores diésel no tuvieron su tirón comercial hasta que Audi lanzó los TDI, el SEAT 131 se ofreció con el motor diésel Sofim de 2.5 litros, que rendía 72 CV y se consideraba un coche con muy buenas prestaciones para ser diésel. Se ofreció en el Supermirafiori y en el familiar. En 1981 se puso en circulación el SEAT 131 2000 CLX (114 CV), que estrenó nuevos detalles estéticos que también se adaptaron al 1.600.

El adiós del 131 llegó con el Diplomatic, que presentaba un frontal con faros redondos (dos a cada lado) encajados en una nueva calandra y se equipaba con todos los opcionales que se ofrecían en el resto de versiones. Es un modelo muy raro de encontrar y uno de los más coleccionables. Cuando se detuvo la producción del SEAT 131, también supuso el adiós de SEAT a este segmento de mercado, que no volvió a tener un representante de la marca hasta la llegada del Exeo y además, este tampoco duró mucho en el mercado.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Sonia
Invitado
Sonia

Buenos días. Se produjo y se comercializó hasta el año 1984. El SEAT 131 es un derivado del Fiat 131 producido por SEAT bajo licencia entre los años 1975 y 1984. Modelo de notable éxito se llegaron a producir 412.948 unidades comercializadas como SEAT, aparte de las producidas para Fiat y TOFAŞ.

https://es.m.wikipedia.org/wiki/SEAT_131

Un saludo,

Sonia Sánchez
Tesorera Club SEAT 131

Screenshot_2022-09-15-11-30-17-683_com.android.chrome.jpg


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.