Coche del día: Volkswagen Golf GT 1.4 TSI (V)

Coche del día: Volkswagen Golf GT 1.4 TSI (V)

Volkswagen lo volvió a hacer


Tiempo de lectura: 4 min.

Cuando llegó la quinta generación del Volkswagen Golf (V o 1K), el compacto alemán se había convertido definitivamente en el punto de mira de todos. Algunos lo habían elevado a los altares y otros lo denostaron aduciendo que había sido un coche sobrevalorado con problemas de fiabilidad como plásticos que se pelaban, ventanillas que se desplomaban hacia el interior de las puertas o caudalímetros que limitaban la subida de revoluciones.

Fue por ello que la siguiente entrega de una saga que cumplía treinta años levantó una enorme expectación. Y con su presentación se volvieron a abrir debates donde los recelos cobraron más protagonismo que los quietos compradores que iban adquiriéndolo para convertirlo casi en silencio en un súper ventas. Lo chocante fue la evolución de estilo frente al anterior Golf (IV o 1J), el cual fue a su vez criticado por su continuismo respecto al Golf III o 1H.

El nuevo se asemejaba a los monovolúmenes en boca de algunos, pero el verdadero motivo de la polémica recayó en algo tan trivial como el color negro del plástico que cubría la parte baja de su paragolpes trasero, pasando inadvertidos los grupos ópticos redondeados en su zaga que sí supusieron cierta ruptura en lo estético.

https://www.youtube.com/watch?v=caIXdMIEzUI

Mecánicamente se apostó en los gasolina por la tecnología de inyección directa estratificada (FSI) que ya tuvo el Golf IV, con bloques 1.6 y 2.0, mientras que en diésel los TDI se centraron en el inyector-bomba de los 1.9 y 2.0. El GTI volvió a brillar con luz propia después de la oscura etapa de los GTI IV con el motor V5. Pero como en un buen Golf, debía de haber algo realmente llamativo y esto fue lo que supuso el lanzamiento del Volkswagen Golf GT 1.4 TSI, que no sólo recuperaban esas siglas, sino que se comenzaba a llevar al extremo eso que por entonces se fue conociendo como downsizing.

Y es que un 1.4 que llegaba a los 170 CV había sido casi impensable salvo para los ingenieros de la época que ya estarían maquinando las alternativas

Para el desarrollo del motor del GT se partió del FSI, sobre el cual se diseñó un nuevo bloque de fundición capaz de soportar presiones superiores y se le añadió un compresor volumétrico y un turbocompresor a la vez. Estos estaban conectados en serie, aunque el compresor no funcionaba continuamente, pues se desconectaba a 2.400 RPM si la carga ejercida sobre el acelerador no era muy fuerte, pero si se pisaba a fondo seguía funcionando junto con el turbo hasta llegar a 3.500 RPM.

Volkswagen Golf GT TSI 3

La elasticidad era otra de las virtudes de este bloque, estirándose hasta más allá de las 7.000 revoluciones, por lo que parecía que teníamos bajo el capó un atmosférico más que un motor turbo. Tampoco adolecía de falta de fuerza a bajas vueltas, con una curva de par tremendamente plana que aseguraba cierto poderío a cualquier régimen.

Su caja de de cambios de seis velocidades ayudaba a conseguir ese agrado de uso, permitiendo además rebajar consumos en autopistas. Porque el gasto de combustible era otro de los reclamos de este Volkswagen Golf GT 1.4 TSI, ya que prometía rebajar la media de consumo en tres décimas respecto al 2.0 FSI de 150 CV -7,3 l/100 km frente a 7,6-. Ni que decir tiene que sus prestaciones también mejoraban con respecto al atmosférico de mayor cilindrada, con una aceleración de 0 a 100 km/h un segundo inferior.

Quizá no parezca nada espectacular por los 20 CV extras y el turbocompresor, pero lo realmente portentoso en la época era la cilindrada y los milagros aún no existían. Sin embargo, el diseño de compresor + turbocompresor acabó siendo abandonado, y los TSI pasaron a ser simples motores turboalimentados, manteniendo las siglas.

Volkswagen Golf GT TSI 2

Lo que Volkswagen pretendía fue conseguido, pues trataba de llevar a la gasolina lo que había sido capaz de hacer con la llegada del TDI 110 de CV al Golf de tercera generación una década antes: aunar altas prestaciones y bajos consumos, pero esta vez repostando gasolina en vez de gasóleo, pues parecía que tras esos diez años el diésel no se podía exprimir más.

COMPARTE
Sobre mí

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Me gusta mucho la historia del automóvil y actualmente estoy creando una biblioteca personal dedicada, en exclusiva, a la historia del motor en España, sin olvidarnos de las motos que tanto servicio dieron en nuestra "vieja" España. También cuento con una enorme colección de material escaneado.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!