Menu

Duelo de titanes: Honda NSX vs Honda Civic Type R

La aerodinámica y la ligereza se enfrentan a la tecnología y el par motor

Duelo de titanes: Honda NSX vs Honda Civic Type R

Un deportivo icónico de los años noventa versus compacto prestacional de última hornada; Honda NSX vs Honda Civic Type R. La industria, ya sea del motor de cualquier otro ámbito, está en continua evolución. Cosas que antes catalogábamos de impresionantes, hoy en día se nos presentan como normales o incluso vetustas. A medida que la turboalimentación, hibridación y electrificación va poco a poco poblando nuestras calles en mayor intensidad, los íconos del pasado comienzan a verse lentos.

Sin embargo, para demostrar si lo nuevo y “barato” es más rápido que la tecnología old school, el medio británico CarWow ha montado esta carrera de resistencia donde enfrentan un Honda Civic Type R con el deportivo por excelencia de la marca nipona: el NSX, concretamente una de las últimas unidades datada en 2005. Y es que a pesar de que el NSX se ha convertido en un coche de culto para todos los amantes del motor, el Civic Type R se está ganando el respeto de todos en cuanto a rendimiento se refiere; la estética ya es arena de otro costal.

Entonces, ya está organizado. El coche más nuevo es el más rápido podríamos pensar en un primer momento, ¿no? Como ya vimos en su día, el NSX produce 280 caballos de su motor VTEC y seis cilindros en V frente a los 320 CV del Type R. Sin embargo, el pacto existente entre fabricantes japoneses estaba llegando a su fin a principios de la pasada década, y bien cierto es que, aunque bajo homologación todos los deportivos del sol naciente salían de la cadena de producción con 280 CV, en la puesta en la calle desarrollaban más de 300 CV.

El nuevo Civic Type R, teóricamente, tiene la ventaja de una mayor potencia, ya que su motor turboalimentado de 2 litros ofrece más caballos y más fuerza en un rango más amplio de revoluciones. Sin embargo, está en una evidente desventaja a nivel de tracción. Cuando se acelera a fondo en el NSX, la parte posterior empuja hacia abajo y eso, combinado con la colocación del motor, hace que los neumáticos se peguen al suelo como pegamento. El Civic Type R hace lo contrario, perdiendo algo de agarre en la salida.

Las tres pruebas realizadas por los chicos de CarWow constan de una carrera de aceleración, una drag race lanzada y un test de frenado. Aerodinámica y ligereza vs tecnología y par

Es de esperar que el par motor compense, pero el anticuado motor VTEC atmosférico tiene otra clase de impulso, y ese es la razón por la cual le permite mantener a su joven pariente a una distancia prudente. Al final de la pista, el Type R recupera parte del terreno perdido, lo que sugiere que sí tiene un poco más de potencia. Hablando con honestidad, pensé que el Civic sería el ganador de la batalla visto lo visto durante los últimos años en comparativas de coches viejos vs coches nuevos.

El Honda NSX-R llegó a marcar en 2002 un tiempo de 7:56,73 minutos en el trazado alemán de Nürburgring, apenas unas décimas más lento que el Ferrari 360 Challenge Stradale en 2004. Por su parte, el Civic Type R marcó en 2017 el tiempo más rápido de un tracción delantera en el Infierno Verde, parando el crono en 7:43,80 minutos. Sin embargo, para conseguir la totalidad de los adeptos, el Civic Type R tendrá que batir al NSX cara a cara en la casa de Honda: Suzuka.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Piloto
Rest

Bueno, bueno, bueno… ha quedado claro que al abuelo se le tose lo justo, porque te pone en tu sitio echando leches.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.