Menu

Coche del día: Volvo C70 Coupe (I)

Un Volvo de película

Coche del día: Volvo C70 Coupe (I)

Desde la aparición del Volvo P1800, solamente hubo dos intentos por parte del fabricante sueco por ofrecer un cupé: el 262C y el 780, aunque estos dos podrían considerarse berlinas a las que eliminaron las puertas traseras. Por eso mismo en 1994 comenzó a gestarse el Volvo C70 Coupe, un digno sucesor para el P1800.

A principios de 1994 se formó un pequeño grupo para el desarrollo de este nuevo vehículo y Håkan Abrahamsson fue nombrado director del proyecto. Volvo tenía una experiencia escasa en el desarrollo de un producto de nicho como es un cupé, y tenían mucha prisa por llegar al mercado con él. Por eso optaron por colaborar con la empresa de ingeniería británica TWR, Tom Walkinshaw Racing, que ya estaba involucrada con el equipo de carreras de Volvo en el BTCC.

«Sin duda, este fue el proyecto más divertido en el que he estado involucrado», Håkan Abrahamsson, director de proyecto

Una gran parte del trabajo de diseño y desarrollo tuvo lugar en TWR, cerca de Oxford en Inglaterra. Volvo fue responsable de la estructura técnica básica y determinó qué características debería tener el automóvil. TWR fue responsable del diseño y ajuste de la producción. Un equipo de desarrollo completo trabajó en un enorme granero donde Tom Walkinshaw, el carismático propietario de TWR, tenía su colección de coches.

Volvo C70 Coupé

El grupo del proyecto recibió total libertad en cuanto a la configuración del nuevo C70, y el jefe de diseño Peter Horbury quería cambiar la idea de que el diseño de Volvo era angular y cuadrado. Cuando Ian Callum diseñador de TWR en aquel entonces (actual diseñador de Jaguar), mostró los bocetos del cupé, todos estuvieron de acuerdo: el diseño se mantendría casi sin cambios hasta la producción.

En total fueron 30 meses los que llevó desde su concepción hasta la producción, todo un récord gracias a la colaboración con TWR. El C70 se basó en el Volvo 850, teniendo la misma batalla, pero realizando los cambios suficientes para diferenciarse. De hecho su tamaño era muy similar, contando con 4.720 mm de largo, 1.820 mm de ancho,  1.415 mm de alto y 2.660 mm de batalla.

«Tiramos la caja pero mantuvimos el juguete dentro», Peter Horbury, director de diseño

Un cupé deportivo debía tener buenos motores. Por eso el C70 se lanzó exclusivamente con motores de cinco cilindros turbo. El motor más potente, 2.3 y 240 CV, se compartió con el Volvo 850R. Una versión más tranquila, 2.5 y 193 caballos se lanzó al mismo tiempo, y también hubo versiones de 2 litros que ofrecían 180 y 225 CV, respectivamente, para los mercados donde la cilindrada hacía subir los impuestos.

A pesar de que el C70 era en gran medida un automóvil emocional, donde el diseño mandaba sobre la función, había espacio suficiente para cuatro personas y su equipaje. Como todo buen Volvo, los niveles de seguridad eran altos, con un sistema de protección contra impactos laterales (SIPS), protección contra latigazos cervicales (WHIPS), pretensores de cinturón y airbags laterales.

Como curiosidad mencionar que en la producción cinematográfica de «El Santo» (1996), Simon Templar, interpretado por Val Kilmer, conducía el nuevo Volvo C70. La película fue filmada antes de que se presentara el C70, lo que significaba que requería mantener el secreto hasta que se lanzó el 30 de Septiembre de 1996 en el Salón de París.

Estuvo en producción desde 1996 hasta 2002, cuando cesó la producción de su versión cupé, habiendo fabricado 27.014 hasta entonces. Todo un éxito para la marca sueca, lo que animó a producir su segunda generación unos años después.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Matt
Invitado
Matt

Gestado en el granero de Tom, y luego nos reímos cuando Jeremy Clarkson dice «ese coche construido en un granero de Oxford». Al final no es un chiste inglés, si no un mensaje subliminal.

Es como la división de vehículos especiales de Lamborghini, un cobertizo en un chalé que no ocupa más de 300 metros cuadrados.

Pablo Mayo
Invitado
Pablo Mayo

Parece claro que para crear un buen coche no son necesarias grandes instalaciones, sino personas con un gran talento.

SergioQ4
Invitado
SergioQ4

Otro auto que no se puede creer que sea tan lindo, armónico y atemporal.

Raúl Andreo
Invitado
Raúl Andreo

Precioso, si ya el 780 de Bertone era bello este a mi gusto lo sobrepasó


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.