Coche del día: Nissan Skyline GT-R NISMO Z-Tune (BNR34)

Coche del día: Nissan Skyline GT-R NISMO Z-Tune (BNR34)

No era un GT-R usado cualquiera, precisamente


Tiempo de lectura: 5 min.

El Nissan Skyline GT-R NISMO Z-Tune tenga posiblemente el honor de ser el mejor R34 que jamás se haya fabricado de manera oficial. Se tomó como base el GT-R V-Spec II y solamente se fabricaron 21 unidades en 2003. NISMO tuvo que buscar estas unidades entre coches de segunda mano, que además tenían que estar en perfecto estado, y comprarlos directamente a sus dueños. Los motivos de esta acción eran sencillos: por un lado, los R-34 ya no se vendían, y por otro, el deseo de celebrar el 20 aniversario de NISMO.

La obsesión por el máximo detalle y la calidad de Nissan se acercaba a la paranoia en este Z-Tune, convirtiéndose seguramente en la mayor obra maestra de NISMO hasta el momento

Sabiendo el grado de obsesión de los japoneses en lo referente al cuidado de sus coches (mayor aún en coches como los Skyline GT-R), era lógico pensar que los criterios de selección de estas 21 unidades tenían que ser muy estrictos: coches con 30.000 km como máximo, un estado mecánico en perfectas condiciones y una estética de serie 100 %. Al final se construyeron de forma artesanal dos prototipos y 19 unidades.

La lista de modificaciones era gigantesca, así que enunciaremos las más interesantes. Para comenzar todas ellas se pintaron en un color plata denominado Z-tune Silver (KIO). Después se les añadió un kit aerodinámico totalmente funcional, construido en plástico reforzado en fibra de carbono (CFRP). Este kit se materializó en unas inmensas aberturas de refrigeración en el paragolpes y en el capó, un difusor trasero y un alerón de tamaño gigantesco. Primaba la función sobre la forma, aunque si se añadía belleza a la máquina, mucho mejor.

Nissan Skyline GT R NISMO Z Tune 4

Aparte de la funcionalidad impregnada de una belleza agresiva, también se buscaba un aligeramiento de peso para conseguir mejores prestaciones. Los dueños de siete (u ocho, según las fuentes) unidades entregaron directamente sus joyas sobre ruedas a NISMO, con el deseo de convertirlas en máquinas únicas y especiales. Del resto de unidades se encargó la propia NISMO de conseguirlas. El motor ofrecía lo mejor de sí mismo a partir de las 5.000 RPM, empujando hasta superar las 7.500 RPM. El corte de la inyección se situaba en las 8.000 RPM.

Continuemos con las modificaciones. Para la construcción del árbol de transmisión se sustituyó el acero por la fibra de carbono, y a causa del posible uso de los coches en un uso intenso en track-days se dotó al diferencial trasero de dos radiadores con control electrónico para enfriar su aceite. Las llantas eran piezas de forja casi gemelas a las utilizadas en el Campeonato Japonés de Turismos GT500; estaban fabricadas por RAYS y se denominaban LM GT4 GT500 Model.

Estas preciosas llantas iban calzadas con las mejores gomas que podían adquirirse en el momento, unos Bridgestone Potenza REO1R de dimensiones 265/35 R18

Pero la auténtica magia de su transformación la encontramos bajo su capó. El motor RB26DETT de serie de 2,6 litros y seis cilindros en línea se sustituyó por otro de 2,8 litros biturbo y seis cilindros, conocido por el sencillo nombre de Z2. Su bloque se desarrolló a partir del Z1, un bloque experimental que aprovechó la experiencia de NISMO en el campeonato GT500 nipón y en la prueba de resistencia de Le Mans. Dicho bloque contaba con importantes refuerzos en su estructura, y sus componentes internos eran forjados, con unos niveles de tolerancia muy bajos comparados con los bloques de los Skyline de serie.

Nissan Skyline GT R NISMO Z Tune 3

El embrague también estaba reforzado; denominado SUPER COPPERMIX TWIN, resistía hasta 600 CV de potencia y 600 Nm de par máximo. Su sistema de admisión se adoptó también de la competición. El turbocompresor alcazaba unos valores de al menos 500 CV y 500 Nm de par, con lo cual la resistencia del embrague estaba asegurada, aunque es sabido que estos valores tienden a ser conservadores. Su presión de soplado era de 1,6 bares, y se desarrolló de forma específica para el vehículo por la empresa IHI.

También se modificó el sistema de refrigeración y escape, sustituido por otro de tipo ad hoc de mucho mejor rendimiento. La suspensión se modificó igualmente, con dureza y altura regulables. Se rediseñaron las barras estabilizadoras y se añadió una barra de refuerzo y unión entre las dos torretas de la suspensión. Esta suspensión fue diseñada por Sachs. Se aumentó su ancho de vías en 15 mm, así como los guardabarros, y se reforzó los puntos más críticos del chasis con soldaduras adicionales. Brembo firmaba el equipo de frenos., con discos ventilados y pinzas de seis pistones delante y discos ventilados detrás con pinzas de cuatro pistones, acompañados de ABS.

Como era de esperar, sus prestaciones son de infarto. Los 100 km/h desde parado los alcanzaba en menos de 4 segundos, y en 10 segundos se cepillaba el cuarto de milla (400 m). La velocidad máxima superaba los 320 km/h. No era un vehículo apto para conducir por unas manos cualesquiera, a pesar de la seguridad que ofrecía su sistema de tracción total. Era un auténtico misil sobre ruedas, con unos niveles de seguridad altísimos, pero que al mismo tiempo requería un nivel de concentración muy elevados para aprovechar al máximo el rendimiento de su mecánica.

Nissan Skyline GT R NISMO Z Tune 2

Si tienes más de medio millón de euros puedes conseguir uno, siempre y cuando encuentres un dueño que quiera venderlo.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Luis Blázquez
Invitado
Luis Blázquez

Confieso que me encanta de este coche. Un auténtico lobo con piel de lobo que podía codearse con lo mejor de Europa.

En uno de los episodios de Best Motoring se puede ver una buena reseña del coche. El audio está en inglés, pero merece la pena echarle un vistazo.


Pablo Mayo
Editor

Maquinón analógico como ya no se fabrican.

AlexLogan
Invitado
AlexLogan

Yo cambiaría cualquier super-auto sin dudarlo por uno de esos Z-Tuned, para mi el R34 GT-R es el mejor auto que el mundo ha conocido, y uno modificado por Nismo es simplemente el santo grial, es impresionante el precio que han alcanzado estos autos, y mas que seguro que van a subir mas teniendo en cuenta que en USA ya se pueden conseguir de forma legal al ser un auto de 20 años (El R34 GT-R común y sus variantes), no van a dar abasto, si antes no soltaban un R34 GT-R normal por menos de 100.000 dolares (en Japón,… Leer más »


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.