Coche del día: Suzuki Maruti 800

Coche del día: Suzuki Maruti 800

El primer "low-cost"


Tiempo de lectura: 3 min.

La elección del cada Coche del día no sigue ninguna pauta concreta, por lo que a veces ocurre que los que escribimos en esta sección hablemos de coches similares o tiremos de la misma marca en un corto periodo de tiempo. Por ello, y sin quererlo, en los últimos días ha coincidido que hemos recurrido a marcas premium, así que para contrarrestar, he decidido escribir hoy del que quizá fue el primer coche low-cost que conocimos en España.

Se trata del Suzuki Maruti 800 que se puso a la venta en nuestro país en 1993 con el principal reclamo de un precio muy bajo. Y como esta era su mayor baza, comenzaremos hablando de dinero. Costaba en la época 789.000 pesetas (8.700 euros de ahora) y la única opción disponible era el aire acondicionado (110.000 pesetas). Solo el Yugo 45 o el SEAT Marbella eran algo más baratos, mientras que un Fiat Cinquecento de 40 CV se iba ya a casi el millón.

Que fuese un coche tan económico podría deberse a su origen, pues no se trataba de un Suzuki normal, sino un modelo fabricado por la marca junto a Maruti en la India, y que llevaba a la venta un buen puñado de años con bastante éxito en aquellas tierras. Aquí se diferenciaba con respecto al resto de vehículos no solo en el mencionado precio, sino en su pequeño tamaño y su carrocería de cinco puertas, muy poco habitual.

Suzuki Maruti 800 1

Suzuki Maruti 800 (versión india)

Tenía una longitud de 3,3 metros, medía 1,44 de ancho y su altura era de 1,41 metros. Su distancia entre ejes se cifraba en 2.175 mm y las vías eran muy estrechas. Pese a sus contenidas dimensiones, ofrecía una habitabilidad digna y aún quedaba espacio para un maletero de 160 litros de capacidad (no muy lejos de la del Renault Twingo y sus formas de monovolumen).

En cuanto a la mecánica, montaba un bloque de tres cilindros y 796 cm3 que entregaba 34 CV a 5.200 RPM y un par máximo de 56 Nm. Aunque solo pesaba 640 kilos, las prestaciones no eran su fuerte. Unido a un cambio manual de cuatro velocidades, declaraba una velocidad máxima de 130 km/h (10 km/h menos que un Cinquecento o un Yugo).

No hubo datos oficiales de aceleración, pero podemos suponer tomando como referencias esos modelos, que estaría por encima de los 20 segundos en el 0 a 100 km/h. Era, por tanto, un coche eminentemente urbano con un consumo relativamente bajo, a tenor de su media de 6,2 litros en ciclo mixto.

Suzuki Maruti 800 2

Suzuki Maruti 800 (versión india)

En carretera abierta no solo le limitaba su potencia o la pequeña base de apoyo sobre la que se sustentaba, sino la sencillez de la arquitectura de su chasis y unos neumáticos estrechos, en medida 145 con llantas de 12 pulgadas. Una vez lanzado, el único problema provenía del alto nivel sonoro, pero a poco que nos enfrentáramos a un repecho o nos dispusiésemos a adelantar, el motor decaía y le costaba recuperar la velocidad.

Aunque recuerdo que se publicitó bastante en revistas del sector, el Maruti no fue un modelo popular en nuestras carreteras. Se le veía un coche anticuado, sobre todo si lo comparábamos con los recientes Twingo o Cinquecento, y la red de concesionarios no era muy extensa. A pesar de todo, no era un mal coche, y en la India se ha estado fabricando hasta hace unos pocos años, con una producción total de 2,7 millones de unidades.

COMPARTE
Sobre mí

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Adri
Invitado
Adri

La primera vez que veo uno en España ha sido hoy, en Tenerife. Por eso estoy aquí, me encanta como fan de suzuki que soy. Salu2.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.