Coche del día: Volvo P1800

Coche del día: Volvo P1800

El coche de "El santo"


Tiempo de lectura: 3 min.

Nos encontramos con un bonito ejercicio de diseño, una creación de Volvo que se convirtió en objeto de culto en los años 60. Este deportivo sueco se gestó en 1959 y se presentó en el Salón de Bruselas de 1960, pero el inicio de la producción se retrasó hasta 1962 porque la marca sueca tenía ocupadas las líneas de montaje en la producción de otros modelos más comerciales. La nueva criatura se bautizó como Volvo P1800, teniendo posteriormente otras versiones.

Su carrocería salió del lápiz del joven sueco Pelle Pettersson, que trabajaba para Pietro Frúa, diseñador italiano que ya en la década de los 60 era sinónimo de buen gusto, ya que conducía personalmente el desarrollo de sus diseños hasta su misma presentación; como es fácil intuir, este P1800 tenía una línea elegante, original, fina y… latina.

Por entonces Volvo no tenía capacidad para construir este vehículo y durante los primeros años externalizó su producción en una compañía británica llamada Pressed Steel (fabricó las carrocerías) y el montaje final a la también británica Jensen. Después de la entrega de 6.000 unidades la compañía sueca tomó las riendas de todo el proceso debido a la pésima calidad de los acabados, y la producción se trasladó a la planta de Olofström (Suecia), mientras que el montaje se realizó en la planta de Lundby, en Göteborg (Suecia).

Se benefició mucho debido a la mítica serie televisiva “El Santo” , de la cual se emitieron un centenar de episodios y en la que compartía el protagonismo con el actor Roger Moore en el papel de Simon Templar, lo cual unido a una escasa producción y un elevado precio (como un Jaguar E de la época) elevó su estatus a objeto de culto

Se fabricaron cuatro versiones diferentes: P1800 (1961-1962), 1800S (1963-1969), 1800E (1970-1972) y 1800ES (1972-1973), esta última un Fastback. Sus corazones eran dos bloques con diferentes rangos de potencia; el primer bloque poseía una cilindrada de 1.780 cc con alimentación por carburador y tres niveles de potencia (100, 108 y 115 CV). El segundo bloque cubicaba 1.986 cc. con inyección electrónica y contaba hasta con cinco niveles de potencia (115, 118, 124, 130 y 135 CV). Resulta curioso que en su origen era una berlina animada por medio motor… ¡de camión!

Se movía gracias a una caja de cuatro marchas manuales, otra versión igual pero con superdirecta y una con tres marchas automáticas. Sus frenos eran de disco en el eje delantero y de tambores en el trasero pero posteriormente todos los modelos incluyeron discos en ambos ejes.

Su diseño va evolucionando pero conservó lo esencial de su encanto: un capó alargado terminado en una generosa calandra en forma de boca, un pequeño habitáculo en forma de cápsula y dos tímidos intentos de alerones sobre las aletas traseras con unos pequeños pilotos traseros y un tapón de gasolina cromados que le daban un toque de elegancia.

¿Quieres saber más? No te pierdas el completo artículo que hizo Pablo sobre el Volvo P1800.

COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.