Coche del día: Porsche C88

Coche del día: Porsche C88

Como fue con el KdF-Wagen de Ferdinand Porsche en su momento, el C88 también fue creado por la convocatoria de un gobierno


Tiempo de lectura: 5 min.

Recorriendo el Museo Porsche llama la atención la cantidad de proyectos en los que esta marca se ha embarcado a lo largo de la historia. En este sentido, entre el monoplaza McLaren MP4/2 responsable de ganar dos títulos de constructores y un todoterreno militar Küdelwagen de repente aparece un pequeño sedán de gama baja más atribuible a Hyundai que a la empresa responsable de los 956 de Grupo C. Se trata del Porsche C88 de 1994 y, aunque no lo parezca, bien podría ser uno de los coches más significativos para la definición de esta empresa. Y es que, aunque a priori parece que Porsche ha sido una marca poco versátil en sus creaciones, en realidad ha sido todo lo contrario.

Muy unida a los 911 herederos de los antiguos 356, ésta siempre ha apostado por los vehículos deportivos con el motor descolgado por detrás del eje trasero. La seña de identidad más característica en la mítica saga 911, acompañada desde los setenta por diversos modelos con vocación más popular y usable gracias al esquema de motor delantero y eje transaxle. Algo que fue polémico para los más puristas, aunque finalmente logró pleno reconocimiento por el mercado gracias a los 924, 944 y 968. Más allá de esto, en tiempos más recientes también vinieron los SUV, el cinco plazas – buscado desde los setenta – e incluso modelos de acceso como el Boxster.

No obstante, a pesar de esta indudable personalidad deportiva, Porsche siempre ha tenido una exitosa y menos conocida faceta como consultor tecnológico a través de Porsche Engineering. La vía de negocio por la cual ha colaborado con Mercedes, Audi e incluso SEAT en la puesta a punto de multitud de modelos. De esta forma, aunque tenemos a Porsche como una marca de alta gama en realidad muchos de sus productos se encuentran en vehículos populares, masivos y utilitarios. Justo a la forma y manera que quiso ser el Porsche C88. Un hecho que no debería sorprendernos, ya que la propia base de la casa de Stuttgart se encuentra en el sencillo KdF-Wagen. Un coche con el cual el Porsche C88 guarda bastante similitudes.

porsche c88 (2)

En realidad, éste es un coche extremadamente definitorio para Porsche ya que a pesar de su carácter deportivo a nivel financiero su rama de consultoría tecnológica es lo más interesante en la empresa de Sttutgart

Porsche C88, el coche del pueblo (chino)

Después de haber diseñado el revolucionario coche de carreras Sascha de 1922, mitos de la mecánica como el Mercedes SSK de 1928 e incluso automóviles eléctricos e híbridos en los comienzos de su carrera, durante el nazismo Ferdinand Porsche fue uno de los ingenieros más destacados en Alemania. Así las cosas, el propio Hitler confió en él para diseñar un automóvil popular y sencillo capaz de motorizar a las capas medias del país. De esta forma nació en 1938 el KdF-Wagen.

Obviamente, tras la Segunda Guerra Mundial había que romper amarras con el pasado. Así que éste fue rebautizado como Tipo 1 o Beetle para llegar a ser uno de los automóviles más influyentes y exitosos de la historia. De esta forma, aunque finalmente fue comercializado por Volkswagen y no por el estado nazi, el diseño original de Ferdinand Porsche cumplió con su objetivo práctico y masivo. Cualidades que también vinieron a definir el nacimiento del Porsche C88, presentado a la convocatoria internacional que a comienzos de los noventa realizó el gobierno chino buscando un automóvil barato y sencillo.

Todo ello con el objetivo de motorizar a las nuevas capas medias nacidas de la expansión económica impulsada por Deng Xiaoping y Jiang Zemin. Impulsores del concepto “ un país, dos sistemas ”, gracias al cual fue consolidándose la apertura al capitalismo internacional. Situación aprovechada por los grandes grupos automovilísticos europeos y americanos, conscientes del potencial que Asia tendría años después para sus negocios. Un contexto donde el Porsche C88 podría haberse vendido por millones de no haber sido clausurado repentinamente este concurso del gobierno.

porsche c88 (4)

Que el gobierno chino cerrase de repente aquella convocatoria privó a Porsche de un modelo que podría haberse vendido por millones, sin duda una gran oportunidad de negocio antes de la llegada de los SUV

Y es que, al igual que el KdF-Wagen en su momento, el C88 respondía con un lenguaje sencillo y económico a las necesidades de movilidad del momento. En este sentido, montaba un motor cuatro cilindros con 1,1 litros capaz de rendir hasta 68 CV. Además, respecto al diseño todo se enfocó en la practicidad y especialmente en la facilidad de construcción. Por todo ello, aún no siendo en absoluto un modelo similar a los 911, el Porsche C88 sí es extremadamente simbólico para la empresa alemana ya que nos da la medida de cómo ésta ha desarrollado de forma callada pero extremadamente rentable una oficina de ingeniería capaz de adaptarse a casi cualquier situación dada en el automovilismo contemporáneo. Un carácter heredado directamente de la versatilidad del propio Ferdinand Porsche.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.