Menu

El Lamborghini Aventador SVJ ya está aquí

770 CV de potencia atmosférica en formato de despedida

El Lamborghini Aventador SVJ ya está aquí

Parecía complicado superar los registros del Aventador SV, pero Lamborghini lo ha conseguido con el nuevo SVJ, la última edición del Aventador antes de su despedida, así como de los V12 atmosféricos tal y como los conocemos dentro de la marca. El Aventador SVJ estará expuesto durante estos días en los que se celebra el Concours d’Elegance de Pebble Beach (California), la versión más extrema de toda la saga.

El nuevo Aventador SVJ se beneficia de una evolución de la tecnología Aerodinamica Lamborghini Attiva (ALA) inaugurada en 2017 por el Huracán Performante. El sistema consiste en una serie de alerones que operan de forma inteligente mientras se encuentran escondidos en la carrocería. Se cierran para crear la carga aerodinámica necesaria para mantener el coche pegado al asfalto durante los giros y se abren para reducir el arrastre aerodinámico y lograr una mayor velocidad máxima en las rectas; se abren y cierran automáticamente en una fracción de segundo.

«El reto para los diseñadores e ingenieros de Lamborghini era mejorar la esencia más pura del Aventador, aprovechando cada inspiración de una nave espacial para un conseguir un caza jet«, explicó el CEO de Lamborghini, Stefano Domenicali.

Lamborghini Aventador SVJ12

El hecho de haber construido el Lamborghini con la mejor aerodinámica hasta la fecha no ha impedido en absoluto que también se hayan efectuado mejoras a nivel mecánico. El bloque de doce cilindros en uve y 6.5 litros de aspiración natural ofrece en esta última iteración 770 CV a 8.500 revoluciones por minuto y 720 Nm a 6.750 vueltas. Eso son 30 CV más que el actual Aventador S. Todo el torrente de potencia se envía a las cuatro ruedas a través de una caja de cambios de siete velocidades ajustada específicamente para este modelo. Tanto la suspensión, como el control de tracción o el sistema de dirección total también ha sido ajustado por los ingenieros.

Sobre el papel, estas modificaciones le permiten hacer un 0 a 100 km/h en 2,8 segundos, un 0 a 200 km/h en 8,6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 350 km/h. Para controlar tales cifras es necesario un buen equipo de frenado. No se especifican muchos detalles, pero el 100 km/h a 0 lo hace en tan solo 30 metros de distancia, en gran parte ayudado por los neumáticos Pirelli P Zero Corsa desarrollados exprofeso para el SVJ. A nivel mecánico y de chasis, Lamborghini nos habla de una puesta a punto orientada al circuito: barras estabilizadoras un 50 % más duras y unos amortiguadores un 15 % más firmes con respecto al SV.

Con un tiempo de 6:44,97 minutos, el Aventador SVJ es el coche de producción más rápido sobre Nürburgring Nordschleife. Su relación peso/potencia es de 1,98 kg/CV

Lamborghini Aventador SVJ13

La aerodinámica ha sido cuidada hasta el más mínimo detalle. El SVJ se diferencia del “simple” S por unas aberturas de ventilación más grandes, un fondo plano con generadores de vórtices, un imponente difusor trasero que ha obligado a colocar las colas de escape más alto (como en el Huracán Performante) y el alerón trasero con tres puntos de anclaje. Según la marca, el apoyo aerodinámico es un 40 % superior al del Aventador SV. A bordo, pocos cambios hay. Mucha fibra de carbono y tecnología punta por doquier para reducir a la mínima expresión; tan solo son 1.525 kilos de masa en seco para mover.

Lamborghini solo construirá 900 ejemplares del Aventador SVJ, y es seguro suponer que buena parte de la producción ya ha sido vendida a coleccionistas y clientes leales que descubrieron el coche meses antes de que nosotros pudiésemos verlo. El precio para Europa es de 349.116 euros sin impuestos. Es decir, si incluimos el impuesto de matriculación de un 14,75% más el 21% de IVA, se nos queda en unos 471.300 euros. La producción tendrá lugar en la fábrica de Sant’Agata Bolognese, Italia, y las entregas comenzarán a principios de 2019.

Para los más sibaritas, la firma italiana ha comunicado que harán una serie limitada de 63 unidades del SVJ 63 -muy obvio-. Esta edición aún más exclusiva se caracteriza por incorporar un kit adicional de fibra de carbono y una librea específica. ¿Por qué 63 ejemplares? Tan simple y sencillo como que es el año de fundación de la compañía: 1963.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.